Así es el primer robot pequeño dedicado a matar bacterias

Cleansebot es capaz de matar el 99,9% de los gérmenes, es portátil y está pensado para quienes deseen llevar la desinfección a un nuevo nivel.

Tomada de FB de Cleansebot

Medios de comunicación como la BBC han hecho públicas las investigaciones que se han realizado sobre qué tan limpia puede ser la habitación de un hotel. Estas pesquisas han descubierto que hasta los hoteles con un mayor número de estrellas hospedan en sus habitaciones organismos diminutos causantes de enfermedades.

¿Cómo estar seguros de tener una habitación limpia si la revisión de ojo, como manchas en las sábanas y suciedades en los baños, no es suficiente para identificar las colonias que tienen estos microscópicos organismos en objetos como controles remotos y encendedores de luz?

Le puede interesar: La pantalla de un celular contiene 30 veces más bacterias que la taza de un inodoro

Un producto promocionado en la plataforma de crowdfunding, Kickstarter, afirma tener la solución con un robot cuya principal misión es eliminar el 99,9% de las bacterias presentes en la superficie donde se le coloque.

Como si fuera una aspiradora Roomba, esos discos que se pasean por toda la casa limpiando las partículas de polvo y demás residuos sólidos, el Cleansebot hace un recorrido por toda la superficie de una cama para matar, gracias a una luz ultravioleta, todas las bacterias, gérmenes y ácaros que encuentre a su paso.

El proceso es automático, basta solo presionar un botón, ponerla entre el colchón y las cobijas y dejar que se pasee por toda la cama hasta completar su recorrido. Lo interesante de este producto es que, gracias a sus sensores potenciados con Inteligencia Artificial (IA), nunca se quedará atascado al interior de la cama o se caerá de la misma.

Según sus desarrolladores, las ruedas que emplea el dispositivo, que aún están pendientes por patentar, hace que el Cleansebot recorra por cualquier superficie sin problema.“. "No existe ninguna otra tecnología como esta”, aseguran.

Le sugerimos leer: Las bacterias se hacen resistentes a desinfectantes de hospitales

Una prueba aplicada al producto demostró que tan solo 30 segundos de exposición a esta luz ultravioleta (UV-C) son suficientes para acabar con una bacteria de E. colí, microorganismo que puede ser capaz de provocar dolores abdominales, diarrea con sangre y vómito en sus víctimas.

Este artefacto también puede ser utilizado para desinfectar otros elementos presentes en la cotidianidad de las personas como teléfonos celulares y computadores portátiles.

Dentro de las características que tiene este dispositivo se encuentra la incorporación de una batería de 3.700 miliamperios, similar a la que utiliza una gran cantidad de teléfonos inteligentes presentes en el mercado, un tiempo de carga de cuatro horas y una autonomía que le permite funcionar durante una hora.

Sumado a lo anterior, su peso es de 220 gramos y su tamaño no supera los 13 centímetros, aspecto que lo diferencia de sus principales competidores en la actualidad: los enormes robots desinfectantes de uso hospitalario utilizados en los quirófanos.

El precio de este producto, al que le faltan 33 días para terminar su campaña de financiamiento en Kickstarter, es de US$99. Hasta el momento ha logrado recaudar US$89.000, de los US$3.000 que se puso como meta, gracias al patrocinio de 827 personas.