Publicidad

Tatuajes en henna, un riesgo de moda

Aunque a diferencia de los tradicionales disminuyen las probabilidades de contraer enfermedades como hepatitis B, pueden causar desde alergias hasta reacciones que ponen en peligro la vida.

Redacción Vivir
27 de febrero de 2016 - 11:48 p. m.

¿Sabía que un tatuaje temporal en henna, que se borra con el paso de los días, puede terminar en una hospitalización? En realidad muy pocas personas conocen las consecuencias que podría tener este pigmento natural que se obtiene de una planta, cuya aplicación es indolora y efecto transitorio. Lo cierto es que para sorpresa de muchos, esta popular tendencia se ha convertido, según expertos, en un riesgo para la salud.

“La henna es un producto natural que por sí mismo no hace daño. Su color normal es café rojizo, pero como no es muy oscuro lo mezclan con una sustancia que se llama parafenilendiamina, conocida también como PPD, presente en materiales como cauchos, cuero y tintes de cabello”, explica Luis Arturo Gamboa, médico dermatólogo del Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta.

Su efecto en la piel, cuenta, puede provocar quemaduras de hasta segundo grado, irritación, dermatitis, alergias leves y localizadas y cicatrices que varían dependiendo de la sensibilidad de la persona. De acuerdo con Mónica Rivera, dermatóloga miembro de Asocolderma, “este componente está aprobado para tintes en una concentración del 6 % y no mayor del 2 % en uso cutáneo. Sin embargo, en los tatuajes la cantidad sube hasta el 15 %”.

Los síntomas se manifiestan en varias etapas. Usualmente, unos días después de haberse hecho el tatuaje comienza a sentirse picazón, la zona afectada adquiere un tono rojizo y en algunos casos salen ampollas. Con el paso del tiempo, las personas pueden quedar con sensibilidad a este componente y el riesgo aumenta, según ambos expertos, cuando se presentan reacciones debido a otras sustancias como el PABA o ácido paraaminobenzoico, presentes en los protectores solares.

La recomendación es acudir al médico tan pronto aparezca alguna de estas señales, para detectar el grado de afectación que causó el tatuaje en la piel, debido a que hay casos extremos en los que puede llegar a provocar urticaria y poner en riesgo la vida de la persona. Claudia Palacios, médica dermatóloga de la Clínica Dermatológica de Antioquia, aclara que el mensaje no es prohibir el uso de estos tatuajes, porque las personas encuentran en ellos múltiples ventajas, entre ellas, que disminuyen el riesgo de contraer enfermedades de transfusión como la hepatitis B. “Lo importante es realizarse una prueba de sensibilización previa para conocer cómo reacciona la piel”.

Para tener en cuenta

  • Visitar un lugar reconocido y con respaldo.
  • Cuando dicen henna negra ya hay que estar alerta porque el color original de esta sustancia es en realidad café rojizo. 
  • Los tatuajes con henna son transitorios y duran tres días en su estado inicial. Sospeche cuando le digan que lo tendrá más de una semana.
  • La henna necesita de tres a cuatro horas para adherirse bien. 
  • Dude si le ofrecen el tatuaje a un precio muy económico, pues la henna original es traída de Asia y África lo que implica un costo alto.
 

Por Redacción Vivir

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar