24 Jun 2021 - 4:50 p. m.

Una semana después de flexibilizar el uso de tapabocas, Israel se enfrenta a un brote de coronavirus

Las autoridades aseguraron que han decidido reaccionar como si se enfrentaran a una nueva ola de la epidemia.

Con información de AFP

El primer ministro israelí Naftali Bennett advirtió el martes que el país se enfrenta a una posible nueva ola del coronavirus ante el alza del número de enfermos, causada por la llegada de la variante Delta.

Las autoridades, dijo, detectaron el lunes 125 nuevos casos, cuando las infecciones diarias eran muy pocas. “Hemos decidido reaccionar como si nos enfrentáramos a una nueva ola del virus”, declaró Bennett, de visita en el aeropuerto internacional de Tel Aviv. (Lea ¿Desconfianza tras el enredo de las dosis de Pfizer? Un texto para recuperarla)

“Nuestro objetivo es ponerle coto, tomar un balde de agua y echarlo encima del fuego mientras este aún es pequeño”, aseguró al tiempo que resaltó los desafíos que implica la llegada de la variante Delta que ya se encuentra en más de 90 países y cuya llegada a Colombia, como dijo Fernando Ruiz, ministro de salud, será inevitable.

Ante esta situación, más de 1.000 personas se vieron obligadas a ponerse en cuarentena en Binyamina (norte de Tel Aviv) luego del regreso de viajeros procedentes de Chipre, añadió el primer ministro en una rueda de prensa.

Por el momento, Bennett pidió a los israelíes que no viajen al extranjero. Además, las autoridades instalarán un centro de tests adicional en el aeropuerto para asegurarse de que todos los viajeros efectúan una prueba PCR a su llegada. De hecho, Israel sigue cerrado a los extranjeros no residentes, excepto por motivos profesionales o familiares imperiosos.

Esta situación se después de que ese país hubiese flexibilizado las medidas de bioseguridad. Hace una semana había dejado de exigir el uso de tapabocas en lugares cerrados. Ahora, nuevamente, ha recomendado su uso.

El brote también se da en un momento en el que ese país tiene inmunizada a buena parte de su población. Cerca del 60% de sus ciudadanos (poco más de 9 millones) están vacunados con la dosis de Pfizer.

Comparte: