Estudiantes de la U. Nacional crean una cerradura digital e inalámbrica para blindar viviendas

El dispositivo de control de acceso está compuesto por un transmisor (control remoto), y un receptor encargado de permitir o denegar el acceso a la vivienda u oficina.

Agencia de noticias UN

El funcionamiento es similar al del control remoto que utilizan los automóviles, que acciona el seguro de las puertas cuando el conductor digita una clave de cuatro dígitos. “En la puerta se dispuso un display que recibe la señal del control remoto cuando el usuario introduce correctamente su clave. Si se equivoca, el sistema se bloqueará por doce segundos después del tercer intento errado”, describen Nicolás Arcila y Harry García, estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, creadores del dispositivo. (Lea: La U. Nacional usa un radar para monitorear zonas de derrumbe)

En el prototipo, la señal de control remoto viaja codificada, y la contraseña o clave de acceso corresponde a los botones de la cerradura instalada en la puerta. Al respecto, los universitarios señalan que la función principal de la cerradura es controlar el acceso a la vivienda, pero también tiene una interfaz que interactúa con el usuario mostrándole el número de veces que se ha activado en el día, además de desplegar un menú para cambio de clave. (Lea: Según ranking Art-Sapiens, la Universidad de Antioquia es la mejor de Colombia)

“Debido a que todo es controlado inalámbricamente, el usuario puede digitar códigos establecidos mediante el control para cambiar o modificar los parámetros de funcionamiento como desee”, anotan los creativos. De igual manera, el dispositivo contiene un programa arduino que semeja el cerebro del sistema, capaz de almacenar la información que necesita para funcionar, además de un actuador eléctrico que acciona el cerrojo.  

“El sistema debe estar conectado a la energía de la casa, aunque también dispone de una batería de apoyo en caso de que el flujo de energía eléctrica falle impidiendo que se pueda utilizar el control remoto”, manifiesta el estudiante Arcila.  

Solución práctica 

Los universitarios detallan que en el mercado existen modelos de acceso que trabajan con la huella digital o con tarjetas, pero son pocos los que funcionan con control remoto. “Con este novedoso sistema los usuarios se sentirán cómodos y seguros al cambiar sus tradicionales llaves, que muchas veces se olvidan, se oxidan, o se parten fuera o dentro de la cerradura”, sostienen.  

Además, por ser un prototipo electrónico, automático e inalámbrico, reviste mayor seguridad y confianza en comparación con una chapa mecánica convencional. “La inseguridad de las puertas se convirtió en un problema porque los sistemas son débiles. Por el contrario, nuestro prototipo contiene una clave personal y un control remoto que hace más compleja su imitación o reproducción con fines ilícitos”, declaran los estudiantes. 

Para desarrollar el dispositivo los jóvenes hicieron un muestreo de 21 encuestas para indagar sobre el posible uso de una cerradura digital: el 85 % indicó que no conocía el mecanismo.

 

Temas relacionados