2 Jun 2016 - 2:37 p. m.

Un estornudo filmado con cámaras de alta velocidad

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts estudian cómo se esparcen las pequeñas partículas de saliva y moco para entender cómo se contagian distintas enfermedades.

Redacción Vivir

Lydia Bourouiba, matemática y experta en dinámica de fluidos, eligió estudiar a fondo un asunto que cualquiera de sus colegas habría descartado instintivamente por frívolo: los estornudos.

Entender mejor cómo se esparcen en el aire las microgotas de saliva y moco cada vez que alguien estornuda o tose, eso cree Bourouiba, podría conducir a comprender cómo los virus y bacterias viajan en ellas y contagian a otras personas.

643566.Vdieo-Sneeze-FragExpFluidLogoF from Newswise on Vimeo.

En su laboratorio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la joven científica ha instalado cámaras de alta velocidad capaces de disparar varias miles de veces por segundo. El resultado es una serie de videos que revelan la aspersión turbulenta y caótica de las gotas de saliva y constituyen el punto de partida para entender, desde las matemáticas y la física, los riesgos de contaminación entre personas.

Como lo señaló Corie Lok en un repotaje para la revista Nature, Bourouiba pretende dar bases más sólidas a los estudios sobre salud pública y epidemiología. Entender los estornudos y otras formas de contagio permitiría a los médicos construir mejores mapas sobre dispersión de infecciones, desarrollar mejores equipos de protección para los trabajadores de la salud, entender un poco más a fondo los caminos que siguen los agentes patógenos en una población.

Bourouiba ya ha logrado controvertir la idea general que se tenía del poder de los estornudos y la tos. El conocimiento convencional advertía que las gotas más grandes suelen viajar hasta dos metros antes de caer al piso. Pero las cámaras de alta velocidad le han permitido demostrar que en realidad pueden alcanzar distancias de hasta 8 metros para los estornudos y 6 metros para la tos. Más aún: puede permanecer suspendidas en el aire hasta por 10 minutos.

¿El contagio ocurre a través de las gotas más grandes que entran directamente al sistema respiratorio de otras personas o son las partículas más pequeñas que quedan suspendidas en el aire y viajan en la distancia para ser luego inhaladas? ¿O una combinación de ambas? Preguntas como estas son las que ahora intenta responder Bourouiba y su grupo.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete