Publicidad
2 Dec 2022 - 3:45 p. m.

Estrés de la pandemia aceleró el envejecimiento del cerebro en los adolescentes

Un nuevo estudio detectó cambios estructurales en el cerebro de los adolescentes y una edad cerebral más avanzada tras los factores de estrés de la pandemia del covid-19.
Si bien se conocía los efectos negativos de la pandemia en la salud mental de las personas, no se había estudiado los cambios en el cerebro. / Getty Images
Si bien se conocía los efectos negativos de la pandemia en la salud mental de las personas, no se había estudiado los cambios en el cerebro. / Getty Images
Foto: Getty Images - Eoneren

Los factores de estrés relacionados con la pandemia han alterado físicamente los cerebros de los adolescentes, según un estudio de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, publicado en la revista ‘Biological Psychiatry: Global Open Science’.

Tras comparar las resonancias magnéticas de 163 niños tomadas antes y durante la pandemia, los investigadores notaron cambios en la estructura del cerebro, entre ellos: grosor o espesor cortical reducido, mayor volumen del hipocampo y la amígdala, y una edad cerebral más avanzada.

(Lea: Estos son los temas relacionados la salud que visibilizó la pandemia)

“Ya sabemos, gracias a la investigación global, que la pandemia ha afectado negativamente a la salud mental de los jóvenes, pero no sabíamos qué estaba haciendo físicamente en sus cerebros, si es que estaba haciendo algo”, dijo Ian Gotlib, profesor de Psicología David Starr Jordan en la Facultad de Humanidades y Ciencias, autor del estudio.

Si bien el cerebro sufre cambios en su estructura a medida que envejecemos, los adolescentes que experimentaron los factores de estrés de la pandemia tienen un proceso de desarrollo más acelerado.

“Si su cerebro sigue siendo permanentemente mayor que su edad cronológica, no está claro cuáles serán los resultados en el futuro. En el caso de una persona de 70 u 80 años, cabría esperar algunos problemas cognitivos y de memoria basados en los cambios del cerebro, pero ¿qué significa para un joven de 16 años que su cerebro envejezca prematuramente?”, sostiene Gotlib.

(Lea también: “El cambio es sin pólvora”: la campaña para evitar quemados durante diciembre)

La investigación afirma que las medidas tomadas para evitar la propagación del covid-19 en el mundo, que incluía el aislamiento, influyeron en los problemas de salud mental de internalización como miedos, fobias, tristeza, preocupación e inestabilidad del estado de ánimo.

Por lo tanto, la pandemia no solo parece “haber empeorado la salud mental y acelerado el envejecimiento del cerebro en los adolescentes, sino que también plantea desafíos importantes para los investigadores que analizan datos de estudios longitudinales de desarrollo normativo que fueron interrumpidos por la pandemia”, indica el estudio.

Jonas Miller, otro de los investigadores, señala que “la adolescencia ya es un periodo de rápida reorganización en el cerebro, y ya está vinculada a mayores tasas de problemas de salud mental, depresión y conductas de riesgo. Ahora se produce este acontecimiento global, en el que todo el mundo experimenta algún tipo de adversidad en forma de alteración de sus rutinas diarias, por lo que podría darse el caso de que los cerebros de los chicos que tienen 16 o 17 años, hoy no sean comparables a los de sus homólogos de hace unos años”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.