6 Mar 2019 - 11:30 p. m.

Más de 3,5 horas por día de TV se relaciona con deterioro cognitivo en adultos mayores

Dos investigadores británicos revisaron datos de 3.662 adultos mayores para concluir que hay un riesgo de pérdida cognitiva cuando están expuestos a altas dosis de televisión.

Redacción Vivir

Casi desde la aparición de la televisión el interés por conocer sus efectos cognitivos ha estado centrado en la población infantil. Centenares de estudios se han llevado a cabo alrededor del mundo para entender de qué manera el exceso de horas frente a la pantalla puede afectar las capacidades cognitivas. ¿Pero y los adultos mayores que cada vez pasan más y más tiempo viendo televisión?

Daisy Fancourt y Andrew Steptoe del University College de Londres decidieron explorar si los comportamientos de ver televisión en adultos de 50 años o más están asociados con una disminución de la cognición. Sobretodo en un mundo en que los adultos mayores cada día están más solos y su entretenimiento depende de la televisión. Sólo en Inglaterra el año pasado el gobierno contabilizó nueve millones de personas adultas expuestas a altos grados de soledad.

Usando datos del Estudio Longitudinal Inglés sobre el Envejecimiento que involucró a 3.662 adultos mayores de 50 años, los dos investigadore aplicaron técnicas de estadísticas para relacionar las horas frente a la televisión y datos de cognición 6 años después.

“Ver televisión durante más de 3.5 horas por día se asocia con una disminución de la dosis-respuesta en la memoria verbal durante los siguientes seis años”, concluyeron en un trabajo publicado en Scientific Reports.

La pregunta clave ante estos resultados es por qué ver televisión tiene este efecto. Los autores señalaron que experimentos de laboratorio han demostrado que la televisión conduce a un cerebro más alerta pero menos enfocado. "La televisión implica cambios rápidos en las imágenes, los sonidos y la acción y, a diferencia de otras actividades basadas en la pantalla, como el uso de Internet y los juegos, la televisión es la forma más pasiva de recibir tales estímulos”, anotaron.

Pero no es la única hipótesis. Otro mecanismo potencial por el cual la televisión podría estar asociada con la memoria verbal es el estrés. En ese sentido el efecto de la televisión estaría relacionado con contenidos de violencia o suspenso. Los análisis de la televisión del Reino Unido de 2001 a 2013 han mostrado entre 2.1 y 11.5 escenas violentas por hora en las telenovelas del Reino Unido, y el 40% de ellas se clasifican como Violencia moderada o fuerte.

“Incluso se ha propuesto que la vivacidad de tales experiencias es mayor que las experiencias del mundo real de eventos como la violencia, los conflictos o los desastres, ya que el drama se mejora con fines de entretenimiento”, apuntaron los autores.

Finalmente, concluyeron, “el exceso de televisión podría vincularse con la memoria verbal al desplazar otras actividades cognitivamente beneficiosas, como jugar juegos de mesa, leer y participar en actividades culturales. Esta teoría implica que la relación entre la visión de la televisión y la memoria no se debe a que la televisión tenga efectos negativos per se, sino que reduce la cantidad de tiempo que las personas dedican a más actividades que podrían contribuir a la preservación cognitiva. Sin embargo, esto queda aún por explorar en estudios futuros”.

 

Comparte: