5 Aug 2021 - 6:50 p. m.

La ley de “comida chatarra” es una realidad: Duque la acaba de sancionar

Este 5 de agosto el presidente Iván Duque firmó la ley que busca que los alimentos ultraprocesados tengan un etiquetado claro sobre sus componentes nutricionales.
Los ultraprocesados suelen ser más densos energéticamente y más pobres desde el punto de vista nutricional.
Los ultraprocesados suelen ser más densos energéticamente y más pobres desde el punto de vista nutricional.

Este jueves 5 de agosto el presidente sancionó una de las leyes que más dificultades había tenido para ser aprobadas en el Congreso: la ley de la “comida chatarra”. (Lea todas la noticias en salud en Colombia)

“Por fin ¡Sancionada la #LeyComidaChatarra! El Gobierno de Iván Duque esperó hasta el último momento para firmar la ley. Estamos felices por el trabajo de tantos por la salud de los niños y niñas del país”, escribió en Twitter el senador Juan Luis Castro C. También agradeció a la organizaciones que han estado involucradas en ese proceso. Entre ellas, RedPapaz, Edcuar Consumides, FIAN Colombia y Dejusticia.

En pocas palabras, esta ley busca la promoción de entornos alimentarios saludables y el etiquetado de productos ultraprocesados. “Adopta medidas efectivas que promueven entornos alimentarios saludables, garantizando el derecho fundamental a la salud, especialmente de las niñas, niños y adolescentes, con el fin de prevenir la aparición de Enfermedades No Transmisibles, mediante el acceso a información clara, veraz, oportuna, visible, idónea y suficiente, sobre componentes de los alimentos a efectos de fomentar hábitos alimentarios saludables”, se lee en el documento final.

De coautoría del representante Mauricio Toro (Alianza Verde), le apuesta a que los consumidores puedan identificar, con información clara y sencilla, aquellos productos que tengan exceso de azúcar, sodio o grasas, de cara a proteger la salud de los ciudadanos, en particular niños y jóvenes.

Como lo dice el texto, “todos los productos comestibles o bebibles clasificados de acuerdo a nivel de procesamiento con cantidad excesiva de nutrientes críticos establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social, deberán implementar un etiquetado frontal donde se incorpore un sello de advertencia, que deberá ser de alto impacto preventivo, claro, visible, legible, de fácil identificación y comprensión para los consumidores, con mensajes inequívocos que adviertan al consumidor de los contenidos excesivos de nutrientes críticos”.

El proyecto también faculta también al Gobierno para diseñar herramientas pedagógicas, como cartillas y aplicaciones móviles, sobre hábitos alimentarios y riesgos a la salud por consumo de comestibles ultraprocesados. Adicionalmente, se busca que se fomente la transmisión de contenidos con mensajes de promoción de hábitos de vida saludables, enfocada a niños y adolescentes.

“La experiencia chilena (donde ya se implementó un etiquetado como el que busca Colombia) ha demostrado que la industria no se afectará y, por el contrario, se beneficiará mucho la salud de los ciudadanos”, le había dicho Toro a este diario.

Comparte: