23 Oct 2019 - 2:49 a. m.

Abortar en Colombia: entre los prejuicios y la pesadilla burocrática

A pesar de que la interrupción del embarazo es legal en tres causales, existen 1.129 procesos judiciales contra mujeres por estos casos. Gran parte de los principales acusadores son sus propios médicos.

Helena Calle / @helenanodepatio

Emma quería ser madre. Cuando tenía diez semanas de embarazo, a finales de 2017, acudió a la clínica varias veces por un extraño sangrado vaginal, pero cada vez que iba le decían que solo debía reposar. Cuando cumplió veinte semanas, recibió una noticia que le cambió la vida. Los mismos médicos que antes le dijeron que no había problema ahora le comunicaban que su hija nacería con un severo trastorno psicomotor, y que si sobrevivía, la niña viviría unas pocas horas. Decidió entonces que no podía continuar con el embarazo.

En Colombia el aborto es legal bajo tres causales: si el embarazo representa un peligro para la vida o la salud de la mujer —incluida la salud mental—, si existe una grave malformación del feto que haga inviable su vida y si el embarazo es resultado de una violación. Así lo estableció la Corte Constitucional en la sentencia C-355 de 2006. Pero la Empresa Promotora de Salud de Emma no aprobaba el procedimiento, a pesar de que ella presentó todos los certificados médicos realizados.

Comparte: