20 Apr 2020 - 8:44 p. m.

Médico colombiano diseña iglú para proteger al personal de salud en unidades de cuidado crítico

En la Clínica Los Cobos y la U. del Bosque construyeron una versión mejorada de la caja para entubar pacientes con COVID-19 lo que les permite reducir el riesgo de contagio entre el personal de salud. La bautizaron Anti Aerosol Iglú.

Redacción salud

La Anti Aerosol Iglúl box fue diseñada por médicos colombianos para reducir el riesgo de contagio en pacientes con COVID-19 durante procedimientos en las unidades de cuidado crítico.  / Cortesía
La Anti Aerosol Iglúl box fue diseñada por médicos colombianos para reducir el riesgo de contagio en pacientes con COVID-19 durante procedimientos en las unidades de cuidado crítico. / Cortesía

Dicen que la necesidad es la madre de la innovación. Y es justamente lo que ha ocurrido en las última semanas alrededor del mundo. Ante el enorme riesgo de contagio de coronavirus, el personal de salud se ha dedicado a reinventar su labor y crear todo tipo de elementos que les permitan estar un poco más seguros. Uno de ellos fue el médico colombiano Enrique Osorio, Jefe de Neurocirugía de Los Cobos Medical Center y Profesor Asociado  de la Universidad El Bosque, quien inspirado en una noticia que vió el 23 de marzon en un portal de noticias de Taiwán en el que se presentaba una caja para realizar procedimientos de intubación orotraqueal en pacientes internados en unidades de cuidado intensivo decidió crear su propia versión mejorada.

Osorio cuenta que ante la preocupación de lo que podía pasar con sus colegas comenzó a investigar posibilidades y se enteró que unos médicos en Taiwán construyeron el ‘aerosol box´ para evitar el contacto con los aerosoles que expelen pacientes. La caja que vió estaba compuesta por 4 caras: en su cara posterior tiene 2 agujeros a través de los cuales el médico introduce los antebrazos para realizar el proceso de intubación, mientras que su porción inferior está abierta.

Los pacientes contagiados con coronavirus puede trasmitir la enfermedad al toser, estornudar, incluso al hablar. Pero uno de los momentos de mayor riesgo es cuando son llevados a unidades de cuidado intensivo y sometidos a maniobras para ayudarles a respirar mejor. Durante esos procedimientos expulsan aerosoles que han resultado altamente contaminantes. 

Inspirado en el diseño propuesto por el doctor taiwanés Lai Hsien-Yung, Osorio contactó a un amigo el  arquitecto Hugo Blanco, gerente general de A&P Colombia, y le propuso hacer un nuevo diseño para resolver los inconvenientes de la caja original. Así nació el Anti Aerosol Iglú (AAI) que tiene el potencial de reducir sustancialmente la posibilidad de contaminación y facilitar la labor de sus colegas. 

La ventaja de su diseño es que se trata de una caja de una sola pieza que además puede cerrarse hacia adelante. Blanco utilizó polietilentelestearato (PTE) y que al tener una forma redondeada hace mucho más fácil los procesos de desinfección. "Su limpieza es sencilla y puede hacerse con los desinfectantes convencionales y es esterilizable con rayos gama y óxido de etileno", apuntó Osorio. 

“Esto representa un avance muy importante y es su costo es reducido, normalmente una caja vale entre 200.000 y 300.000 pesos, y esta cuesta entre 140.000 y 150.000 pesos. Pesa tan solo un kilógramo; además, es mucho más cómoda para médico que realiza la intubación y protege más la salida de todos los aerosoles y su durabilidad es mucho mayor”, explica Osorio.

 

Síguenos en Google Noticias