15 May 2020 - 2:50 p. m.

¿Qué tan rápido muta el nuevo coronavirus?

La proteína espiga, presente en el virus SARS-CoV-2, es la responsable de aferrarse a las membranas de las células humanas. En esta proteína es donde se registra la mayor variabilidad de su material genético, lo que demuestra en otras palabras su alta taza de mutación, ideal para la selección natural.

* Redacción salud

Esta es la ilustración del nuevo coronavirus. / Centers for Disease Control and Prevention
Esta es la ilustración del nuevo coronavirus. / Centers for Disease Control and Prevention

¿De dónde provino el nuevo coronavirus? Esa ha sido una de las preguntas más recurrentes desde que a finales del año pasado, el virus SARS-CoV2 salió del provincia de Wuhan (China) rumbo al resto del mundo a poner en jaque los sistemas de salud global. Hoy, cuando los casos confirmados suman más de 4 millones y se cuentan 302.493 muertes, los científicos continúan discutiendo el origen de esta infección. Para ello han tenido que estudiar a fondo cómo se comporta, su taxonomía, las caracterísiticas de otros virus parecidos y su velocidad para mutar. (Lea: Tres pandemias que pasaron por Tunja, y la que llega) 

Para explicar de manera más clara el tema, desentrañado hace un mes en las páginas de la revista Nature Medicine, el director del Instituto de Genética Humana (IGH) de la Universidad Javeriana, Fernando Suarez Obando, detalló en un hilo de Twitter las ideas en las que se sostiene una certeza. Aquella de que "claramente que el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito", como menciona el artículo científico. 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el virus SARS-CoV-2 es el "séptimo coronavirus que infecta a los humanos", explica Suarez. Esta infección originada en animales puede causar una enfermedad grave al igual que el SARS-CoV y el MERS-CoV mientras que otras como HKU1, NL63, OC43 y 229E están asociados con síntomas leves. Saber esto implica conocer de fondo la taxonomía del nuevo coronavirus. 

— Fernando Suárez-Obando MD. (@FerSuarezMD) March 22, 2020 Saber la taxonomía del virus le permite a los expertos "rastrear las relaciones y diferencias genéticas entre los miembros de cada orden, suborden, familia, subfamilia, genero, subgénero, especie e individuo a través del análisis de los cambios (mutaciones) que sucedan los genomas virales", sostiene el genetista. Conociendo esa información, se empieza a revelar la "personalidad" del causante del Covid-19. 

Por ejemplo, sobre la anatomía del virus se sabe que sus proteínas espiga, aquellas que se proyectan desde su superficie y confieren una apariencia de corona, son las responsables de unirse a la "membrana de las células humanas. El proceso de unión es activado por enzimas celulares del huésped", según el experto. Para que se de esa unión, la proteína espiga debe ser clivada, es otras palabras "activada" y se cree que la furina, una enzima que está presente en órganos humanos como pulmones, intestino delgado, entre otros, es la protagonista de esta acción. El receptor celular humano se conoce como ACE2 (Angiotensin-converting enzyme 2- por sus siglas en inglés).

Es esa alta variabilidad del genoma, la que está ubicada en la espiga, la que tiene una alta taza de mutación, es decir que varia constantemente su material genético. Esto hace que se facilite una selección natural donde se dan las condiciones ideales para la unión al receptor humano. Esto demuestra la baja probabilidad de que el virus haya sido fabricado en un laboratorio y  su mutación asegura, además, que la región RRAR es causada por un proceso evolutivo natural. 

Teniendo en cuenta ese análisis es que los científicos se inclinan por la teoría de que el nuevo coronavirus se haya originado en murciélagos puesto que "los primeros casos de COVID-19 estaban vinculados al mercado de Huanan en Wuhan, es posible que la fuente animal estuviera presente allí", sostiene el experto de la Universidad Javeriana, agregando que "los pangolines de Malasia (Manis javanica) importados ilegalmente a la provincia de Guangdong contienen coronavirus similares al SARS-CoV-2". (Lea: Los pangolines de Malasia podrían ser los animales portadores del coronavirus ) 

Síguenos en Google Noticias