Publicidad

Dragones domésticos y su conexión con una rara cepa de Salmonella en EE. UU.

Un brote inusual en Canadá y EE. UU. vinculó a estos populares lagartos a esa enfermedad. Los científicos rastrearon el origen hasta un proveedor común en Asia.

27 de enero de 2024 - 05:35 p. m.
Los investigadores de salud pública locales visitaron cada tienda donde las personas compraron sus mascotas. /Getty.
Los investigadores de salud pública locales visitaron cada tienda donde las personas compraron sus mascotas. /Getty.
Foto: Getty Images - Getty Images

En junio de 2022, las autoridades de Canadá notaron dos casos de un raro tipo de Salmonella ( Salmonella enterica serovar Vitkin, Salmonella Vitkin) reportados por una unidad de salud pública local. Ambos casos estaban relacionados y las fechas de inicio estaban separadas por 4 semanas, lo que sugería una exposición común. No se habían reportado casos de Salmonella Vitkin en Ontario ni en ningún otro lugar de Canadá durante al menos 14 años antes de estos 2 casos. Dada esta rareza, la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC, por sus siglas en inglés) comenzó a investigar. Lo que encontraron es muy interesante.

Los científicos se contactaron con colegas de Estados Unidos (CDC) para explorar si en ese país se había identificado algún caso reciente de Salmonella Vitkin, como en efecto después confirmaron. Ambas agencias se pusieron manos a la obra. Los pacientes canadienses habían informado haber comprado dragones barbudos en 2 tiendas de mascotas diferentes en Ontario, y los pacientes de EE. UU. informaron compras en 4 tiendas de mascotas diferentes de EE. UU. y una fuente en línea. Los dragones barbudos, pertenecientes al género Pogona, son lagartos originarios de Australia que han ganado gran popularidad como mascotas exóticas. Su nombre común se deriva de las proyecciones espinosas en su garganta que despliegan cuando se sienten amenazados, formando una especie de “barba”. Su piel está adornada con escamas y espinas.

Son conocidos por ser relativamente dóciles y pueden domesticarse para interactuar con sus dueños. Pueden mostrar comportamientos interesantes, como hacer una especie de “ola” con su pata, y son observadores activos. Son considerados como mascotas relativamente fáciles de manejar y cuidar, especialmente en comparación con otras especies de reptiles. Su comportamiento tranquilo y su tamaño moderado los hacen atractivos. ¿Qué tiene que ver esto con los casos de Salmonella? Ambas tiendas de mascotas de Ontario donde los pacientes compraron sus mascotas eran abastecidas por un único proveedor intermediario común, que importaba dragones barbudos de varios proveedores, incluido uno ubicado en el sudeste asiático. (Puede ver: Navegando sin capitán: la crisis del INVIMA)

Este proveedor intermediario informó que no enviaba dragones barbudos desde o hacia los Estados Unidos y que había dejado de importar reptiles del proveedor internacional a fines de 2021. Las tiendas de mascotas de EE. UU. fueron abastecidas por 1 de 3 proveedores intermediarios comunes, 1 de los cuales compró dragones barbudos del mismo proveedor internacional. El contacto con dragones barbudos fue el origen de este brote, que afectó desproporcionadamente a los bebés y provocó enfermedades graves: casi el 40% de los pacientes informaron hospitalización. “Es probable que muchos bebés estuvieran expuestos indirectamente a la infección por la ropa o las manos contaminadas de los cuidadores o por el contacto con superficies ambientales contaminadas dentro del hogar”, dicen las agencias de salud en un estudio.

Los reptiles pueden portar Salmonella spp. en su tracto gastrointestinal sin mostrar signos de enfermedad y pueden eliminar las bacterias de forma intermitente en sus heces. Las personas pueden enfermarse con infecciones por Salmonella si tienen contacto directo o indirecto con reptiles o su entorno, particularmente si no se lavan las manos después de manipular o cuidar a sus reptiles o si no limpian y desinfectan las superficies contaminadas. Algo interesante es que los dragones barbudos cautivos tienen tasas más altas de portación de Salmonella en comparación con los que se encuentran en estado salvaje.

Esto es así, explican los científicos, porque el estrés puede aumentar la frecuencia de la eliminación de Salmonella. “La conciencia y la consideración de las medidas que pueden tomar los propietarios y criadores de dragones barbudos para reducir los factores estresantes (como evitar el hacinamiento durante el transporte y la provisión de espacio adecuado y elementos de enriquecimiento dentro de los recintos) podrían, en teoría, reducir la eliminación de Salmonella y la posterior exposición humana”, escriben los científicos. Y advierten: “Si los dueños no son conscientes de que sus reptiles pueden portar y eliminar Salmonella spp. es posible que no tomen las medidas preventivas adecuadas, lo que aumenta el riesgo de enfermedades entre los miembros del hogar, incluidos aquellos que no tienen contacto directo con los reptiles”. (Puede ver: Incautan alcohol de contrabando en una bodega en Cali)

👩‍⚕️📄¿Quieres conocer las últimas noticias sobre salud? Te invitamos a verlas en El Espectador.⚕️🩺

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar