24 Aug 2018 - 1:10 p. m.

Un vaso de vino o cerveza diario también representa un riesgo de salud, ¿o no tanto?

Un amplio estudio que evaluó el consumo de alcohol en 195 países entre 1990 y 2016 desató el eterno debate sobre cuánto es "una cantidad moderada y saludable".

Redacción Vivir / AFP

Beber, aunque solo sea un vaso de vino o una cerveza al día, comporta un riesgo para la salud, según un amplio estudio sobre la frecuencia y el impacto del consumo de alcohol, responsable de tres millones de muertes al año en el mundo.

Uno de cada tres bebedores de alcohol muere al año por problemas de salud relacionados con el alcohol. Un 2,2% son mujeres y un 6,8% hombres, según un estudio que aboga por el "cero alcohol". El mundo cuenta con 2.400 millones de bebedores, un 63% de ellos hombres. 

El estudio, publicado el viernes por la revista médica The Lancet, evalúa los niveles de consumo de alcohol y sus efectos en la salud en 195 países entre 1990 y 2016. El alcohol causó 2,8 millones de muertes en 2016, señala la investigación. (Imagen: consumo de alcohol por países y género). 

En 2016, el consumo de alcohol era el séptimo factor de riesgo de muerte prematura y de invalidez en el mundo y la principal causa de muerte entre las personas de entre 15 y 49 años (accidentes de carretera, suicidios, tuberculosis...). Las bebidas alcohólicas están relacionadas con una de cada diez muertes en esta franja de edad. A partir de los 50 años, el cáncer representa la principal causa de muertes asociadas al alcohol.

Beber un vaso al día durante un año aumenta en un 0,5%, entre las personas de entre 15 a 95 años, el riesgo de padecer uno de los 23 problemas relacionados con el alcohol: cáncer, enfermedades cardiovasculares, AVC (accidente cerebrovascular), cirrosis, accidentes, violencia, etc., consideran los autores.

Esto significa que la tasa de mortalidad en el mundo aumenta en 100.000 casos al año por un vaso al día, precisa la doctora Emmanuela Gakidou, del Instituto de Metrología y de Evaluación de la Salud (IHME, Universidad de Washington), coautora del estudio. "Los riesgos para la salud asociados al alcohol son enormes", asegura.

Según Gakidou, estos resultados refuerzan otras investigaciones recientes, que destacaron "correlaciones claras y convincentes entre el consumo de alcohol y la muerte prematura, el cáncer y los problemas cardiovasculares". "El mito según el cual uno o dos vasos al día son buenos es solo un mito", apunta. Solo el "cero alcohol" minimiza el riesgo global de enfermedades, puntualiza.

Ojo con los datos

Aaron Carroll, médico y colaborador de The New York Times, se quejó en su cuenta de Twitter por la forma como se están divulgando noticias sobre este estudio. "¿Puede alguien explicarme por favor cómo una cifra que muestra que con un trago al día tiene un riesgo relativo de 1 puede llevar a la conclusión de que no existe un nivel seguro de consumo de alcohol?", escribió esta mañana. 

Para el experto, las noticias están creando un miedo innecesario en la población. Aunque los datos son correctos, Aaron propuso otra manera de mirar el riesgo. Para que beber una copa al día se traduzca en la aparición de una enfermedad asociada se necesitan 25.000 personas tomando esa cantidad. En cambio, cuando se trata de cinco copas al día (no muy recomendable), tan sólo son necesarias 296 personas consumiendo a ese ritmo. 

El siguiente gráfico, publicado por los autores del estudio, deja ver con mayor claridad la relación entre la cantidad de bebidas alcohólicas por día, y el riesgo asociado.

Comparte:
X