Publicidad

¿Sirven las ‘apps’ para tratar la depresión? Esto dice la ciencia

El estado de la salud mental ha tomado gran relevancia, especialmente la depresión, un problema global que afecta al 3,8% de la población. El acceso limitado a tratamientos lleva a buscar opciones alternativas, como las aplicaciones móviles. Un estudio analizó 16 aplicaciones para la depresión, encontrando que tienen potencial, especialmente para grupos con acceso limitado a servicios de salud mental.

28 de diciembre de 2023 - 11:31 a. m.
Los científicos observaron “reducciones significativas” en la gravedad de la depresión en esos grupos marginados.
Los científicos observaron “reducciones significativas” en la gravedad de la depresión en esos grupos marginados.
Foto: Getty Images - Anatoliy Babiy

Durante las últimas décadas el estado de la salud mental ha ganado más protagonismo como un asunto de salud pública. La depresión, por ejemplo, es considerada ya como un importante problema de salud mundial y es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo, afectando al 3,8% de la población.

Se trata de una condición con un amplio espectro que puede ir desde la depresión leve, que puede manifestarse como un deterioro menor, hasta la depresión moderada o grave, que se caracteriza por un estado de ánimo deprimido más generalizado, sentimientos de inutilidad, culpa excesiva e incluso ideas y comportamientos suicidas. (Puede ver: Los beneficios de divulgar la ciencia colombiana)

Paralelo a esa conciencia mayor sobre la salud mental, el auge de los avances tecnológicos en los dispositivos de internet ha otorgado a las intervenciones basadas en Internet para los trastornos mentales una renovada importancia. Sus defensores señalan que pueden ser una respuesta a los problemas de acceso a tratamiento que tienen millones de personas con trastornos mentales. Y es que, según estudios de la Iniciativa Mundial de Encuestas de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud, solo el 13,7% de las personas con trastornos mentales en países de ingresos bajos y medianos reciben tratamientos relevantes, en comparación con el 36,8% de las personas en países de ingresos altos.

Puede ver: El ADN de un pulpo revela qué ocurrió en la Antártida hace 120 mil años

Entre las intervenciones basadas en Internet, las de salud móvil (conocidas como mHealth en inglés) son algunas de las más populares. Se trata de prácticas médicas y de salud pública respaldadas por dispositivos móviles e inalámbricos (como los celulares) que, dicen los más optimistas, ofrecen mayor libertad con respecto al tiempo y la distancia con el uso de dispositivos portátiles, y menos complicaciones técnicas en comparación con otras terapias basadas en Internet. Básicamente, estas se dan a través de aplicaciones o “apps”, como se conocen según su diminutivo en inglés. Pero sobre estas ha recaído varias dudas importantes: ¿son eficaces? ¿Son seguras? ¿O no representan mayor ayuda para los pacientes?

Una nueva investigación publicada en JAMA Network Open se ha propuesto abordar estas cuestiones. A través de una revisión sistemática, los científicos analizaron un total de 13 estudios que evaluaron 16 aplicaciones de intervención de la depresión que están disponibles para las personas.

Estos 13 estudios se eligieron después de identificar, revisar y filtrar un total de 2.128 investigaciones. Los 13 estudios analizados incluyeron un total de 1.470 participantes (756 en grupos de intervención y 714 en grupos de control) y se publicaron entre 2017 y 2021. Tres de ellos se realizaron en Estados Unidos, tres más en Europa, seis en Asia y 1 en Australia. La duración de las intervenciones con la aplicación varió de 3 a 24 semanas en todos, excepto en 1 estudio, en el que la duración quedó a criterio del terapeuta.

Entre las apps elegidas y estudiadas se incluyeron: proACT-S, Moodivate, Moodkit, Aptívate!, iCouch CBT, Run4Love, Todac Todac, SPSRS, Kokoro, LifeApp´tite, MHP, Boost Me, Thougth Challenger, Ibobbly, Monsenso y Lifestype Hub

En todos los estudios, excepto uno, los participantes fueron evaluados mediante un diagnóstico médico formal o alcanzaron la puntuación de corte mínima en escalas de depresión validadas, lo que permitía evaluar su mejora en un antes y después. La investigación arrojó algunos resultados interesantes.

Puede ver: El particular calendario de hace 2 mil años que encontraron en China, ¿de qué se trata?

En primer lugar, para los científicos se demostró la eficacia potencial de las intervenciones con apps para personas de grupos marginados. Es decir, estas tuvieron el potencial de ser usadas por personas que enfrentan estigmas y un acceso limitado a los servicios de salud mental. “Nuestros hallazgos resaltan la importancia de un mayor desarrollo y perfeccionamiento de los tratamientos no presenciales basados en dispositivos móviles y adaptados a poblaciones socialmente desfavorecidas”, escriben los autores.

En segundo lugar, los científicos observaron “reducciones significativas” en la gravedad de la depresión en esos grupos marginados. En términos de duración y diseño, se encontró que intervenciones más cortas y aquellas que ofrecían recompensas mostraron tamaños de efecto mayores. En general, concluye la investigación, las aplicaciones móviles mostraron ser prometedoras para reducir los síntomas depresivos, especialmente en aquellos que no recibían tratamientos continuos y en grupos marginados.

Sin embargo, el estudio tiene limitaciones. Por ejemplo, los autores reconocen que la muestra estaba formada por personas con síntomas depresivos de moderados a graves o con un diagnóstico de depresión, es decir, se desconoce el efecto en personas con síntomas depresivos leves. Por otro lado, en el análisis se incluyó un número relativamente pequeño de estudios (13) y la edad media de quienes participaron en ellos estuvo entre los 20 y los 40 años, por lo que es necesario investigar otros grupos etarios.

Finalmente, hay algunas cosas que es importante resaltar. Dentro de la gran variedad de apps que prometen intervenciones en salud mental, los expertos y asociaciones científicas recomiendan usar solo aquellas que tienen detrás evidencia sobre los métodos que proponen. Como eso es difícil saberlo para una persona del común, organizaciones como la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) han desarrollado un modelo para evaluarlas. En ese modelo, cualquier persona puede preguntarse cosas como:

¿En qué plataformas/sistemas operativos funciona la aplicación? ¿Funciona también en una computadora de escritorio?

¿Se ha actualizado la aplicación en los últimos 180 días?

¿Existe una política de privacidad transparente que sea clara y accesible antes de su uso?

¿La aplicación recopila y/o transmite datos confidenciales? En caso afirmativo, ¿afirma hacerlo de forma segura?

¿Existe evidencia de beneficios específicos provenientes de instituciones académicas, comentarios de usuarios finales o estudios de investigación?

¿Tiene la aplicación una base clínica/de recuperación relevante para el uso previsto?

¿La aplicación parece fácil de usar?

¿Se pueden compartir e interpretar los datos fácilmente de manera coherente con el propósito declarado de la aplicación?

Recuerde, finalmente, que en la mayoría de las ciudades hay líneas gratuitas de atención en salud mental. En Bogotá, el Distrito tiene varias, entre ellas, están:

☎️ Línea 106 y su chat 300 754 8933

La Línea 106 cuenta con un grupo de profesionales que brindan un espacio a toda la ciudadanía, para que comparta todo tipo de situaciones que puedan presentarse en su cotidianidad.

☎️ Línea Púrpura 01 8000 112 137

La Línea Púrpura fue puesta en marcha entre la Secretaría Distrital de Salud y la Secretaría Distrital de la Mujer, con el objetivo de fomentar una vida libre de violencia y por el derecho a la salud plena para las mujeres. Es una línea telefónica gratuita que funciona las 24 horas, todos los días del año y es atendida por un equipo de psicólogas, trabajadoras sociales, abogadas y enfermeras.

☎️ Línea Calma 01 8000 423 614

La Línea Calma fue dispuesta para que los hombres mayores de 18 años residentes en Bogotá puedan llamar de manera gratuita para ser escuchados y orientados. Es un espacio de escucha y asesoría para manejar situaciones emocionales de cualquier índole como: ansiedad, depresión, preocupación por motivos económicos, soledad, problemas familiares, duelo amoroso, entre otros temas.

☎️ Línea Diversa 310 864 4214

La Línea Diversa es la primera en Bogotá dirigida para la atención y asesoría psicosocial para la población LGBTI, sus familias y para conformar redes de apoyo. Las personas que acudan a este servicio, además, podrán recibir orientación y acompañamiento profesional en temas relacionados con rutas de atención, mitos y creencias frente a la diversidad e información sobre todos los servicios sociales ofrecidos por la Secretaría Distrital de Integración Social.

👩‍⚕️📄¿Quieres conocer las últimas noticias sobre salud? Te invitamos a verlas en El Espectador.⚕️🩺

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar