21 Mar 2021 - 2:00 a. m.

El esfuerzo por traducir las matemáticas de la pandemia

Un grupo de casi 30 investigadores, liderados por la Universidad EAFIT, creó una plataforma que permite a cualquier colombiano acceder a los complejos modelos matemáticos y hacer pronósticos de lo que sucederá con el COVID-19.
La profesora María Eugenia Puerta líderó el proyecto en el que participaron economistas, matemáticos, epidemiólogos y científicos.
La profesora María Eugenia Puerta líderó el proyecto en el que participaron economistas, matemáticos, epidemiólogos y científicos.

Desde que empezó la pandemia ha sido usual encontrar en redes sociales decenas de gráficas sobre lo que está sucediendo en diferentes ciudades de Colombia. Con frecuencia, algunos usuarios publican apreciaciones sobre las medidas que se deben tomar o no según el avance del COVID-19. Otros se limitan a mostrar los datos que recopila el Gobierno y a dar una que otra opinión. Aunque la mayoría intenta hacer un esfuerzo por divulgar y tratar de entender el curso de la epidemia, es difícil seguirles la pista y descifrar quién tiene la razón. Como decía un editorial The Lancet en los primeros meses del 2020, el mundo se enfrenta a un escenario en el que “las imprecisiones se pueden perpetuar en redes sociales y medios”. Eso, apuntaba, “pone a la salud pública en una constante desventaja”.

Una manera para no perderse entre las tablas, los datos y las gráficas era tratar de iniciar una alfabetización en el mundo de los números y la epidemiología. Las noticias del coronavirus, señalaba el divulgador Patrick Honner en The New York Times, inevitablemente están llenas de matemáticas y estadística. Otro camino era hallar una forma sencilla y confiable que permitiera traducir las ecuaciones y la relación entre las muchas variables que empezaban a aparecer a medida que se incrementaban las infecciones y cerraban las ciudades.

No era fácil encontrar alguna de las dos opciones durante los primeros meses de pandemia. Pero, a medida que pasó el tiempo, empezaron a aparecer algunos esfuerzos por acercar la ciencia a los ciudadanos y ayudarles a comprender la complejidad de lo que estaban viviendo. En Colombia, uno de ellos estuvo liderado por investigadores de la Universidad EAFIT de Medellín. Tras ocho meses de intenso trabajo, crearon una plataforma que ha ayudado a resolver de manera simple varias de las complejas inquietudes que han surgido desde que fue identificado el coronavirus.

Se trata, como ellos mismos señalan, de un espacio que permite visualizar y analizar datos con modelos matemáticos que ayudan a “entender las relaciones complejas que existen entre la epidemia, el sector de la salud, la sociedad y la economía”. Math COVID la llamaron y se puede consultar en www.epidemiologia-matematica.org.

En ella, quien lo desee, puede navegar en once módulos que muestran de manera muy simple cuál podría ser el comportamiento del coronavirus, qué efectos podrían tener ciertas medidas de salud pública o cuáles serían sus consecuencias en la economía o ciertos sectores sociales. También se pueden observar los sentimientos de los colombianos a partir de lo que expresan en Facebook o Twitter y los mapas de riesgo de los municipios y departamentos del país.

“Lo que buscábamos era poner al clic de todos los usuarios este conocimiento, que en muchas ocasiones suele quedarse en un artículo científico. Pero que esta información esté disponible ayuda a tomar mejores decisiones. Tener a la mano estos instrumentos puede contribuir a comprender que todos somos protagonistas y que todos tenemos que aportar para evitar nuevas olas de casos”, cuenta la profesora María Eugenia Puerta, líder del proyecto.

Puerta es doctora en Ciencias Matemáticas y lleva varios años ayudando a entender fenómenos epidemiológicos con herramientas de modelación matemática. Dengue y zika son algunas de las enfermedades con las que ya había trabajado junto con investigadores de otras disciplinas y diversas universidades. Para esta ocasión, reclutó a casi treinta personas de áreas muy diversas (matemáticas, epidemiología, inteligencia artificial, economía o computación científica) y se juntaron para elaborar modelos que permitieran hacer evaluaciones y pronósticos sobre lo que sucede con el COVID-19 en el país.

Saltándonos las complejas ecuaciones que los soportan, esos modelos, desarrollados en tiempo récord, permiten, por ejemplo, plantear diferentes escenarios de según el comportamiento de diferentes variables. Uso del tapabocas, probabilidad de salir a la calle, probabilidad de entrar en cuarentena o número de interacciones promedio son algunas de las que se pueden mezclar para observar lo que podría suceder en los próximos días o semanas.

Como explica Silvana Zapata, epidemióloga del equipo, se pueden hacer pronósticos de diez días y observar cuáles son los efectos colaterales. “De alguna manera, es una forma de prevenir lo que puede suceder en un futuro cercano. Lo más valioso es que es de acceso gratuito y está disponible para el que la quiera consultar. Además, está adaptada a nuestro contexto y es un modelo que fue calibrado con pruebas de especificidad y sensibilidad. Es muy acertado”.

Este trabajo ha sido útil para que quienes deben adoptar medidas en diferentes puntos de Colombia lo hagan con base científica. “Varios municipios han usado nuestra plataforma para simular qué podía suceder en sus territorios y cuáles podrían ser las consecuencias de sus medidas”, complementa Puerta. “Les ayudamos a traducir la complejidad de los modelos matemáticos para que ellos puedan tomar mejores decisiones”.

Comparte: