Publicidad
31 Aug 2020 - 9:06 p. m.

Un experimento con buenos resultados: ¿El principio del fin del dengue?

Un experimento en el que se usaron mosquitos infectados con una bacteria llamada Wolbachia resultó en una reducción del 77% de los casos de dengue en una ciudad de Indonesia.
Los mosquitos infectados con Wolbachia son liberados para que se apareen con otros no infectados y así transmitan la bacteria a las nuevas generaciones rompiendo el ciclo de reproducción del dengue.
Los mosquitos infectados con Wolbachia son liberados para que se apareen con otros no infectados y así transmitan la bacteria a las nuevas generaciones rompiendo el ciclo de reproducción del dengue.
Foto: Monash University

No todo son malas noticias por estos días en el campo de la epidemiología y las enfermedades infecciosas. Una prueba que se extendió por 27 meses en Indonesia para determinar hasta qué punto el uso de una bacteria para controlar las poblaciones de mosquitos que transmiten el dengue arrojó resultados esperanzadores.

“Fue un resultado extraordinario; lograr una reducción del 77% en la incidencia del dengue es enorme, según los estándares de intervención farmacéutica “, dijo a través de un comunicado Nicholas Jewell, profesor de la Universidad de California en Berkeley.

El método, que emplea mosquitos Aedes aegypti infectados por una bacteria llamada Wolbachia, evita que transmitan el virus cuando pican a las personas. La Wolbachia vive de forma natural en el 60% de los insectos del planeta y se transmite de generación en generación por medio del apareamiento. Aunque no vive de manera natural en el mosquito Aedes aegypti, al introducirse de forma artificial se logra el mismo efecto.

En el estudio, cuyos resultados preliminares se publicaron el miércoles 26 de agosto, sólo se analizaron datos sobre dengue, pero los científicos creen que es una estrategia que impactaría otros virus transmitidos por los mosquitos A. aegypti, incluidos el Zika, el chikungunya y la fiebre amarilla.

“Es un gran avance”, dijo a través de un comunicado de prensa Nicholas Jewell, profesor de la Universidad de California en Berkeley, quien diseñó el estudio y dirigió el análisis estadístico. “Ahora hemos demostrado que funciona en una ciudad. Si esto puede replicarse y usarse ampliamente, podría erradicar el dengue de varias partes del mundo durante muchos años “.

Los mosquitos infectados con la bacteria Wolbachia están a prueba en 11 localidades del mundo. En el caso de Indonesia fueron liberados hace más de dos años en la ciudad de Yogyakarta, en la isla de Java. El área de estudio incluyó a unas 312.000 personas. En total, participaron 8.144 personas, de 3 a 45 años, después de presentar síntomas compatibles con dengue.

“Este emocionante resultado del ensayo es un gran éxito para la gente de Yogyakarta”, dijo en la comunicación oficial Adi Utarini de la Universidad de Gadjah Mada en Indonesia, co-investigador principal del ensayo. “Indonesia tiene 7 millones de casos de dengue cada año. El resultado de este ensayo muestra el impacto significativo que puede tener el método Wolbachia en la reducción del dengue en las poblaciones urbanas “.

Se estima que cada año ocurren 50 millones de casos en todo el mundo. Actualmente no existe una vacuna eficaz para prevenirlo ni tampoco tratamientos eficaces. La única vacuna autorizada resultó teniendo una eficacia limitada y riesgos imprevistos al principio por lo que no fue implementada de forma masiva. En 2019, la Organización Mundial de la Salud declaró al dengue como una de las 10 principales amenazas para la salud mundial debido a la ausencia de intervenciones efectivas.

En Colombia desde el 2019 comenzaron las liberaciones de mosquitos con Wolbachia en los municipios de Itagüí y Sabaneta. A la fecha se han instalado cerca de 20 mil estaciones de liberación de mosquitos infectados con la bacteria en estos municipios. En Cali también comenzó la implementación del programa de liberación de mosquitos.

Estas estaciones de liberación, son grandes recipientes con tapa y orificios, donde se deposita agua, alimento y huevos de mosquitos con Wolbachia. Una vez los huevos entran en contacto con el agua, inician su ciclo de vida hasta llegar a la fase adulta. Estos mosquitos salen volando a buscar alimento y a aparearse con los mosquitos que no tienen la Wolbachia y así transmitirla a las nuevas generaciones. De esta manera se espera reemplazar la población de mosquitos transmisores de enfermedades por mosquitos incapaces de hacerlo.

El dengue es uno de los mayores problemas de salud pública en la región de las Américas. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud en 2019 se reportaron más de 3 millones de casos, el mayor número registrado en la región hasta el momento. En Colombia se registraron 127.553 casos.

Estas cifras superan los 2,4 millones de casos notificados en 2015 cuando tuvo lugar la anterior epidemia de dengue más grande de la historia regional. Ese año casi 1.400 personas fallecieron como consecuencia de la enfermedad.

Síguenos en Google Noticias