2 Mar 2021 - 1:44 p. m.

¿Pasaportes Covid? Israel ya los implementó mientras otros piensan en sus riesgos

Para entrar a bares y otros espacios públicos Israel comenzó a exigir un certificado de vacunación. Otros países analizan con cuidado por las implicaciones éticas. Desde hace décadas existen certificados para otras enfermedades infecciosas.

Varios países comienzan a estudiar la posibilidad de otorgar certificados a las personas vacunadas contra Covid-19 y exigirlos en sitios con mayor riesgo de contagio como bares y otros espacios cerrados. Israel, que lleva la delantera en el mundo con más de la mitad de su población vacunada, decidió que exigir esos pasaportes-Covid será parte de su estrategia para seguir controlando la pandemia.

El certificado que se descarga con una aplicación digital debe ser presentado en gimnasios, hoteles, teatros y conciertos para lograr acceso. Según las autoridades locales en los próximos días o semanas se podrá usar también para acceder al interior de restaurantes.

La vida no ha “vuelto a la normalidad”, pero parece estar en camino. Las tiendas al lado de la calle están reabriendo; los hoteles aceptan reservas; incluso la música en vivo está resurgiendo de su largo letargo. Y aunque las mascarillas siguen siendo obligatorias, muchas personas mayores que ya han sido vacunadas han dejado de usarlas al aire libre.

Armin Grunewald, director de un hotel cerca del Mar de Galilea, comentó al periódico británico The Guardian que casi todas las habitaciones estaban llenas de personas con pasaportes Covid. “La gente se ve feliz y liberada”, dijo.

Los relatos se repiten en gimnasios y otros espacios que estuvieron prohibidos por meses debido a que constituían espacios de alto riesgo de contagio por ser poco ventilados y cerrados.

En Inglaterra ya se lanzó una propuesta similar para exigir el certificado de vacunación en bares y teatros pero aún o ha sido implementada. Boris Johnson, el primer ministro, dijo que había cuestiones “profundas y complejas” que debían considerarse primero.

Expertos en derechos humanos temen que una medida como esta conduzca a una “discriminación ilegal”. En Alemania un consejo de ética ha expresado varias consideraciones en contra.

El gobierno de Israel también ha señalado que analiza con cuidado la aplicación de estos pasaportes a viajes internacionales. Israel anunció que realizará unas pruebas piloto con Grecia y Chipre.

Lea: Los países que van a pedir pasaporte de vacunación

¿Qué es un certificado de vacunación?

El concepto no es nuevo. Muchos países imponen la obligación de vacunarse de ciertas enfermedades para entrar en su territorio, como puede ser el caso de la fiebre amarilla.

Los centros de salud entregan una cartilla de vacunación amarilla, oficialmente llamada “Certificado internacional de vacunación o profilaxis”, reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“A petición de los Estados miembros, podría haber una resolución” de la OMS, para que la “vacuna del COVID fuera mencionada en la cartilla”, estimó recientemente el doctor Antoine Flahault, profesor de epidemiología de la Universidad de Ginebra.

Algunos también trazan un paralelo con las vacunas infantiles que son obligatorias para inscribirse en la guardería o la escuela. Por ejemplo, en el caso de Francia, “11 vacunas obligatorias permiten la libertad fundamental de la educación en la escuela”, subraya Frédéric Adnet, profesor de Medicina de Urgencias en la Universidad Sorbona París Norte.

La industria del cine para adultos utilizó durante varios años un sistema llamado SxCheck que proporcionaba certificados para mostrar que los artistas no tenían VIH ni otras enfermedades de transmisión sexual.

Pasaportes de inmunidad, la discusión del año pasado

El año pasado, pocos meses después de comenzar la pandemia por SARS-CoV-2 se discutía ampliamente la posibilidad de crear certificados de inmunidad. Chile estuvo cerca de implementarlos. Sin embargo, los problemas metodológicos y éticos de esa medida resultaron frenando la decisión en muchos países.

Como lo explicaba el año pasado El Espectador en el artículo “El debate detrás del pasaporte inmunitario para evitar la propagación del COVID-19″, entre los obstáculos para su implementación figuraban los problemas de precisión de las pruebas de anticuerpos, así como los temores por la privacidad y el potencial abuso de estos certificados.

Comparte: