Publicidad

La presión arterial alta y la diabetes podrían afectar la función cerebral

La investigación examinó escáneres cerebrales y datos médicos de 22.000 voluntarios inscritos al proyecto y encontraron cambios estructurales en la materia gris y blanca del cerebro.

07 de septiembre de 2020 - 09:35 a. m.
Otros estudios ya han demostrado que la presión arterial alta y la diabetes en la mediana edad pueden aumentar el riesgo de demencia en el futuro.
Otros estudios ya han demostrado que la presión arterial alta y la diabetes en la mediana edad pueden aumentar el riesgo de demencia en el futuro.
Foto: Pixabay

Afectaciones en la velocidad del pensamiento y daños en la memoria a corto plazo son algunas de las fallas de la función cerebral que podrían presentar quienes padecen presión arterial alta y diabetes, según un reciente estudio del Biobanco del Reino Unido.

La investigación examinó escáneres cerebrales y datos médicos de 22.000 voluntarios inscritos al proyecto y encontraron cambios estructurales en la materia gris y blanca del cerebro de las personas con diabetes y presión arterial alta.

En el estudio se demostró que los individuos más afectados por estas dos enfermedades tendían a tener peores resultados en las pruebas cognitivas que medían su velocidad de pensamiento y la memoria a corto plazo, lo que arrojó una primera conclusión: esas afecciones médicas podrían estar impulsando un deterioro mental.

“Sorprendentemente, los hallazgos muestran que es posible detectar el efecto negativo de los factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial y la diabetes, sobre la función cognitiva y la estructura cerebral en personas por lo demás sanas. La principal implicación es que estos factores de riesgo no solo influyen en lo que sucede más adelante en la vida, el riesgo de desarrollar demencia, también tienen un impacto en el cerebro y los niveles actuales de función cognitiva en la mediana edad”, dijo a The Guardian Masud Husain, profesor de neurología y cognición neurociencia en la Universidad de Oxford

La investigación, publicada en Nature Communications, advirtió que las personas más afectadas estuvieron entre los 44 y los 69 años, y las que mostraron un menor impacto superaban los 70 años. Aunque los efectos sobre el rendimiento cognitivo son pequeños, y el proceso mental se afecta por segundos, los expertos señalan que solo se necesita un milisegundo para que la información atraviese una sinapsis en el cerebro, incluso pequeñas disminuciones pueden afectar la función cognitiva.

La memoria a corto plazo se evaluó con un juego de emparejamiento y su velocidad de procesamiento mental se analizó midiendo los tiempos de reacción. Ambos se realizaron el mismo día que los escáneres cerebrales.

Otros estudios ya han demostrado que la presión arterial alta y la diabetes en la mediana edad pueden aumentar el riesgo de demencia en el futuro. Sin embargo, los últimos hallazgos sugieren que el daño en el cerebro puede ser incluso antes de que se desarrolle un daño cognitivo más severo.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar