Creadores de apps para Apple demandan a la compañía

Alegan que Apple los obliga a vender de forma inadecuada a través de la App Store, se lleva una porción de 30% de las ventas y les impide ofrecer productos pagados por menos de US$0,99.

Los desarrolladores demandaron a la compañía alegando que su App Store suprime la competencia.Pixabay.

Apple está bajo el fuego de desarrolladores de aplicaciones para entrenamiento de baloncesto y nombres para bebés, a medida que la fiebre antimonopolio arrasa con Silicon Valley.

En medio de la revelación de esta semana de que Apple está entre los cuatro titanes del valle que se enfrentan a la perspectiva de investigaciones antimonopolio en EE.UU., los desarrolladores demandaron a la compañía el martes alegando que su App Store suprime la competencia.

Le puede interesar: Reguladores de la competencia de EE.UU. investigan a gigantes tecnológicos

Alegan que Apple los obliga a vender de forma inadecuada a través de la App Store, se lleva una porción de 30 % de las ventas y les impide ofrecer productos "pagados por menos de US$0,99 o a precios fraccionados que terminen en algo diferente a 99 centavos de dólar". Dicen que es difícil ganar dinero decente bajo estas restricciones y que en una tienda llena de ofertas –más de 2 millones de aplicaciones–, "nadie los ve".

"Desde el principio, Apple logró el poder de monopolio en el mercado estadounidense de aplicaciones para iOS y los servicios de distribución de productos dentro de la aplicación al cerrarle la puerta de golpe a todos y cada uno de los posibles competidores", según la demanda, presentada en un tribunal federal de San José, California.

Apple no respondió de inmediato a los correos electrónicos en busca de comentarios sobre la demanda.

La Corte Suprema de EE.UU. dictaminó el mes pasado que los consumidores pueden demandar a Apple por reclamos de que utiliza su dominio del mercado para inflar artificialmente los precios en la tienda, abriendo la puerta a los abogados del caso para buscar cientos de millones de dólares en nombre de los consumidores.

Los dos demandantes en el caso del martes buscan representar a una clase de desarrolladores en todo el país cuyos productos se venden a través de la App Store. Están buscando una orden que prohíba a Apple realizar prácticas anticompetitivas y violaciones de la Ley de Competencia Desleal de California, además de daños no especificados, que pueden ser triplicados bajo la ley antimonopolio.

Su queja se produce poco después de la fiesta anual de Apple para celebrar sus productos, donde la compañía presentó varias herramientas nuevas para ayudar a los desarrolladores a crear software con mayor facilidad, personalizar sus aplicaciones móviles para que se ejecuten en Mac y hacer un mejor software de realidad aumentada.

Lea también: Las novedades de Apple: macOS 10.15 Catalina y la App Store para el Apple Watch