Publicidad

Ahora la cara revela la edad

Científicos crearon un algoritmo que, a partir del ancho de la boca, el grosor de la nariz o la curvatura de los ojos, permite saber los años de una persona.

Redacción Salud
31 de marzo de 2015 - 10:39 p. m.
Modelos de rostros en 3D utilizados en la investigación. / El País de España
Modelos de rostros en 3D utilizados en la investigación. / El País de España

Investigadores del Laboratorio de Biología Computacional de Shanghái, con el profesor Jing-Dong Han a la cabeza, demostraron que los rasgos faciales sirven para identificar la edad fisiológica de una persona.

La edad fisiológica difiere de la edad cronológica. La primera informa el estado funcional del organismo y se estima con parámetros sanguíneos. Aunque es importante para la prevención de ciertas enfermedades, hasta ahora no existía ningún marcador fiable. En cambio, la segunda se refiere al tiempo transcurrido desde el nacimiento hasta la muerte.

El equipo ha descubierto que las personas menores de 40 años pueden tener una edad fisiológica seis años mayor o menor que la cronológica. Esta diferencia es más evidente cuando superan esa barrera de edad. La información fue confirmada por los análisis de sangre que se efectuaron a los participantes.

Los resultados fueron publicados en el último número de la revista Cell Research, que reflejó la relación entre las características de la cara y el envejecimiento. “A pesar de la estrecha relación entre las características morfológicas faciales y los indicadores de salud en la sangre, los rasgos faciales son biomarcadores de envejecimiento más fiables que los perfiles sanguíneos y pueden reflejar mejor el estado de salud general que la edad cronológica”, aseguró el documento de la investigación.

El procedimiento se efectuó a partir del análisis de 322 rostros de chinos en edades comprendidas entre los 17 y los 77 años para generar mapas 3D. De esta forma identificaron ciertos rasgos faciales cuantificables que permiten determinar la edad. De hecho, es el primer mapa completo de la geometría de la cara en proceso de envejecimiento que será utilizado para construir un algoritmo que predice la edad de las personas.

Las máquinas pueden analizar cientos de parámetros geométricos de forma simultánea, pero el equipo chino determinó que existen cuatro tipos de rasgos faciales que resultan delatores: la amplitud de la boca, la anchura de la nariz, la distancia entre la boca y la nariz y la caída de los ojos en forma más pronunciada aumentan a medida que las personas envejecen. Con este tipo de datos los investigadores trazaron un modelo para predecir la edad.

De acuerdo con el estudio, el envejecimiento está asociado con muchas enfermedades complejas. Por eso, la predicción del proceso de envejecimiento es importante para evaluar los riesgos de las enfermedades relacionadas en tanto se incrementa la edad. De ahí que el estudio estuviera motivado por “la necesidad de encontrar un marcador del envejecimiento simple y fiable para evaluar el riesgo de las enfermedades asociadas a la edad”, según dicen.

Por ahora, el estudio se ha centrado en personas de etnia china. Queda entonces pendiente investigar si estas tendencias se producen también en otras culturas.

Por Redacción Salud

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar