23 Apr 2017 - 6:56 p. m.

El adolescente que ingenió un código para ayudar a los cirujanos

El joven británico propuso un sistema de mensajes, instalado al interior del cuerpo, para que los médicos identifiquen qué operaciones han tenido sus pacientes en el pasado.

Redacción salud

El código de mensajes, que usaría nudos de alambre, sería instalado en el esternón después de una cirugía cardiotorácica.  / VIRIN
El código de mensajes, que usaría nudos de alambre, sería instalado en el esternón después de una cirugía cardiotorácica. / VIRIN

Ben Wald, tiene 16 años y vive en Inglaterra. Luego de pasar unos meses en el Barts Hospital de Londres, donde hace una práctica preparatoria para entrar a la Universidad, se percató de un problema: que, en situaciones de emergencia, los cirujanos no pueden saber qué procedimientos han tenido antes sus pacientes. "Noté cómo en un caso en el que no había historial médico había confusión y un poco de incertidumbre", dijo Ben al diario londinense The Evening Standard.

Fue así como, discutiendo con su padre, el cardiólogo David Wald, ingeniaron una manera de hacerle saber a los cirujanos qué operaciones han tenido sus pacientes. Se trata de un código de mensajes, instalado al interior del cuerpo, que mostraría a los médicos el historial clínico de los pacientes. “Vi que quizás se podrían usar los alambres, cambiándolos de forma, para contar a los cardiólogos del futuro lo que había pasado en la operación original", le explicó al diario.

El código, que usaría nudos de alambre, sería instalado en el esternón después de una cirugía cardiotorácica. La idea es que, dependiendo de cómo se vea la posición del atado, los médicos descifren los procedimientos realizados a los pacientes anteriormente. 

Por ejemplo, según le contó Ben a la BBC, los alambres más cercanos a la clavícula estarían apuntando hacia arriba para indicar que se está utilizando este código. Así como los demás nudos apuntarían hacia abajo, a la izquierda o a la derecha, dependiendo de las cirugías que el paciente haya tenido en pasadas ocasiones.

Gracias a esta innovación, un problema común entre los médicos podría ser resuelto. "He usado el código y es fácil de aplicar", dijo un cirujano del Barts Hospital al diario londinense. El nuevo código, que ganó un premio a la innovación en la Sociedad para las Cirugías Cardiotorácicas, será presentado este año en la conferencia de la Sociedad Británica Cardiovacular para analizar futuras opciones de oficializar el método.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.