Publicidad
23 Feb 2022 - 2:46 a. m.

Estrés postraumático, una intervención prometedora

Una investigación en la que participaron psiquiatras y psicólogos colombianos y que fue publicada en “The International Journal of Child Abuse & Neglect” muestra un camino para reducir los síntomas de estrés postraumático.

Ariel Alarcon Prada*

Opinión - Miniatura
Opinión - Miniatura
Foto: El Espectador

Los niños, niñas o adolescentes con repercusiones psiquiátricas por haber sido víctimas de la violencia o negligencia tienen esperanza de vivir una vida normal gracias al descubrimiento de un equipo internacional de psiquiatras y psicólogos liderado por el psiquiatra colombiano Elkin LLanez Anaya de la Universidad de Santander y la psicóloga colombo francesa Susana Roca-López, de la Fundación Inocencia en Peligro.

La que ha sido considerado para muchos una de las publicaciones más importantes de la psiquiatría colombiana de este siglo, el doctor LLanez Anaya y la doctora Roca-López, al frente de un equipo de investigación internacional, que contó, entre otros, con la participación de la doctora Perla Kaliman y el doctor Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin, afirman, respaldados por sólidas estadísticas que, adolescentes colombianos (o de cualquier lugar del mundo) víctimas de la violencia, o que han sido descuidados, abandonados, maltratado o abusados, pueden ser significativamente rehabilitados psicológicamente gracias a una original intervención intensiva, grupal, multimodal que había sido diseñada y puesta en práctica por Roca-López 10 años atrás. El grupo internacional de investigación la puso a prueba con un grupo de adolescentes en Bucaramanga, Colombia, la evaluaron rigurosamente y comprobaron que funciona.

Su trabajo, publicado en el número de diciembre de 2021 de la prestigiosa revista “The International Journal of Child Abuse & Neglect” (órgano oficial de la Sociedad Internacional para la Prevención del Abuso y el Descuido Infantil, con sede en Denver, Estados Unidos) y que será presentado en un panel especial dentro del congreso regional de la Asociación Mundial se Psiquiatría y la Asociación Colombiana de Psiquiatría en Cartagena este 23 de Febrero, ha llamado la atención y llenó de entusiasmo y optimismo a los expertos.

La creativa intervención a la que el equipo investigador llevó a 22 adolescentes, 13 a 16 años, bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (que avaló, apoyó y supervisó el proyecto), provenientes de diferentes instituciones de Bucaramanga, consiste en una semana de campamento terapéutico intensivo, en el que adolescentes con estrés postraumático conviven estrechamente en un espacio seguro creado por un equipo multidisciplinario de psicólogos, psiquiatras, artistas, terapeutas EMDR, pedagogos y cuidadores del ICBF. Allí desarrollan paulatinamente una serie cuidadosamente planeada y articulada de actividades lúdico-terapéuticas que incluyen un suave despertar musical, yoga, mindfulness, artes plásticas, música, danza, teatro y EMDR grupal e individual, así como una dieta sana y mucho esparcimiento al aire libre, entre otras.

Comparadas con un grupo control, las adolescentes que participaron en el campamento redujeron significativamente los síntomas de estrés postraumático e incrementaron sus capacidades de estar alertas y tranquilas (mindfulness). En una segunda etapa del estudio, a cargo de la doctora Perla Kaliman y su laboratorio de biología molecular en la Universidad de Wisconsin, próxima a ser publicada, se están analizando las repercusiones epigenéticas de la intervención sobre los genes que regulan las respuestas del estrés de las adolescentes, de las que ellos tomaron una muestra de su saliva antes y después del campamento. Los resultados parciales de estas complejas pesquisas moleculares parecer ser alentadores.

Estos resultados son muy estimulantes para muchos grupos urgidos por encontrar métodos eficaces que reversen las consecuencias desastrosas y permanentes para las mentes en desarrollo, que han sufrido experiencias adversas de la infancia (EAI), tales como la negligencia, el abandono, el maltrato físico, psicológico o sexual, convivir en un ambiente violento, con personas adictas, el maltrato a la madre, el divorcio, la muerte o la encarcelación de uno de los dos padres.

Se calcula que en el mundo hasta mil millones de niños de edad 2–17 años experimentan violencia física, sexual o emocional o negligencia cada año (Roque-López y cols., 2021). “En Colombia las cifras de maltrato infantil son alarmantes, particularmente en contextos rurales o asociados con la violencia que se vive en el país. Entre 2008 y 2012 se estimaron 48.915 casos de violencia sexual contra menores de edad; mientras que en 2013 el Instituto nacional de medicina legal y ciencias forenses reportó que el 14.2% de los 68.230 casos de violencia intrafamiliar, corresponde a violencia en niños. Sumado a esto, la Unicef y el ICBF reportaron 5.417 niños desvinculados de grupos armados”, según Castillo Martínez y Cols (2017).

Lo cuenta ⎯citando fuentes de informes de la Unicef y el Instituto de Medicina Legal de Colombia⎯ el doctor Alejandro Castillo Martínez y su grupo de investigación de la Fundación Valle de Lili y la Universidad ICESI de Cali, en un estudio sobre la prevalencia de EAI en una muestra de pacientes con enfermedad crónica publicado en el 2017 en la revista MEDICINA U. P. B. de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín.

En ese estudio, el doctor Castillo Martínez y su grupo encontraron que el 64% de la población estudiada presentó por lo menos 1 EAI, mientras que el 23% presentó 4 o más. Las niñas de Roque-López, Llanez Anaya y Perla Kaliman en Bucaramanga tenían, en promedio, 5 EAI, con un 86,4% de ellas reportando 4 o más EAI, una de ellas dijo haber tenido 8 de aquellas experiencias antes de sus 16 años (Roque-López y cols., 2021).

Las EAI aumentan el riesgo de morbilidad física, psicológica y social de quienes las padecen, así como un aumento en la mortalidad y puede tener un impacto negativo en el comportamiento social a lo largo de la vida. Algunos de los efectos asociados más fuertes de múltiples EAI (por ejemplo, comportamiento violento y adicción) aumentan el riesgo de ellos entre las generaciones posteriores, por la transmisión intergeneracional de maltrato y negligencia, perpetuando círculos viciosos de violencia generación tras generación.

Por su carácter proinflamatorio desde que estos eventos ocurren y en adelante, el informar 4 o más EAI constituye un factor de riesgo importante para afecciones de salud, como sobrepeso u obesidad, diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas, enfermedades respiratorias, problemas de salud mental, tabaquismo, toma de riesgos sexuales, consumo problemático de alcohol y drogas y violencia interpersonal y autodirigida (Hughes y cols., 2017, citado por Roque-López y cols., 2021).

Esta problemática mundial resalta la trascendencia de los hallazgos de los colombianos Roque-López, Llanes Anaya, la argentina Perla Kaliman y su equipo internacional, brindando esperanzas a millones de niños, niñas y adolescentes víctimas de la violencia alrededor del mundo.

Esta no es la primera vez que Llanez Anaya y Roca-López llaman la atención de observadores internacionales estudiosos de las consecuencias del trauma psicológico. Ya en el año 2018 habían recibido, de manos del propio Jon Kabbat-Zinn ⎯líder mundial en mindfulness⎯, el premio al mérito a la investigación en mindfulness en el congreso mundial de esa especialidad, en Zaragoza, España.

Por su parte, Susana Roca-López, la creadora del programa hace 12 años, gracias a su extensiva y profunda formación internacional, había publicado sobre él en diversas revistas internacionales de trauma psicológico que recibieron mucho reconocimiento de los expertos en este tema. Esta colíder del equipo de intervención e investigación, viene adelantando este tipo de campamentos en Francia, Suiza y Colombia desde el año 2008, en el que creó la filial colombiana de la francesa Association Innocence In Danger (IIDC), a la que se han unido decenas de terapeutas y artistas voluntarios de Europa, Norteamérica y Colombia a lo largo de estos años.

En el año 2014 se unió a su equipo el psiquiatra bumangués Elkin Llanez Anaya, pionero colombiano de mindfulness con su cátedra en la Universidad de Santander y la Fundación Mindfulness Colombia que dirige. En el mencionado congreso mundial del año 2018, Susana conoció a la investigadora en biología molecular de la Universidad de Wisconsin, la argentina Perla Kaliman, quien se interesó muchísimo en el trabajo del equipo colombiano, prometiéndole conseguir los elevados y decisivos recursos para investigar la epigenética de los adolescentes participantes en los campamentos. A Kaliman no le costó demasiado convencer a su jefe, el prestigioso investigador del bienestar emocional, el neurocientífico Richard Davidson, quien apoyó esta costosa y delicada investigación.

Davidson es tal vez el investigador en neurociencias del bienestar emocional más importante del mundo en este momento. Su laboratorio, en el que trabajan más de 100 investigadores, maneja unos de los presupuestos más altos para desarrollar proyectos que expliquen el funcionamiento de la mente humana, es amigo personal y colaborador con el Dalai Lama y Daniel Goleman, el gurú de la inteligencia emocional. El hecho de que Davidson y Kaliman se hayan fijado en la calidad del trabajo de Llanez Anaya y Roca-López y hayan decidido embarcarse con ellos en una arriesgada aventura investigativa, habla muy bien de la calidad de grupos de investigación en psiquiatría y psicología colombianos, capaces de generar productos de investigación de talla mundial, para el beneficio de la humanidad.

*Psiquiatra - Psicoanalista

Fuentes consultadas:

Susana Roque-Lopez, Elkin Llanez-Anaya, María Jesús Álvarez-López, Megan Everts, Daniel Fernández, Richard J. Davidson, Perla Kaliman, Mental health benefits of a 1-week intensive multimodal group program for adolescents with multiple adverse childhood experiences, Child Abuse & Neglect, Volume 122, 2021, 105349, ISSN 0145-2134, https://doi.org/10.1016/j.chiabu.2021.105349.

Castillo Martínez, A., Cleves Luna, D., García Cifuentes, Á. M., Laverde Martínez, L., Medina Medina, V., Cortés Ruiz, H., ... & Dávalos Pérez, D. M. (2017). Experiencias adversas de la infancia en una muestra de pacientes con enfermedad crónica en Cali-Colombia. Medicina UPB, 36(1).

La epigenética de mindfulness, artículo sobre la obra de Perla Kaliman en: https://www.cuerpomente.com/nos-inspiran/entrevista-perla-kaliman-beneficios-cerebro-meditacion_4911

Información sobre el programa de Healthy Minds de la Universidad de Wisconsin https://centerhealthyminds.org/about/why-well-being

Fundación Inocencia en Peligro: https://www.inocenciaenpeligrocolombia.com/

Fundación Mindfulness Colombia : https://mindfulcolombia.org/?fbclid=IwAR2gGKcWwtZR-laFPh7CeSCe92f0aOl_UCyRGcbi9S-ieZCy1E-LmrqpJBI

Síguenos en Google Noticias