Publicidad

Colombia, sede del primer evento internacional sobre riesgos de implantes mamarios

Varias mujeres de España y de algunos países de América Latina se unieron en Cartagena para alertar sobre las consecuencias del llamado síndrome de ASIA, una patología asociada a los implantes mamarios de gel, silicona o soluciones salinas, por sus consecuencias nocivas para la salud. Es la primera vez que en el país se realiza una convención internacional sobre este tema.

Redacción Salud y Con información de la agencia EFE
11 de octubre de 2022 - 05:01 p. m.
Se recomienda cambiar las prótesis a los 10 o 15 años. / Imagen de referencia - Reuters
Se recomienda cambiar las prótesis a los 10 o 15 años. / Imagen de referencia - Reuters
Foto: REUTERS - JORGE SILVA

Angeline Moncayo, reconocida actriz colombiana, empleó sus redes sociales como una especie de diario. En cada una de sus publicaciones retrataba los síntomas y cambios que sufrió su cuerpo luego del recambio de sus prótesis mamarias. Su primera cirugía se la practicó a los 18 años. Aunque empezó a presentar una serie de síntomas que no sufría antes del recambio, los fue normalizando uno a uno. (Lea: El drama de explantarse las prótesis mamarias)

Tras varios exámenes médicos, Angeline fue diagnosticada con el extraño síndrome de Asia. Una enfermedad que cada vez toma mayor relevancia en las mujeres que se han realizado un aumento mamario. Para alterar sobre los riesgos que ellas han presentado por los implantes mamarios, varias mujeres latinas y de España se dieron cita en Cartagena.

En esta ciudad se llevó a cabo el primer coloquio internacional para dar visibilidad al Síndrome Autoinmune Inducido por Adyuvantes (Asia, por sus siglas en inglés}, que ha sido liderado por Moncayo, fundadora del proyecto ASIA Recovery.

Moncayo, de 40 años, cuenta que se está recuperando de los problemas de salud que presentó, al parecer por los implantes mamarios, como el deterioro de su columna vertebral. De acuerdo al diagnóstico médico, su columna es similar a la de una anciana de 80 años.

Para la actriz es fundamental que el síndrome de Asia sea reconocido como enfermedad y que empiecen a pasar cosas en las legislaciones de los Gobiernos. Así como Moncayo, Angie Monasterio, fotógrafa argentina, también retrató en sus redes sociales sus cambios. Cuenta que una de las secuelas de su enfermedad son las infecciones urinarias recurrentes.

“Cientos de miles de mujeres en el mundo hemos sido víctimas de la estafa de los implantes mamarios, a nosotras nunca nadie nos dijo que las prótesis nos iban a enfermar como nos enfermaron”, asegura a EFE. Monasterio se practicó un aumento de senos a sus 18 años y, finalmente, se los retiró en 2021. (Puede leer: FDA recibe reportes que relacionan a los implantes mamarios con otros tipos de cáncer)

”Cuando yo me implanté estaban prohibidos los implantes rellenos de silicona en mi país y yo firmé, como muchísimas otras mujeres, un consentimiento informado que decía que nosotras éramos parte de un ensayo clínico”, cuenta la puertorriqueña Meliana Canino, que fue Reina Mundial del Banano en 2001. En la actualidad todavía tienen cuatro síntomas a pesar de haberse quitado los implantes.

¿Qué se sabe del síndrome de Asia?

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), más de dos mil mujeres que se han practicado una mamoplastia informaron que, tras la cirugía, desarrollaron fuertes dolores de cabeza, musculares y articulares, debilidad, dificultades cognitivas y cansancio, inclusive enfermedades autoinmunes.

Esta constelación de síntomas fue llamada por algunos especialistas como la enfermedad del implante mamario o el síndrome de Asia, unas siglas que traducen: Autoinmune-Autoinflamatorio Inducido por Adyuvantes.

Según la Sociedad Argentina de Mastología, se trata de “una enfermedad poco frecuente que se da como una reacción autoinmune o autoinflamatoria, atribuida a una sustancia extraña al organismo”. En este caso es la silicona o los biopolímeros. Aún no se ha determinado científicamente si la mejor solución es explantar las prótesis.

Alan González, cirujano plástico colombiano, cuenta a EFE que decidió dejar de poner implantes porque, pese a no contar todavía con una evidencia científica de que estos dispositivos están produciendo enfermedades, piensa que es “una sospecha” a tener en cuenta. (Le puede interesar: Implantes mamarios: miles de mujeres exigen más claridad)

González señala que cuando llega una paciente a consultarle sobre sus síntomas y él tiene la sospecha de que pueden estar asociados con el implante le sugiere explantar, “y resulta que para mi sorpresa las pacientes se mejoran”, dice. El cirujano, que es uno de los pocos médicos que alerta sobre estos problemas, añade que esa “es la historia de cientos de miles de mujeres que presentan síntomas”.

👩‍⚕️ 📄¿Quieres conocer las últimas noticias sobre salud? Te invitamos a verlas en El Espectador. ⚕️🩺

Por Con información de la agencia EFE

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar