7 Jan 2021 - 4:50 p. m.

INS y MinSalud afirman que no se ha detectado nueva variante de SARS-COV-2 en Colombia

No hay evidencia científica que respalde la hipótesis de Claudia López, alcaldesa de Bogotá.

El jueves 7 de enero, además de anunciar que Bogotá estaba en alerta roja hospitalaria, la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, sugirió que la nueva variante del SARS-COV-2, identificada por primera vez en Reino Unido, podría estar en la ciudad. “Se estaría dando sobre todo en Usaquén, que ha tenido mayor incremento de casos y de hospitalizaciones en UCI, y es la localidad que más pasajeros del exterior recibe, razón por la cual nos da un indicio más que es la nueva cepa circulando de pasajeros de diciembre para acá”, dijo López. (Acá: “La nueva cepa del coronavirus debe ya estar circulando en Bogotá”: Claudia López)

Sin embargo, desde las redes sociales varios usuarios se pronunciaron, pues aún no hay un estudio genómico que confirme que la nueva variante está en Bogotá o, incluso, en el país. “En vez de especular y achacar los aumentos en un número de casos a la nueva cepa, deberían fortalecerse los esfuerzos de secuenciación”, trinó Isabel Rodríguez, epidemióloga de la Universidad de California en San Francisco.

Desde su cuenta oficial de Twitter, el Instituto Nacional de Salud (INS) explicó que desde el 2016 ellos vienen implementando la Vigilancia Genómica en Colombia. Una medida que se reforzó cuando se conoció sobre la nueva variante detectada por primera vez en Reino Unido, convocando a seis laboratorios más. Sin embargo, aclararon, “no se ha detectado la variante de Reino Unido”. (Lea acá: Esto es lo que sabemos (hasta ahora) del nuevo linaje del virus)

“INS desplegó estrategia detallada de búsqueda, basada en secuenciación de muestras provenientes de las personas llegadas de UK los últimos 14 días, antes del cierre de los vuelos de ese país, también de viajeros provenientes de otros países y población gradual de todos los departamentos”, afirmó el INS.

Igualmente, a través de un comunicado, Julián Fernández, director de Epidemiología y Demografía de Minsalud, dijo que “no existe en este momento ninguna evidencia científica de que la aceleración de la transmisión del COVID19 en Colombia se pueda atribuir a la nueva cepa británica”.

También señaló que “no se puede atribuir la aceleración observada en la transmisión de esta nueva cepa cuando tuvimos un incremento de los contactos para fin de año, así como de aglomeraciones, fiestas y relajamiento de las medidas de autocuidado”.

Finalmente, dijo que la evidencia científica ha dicho que el comportamiento de la cepa “no necesariamente es el mismo en todos los países”. De tal forma que afirmaciones realizadas en cuanto a que el aumento de casos se debe a este factor, “no tiene ninguna evidencia científica seria que la sustente y es una hipótesis que no se puede comprobar”.

De acuerdo con Juan David Ramírez, presidente de la Asociación Colombiana de Parasitología y Medicina Tropical, el INS consiguió los recursos para generar 50.000 genomas al año, es decir que 12 laboratorios en Colombia serán los encargados de la vigilancia genómica de las posibles nuevas cepas de SARSCoV2 en Colombia. Es el primer país en tener esta capacidad de secuenciación.

Comparte: