Publicidad

Paciente con un chip de Neuralink parece estar recuperándose satisfactoriamente

El anuncio lo realizó Elon Musk, CEO de la empresa, a través de un conversatorio de Spaces en la red social X.

20 de febrero de 2024 - 11:19 p. m.
El anuncio lo realizó Elon Musk, CEO de la empresa, a través de un conversatorio de Spaces en la red social X
El anuncio lo realizó Elon Musk, CEO de la empresa, a través de un conversatorio de Spaces en la red social X
Foto: Agencia Reuters

El primer paciente humano al que se le implantó el chip cerebral de Neuralink parece estar recuperado por completo y es capaz de controlar un mouse de computador a través de los pensamientos. El anuncio lo realizó Elon Musk mediante un evento de Spaces en la red social X.

Además, comentó que busca mejorar la conexión para generar clics del mouse y optimizar el movimiento del cursor en la pantalla. El arrastrar objetos mediante un clic y su desplazamiento es otra finalidad en la que están trabajando.

Le recomendamos leer: La Comisión Europea Contra TikTok por presuntas violaciones de contenido en línea

La empresa de ciencia y tecnología celebró, a finales de enero, la implantación exitosa del primer chip cerebral en un ser humano. La noticia compartida en X por Musk, confirmó que el paciente se estaba recuperando satisfactoriamente y que, en primera instancia, los resultados sugieren una eficaz detección de picos neuronales.

Con la implantación de chips neuronales, Neuralink tiene como propósito facilitar las inserciones quirúrgicas, haciéndolas más rápidas para tratar enfermedades como la esquizofrenia u obesidad.

¿Cómo funciona el chip de Neuralink?

La fundación de la compañía estuvo a cargo del dueño de SpaceX y X, Elon Musk, en 2016. Sin embargo, se dio a conocer en 2017 cuando el diario Wall Street Journal informó sobre su existencia. Desde entonces han trabajado en dos diseños de dispositivos: Un chip de implantación y un robot que permita implantarlo automáticamente.

El Chip se llama Telepatía, y tiene como función controlar el teléfono o computador con solo el pensamiento. En el reclutamiento para los primeros pacientes tuvo como prioridad a aquellos que han perdido el uso en sus extremidades. En un principio, su propósito será ayudar a las personas que tienen estas condiciones, pero han afirmado que esperan desarrollar con el tiempo un implante que permita enviar mensajes o jugar a través de los pensamientos.

Le recomendamos leer: Quyca-Bot: la obra teatral de robots actores en Colombia

El tamaño del dispositivo es cercano al de una moneda pequeña que se incrusta en el cráneo, con una serie de cables diminutos, 20 veces más pequeño que el cabello humano. Los cables están compuestos por 1.024 electrodos que monitorean la actividad cerebral y estimulan eléctricamente el cerebro. Toda la información se trasmite inalámbricamente a los computadores para su estudio.

La compañía ha estado trabajando en dos tipos de chips a largo plazo: uno enfocado en restaurar la visión y otro en recuperar las funciones corporales básicas en personas con parálisis debido a daños en la medula espinal. No obstante, la gran meta de Musk es conseguir restaurar la escucha o el habla mediante el dispositivo.

La instalación se realiza a través de un robot que inserta quirúrgicamente el chip en una región del cerebro que controla la intención del movimiento. De acuerdo Neuralink: “Los cables son tan finos que no pueden ser manejados por una mano humana. Nuestro robot se ha diseñado para realizarlo de forma fiable y eficaz”.

En 2020 presentaron uno de los dispositivos trabajando en un cerdo con demostraciones en vivo. El hecho dejó dudas entre los críticos, quienes lo catalogaron como una ingeniería sólida pero mediocre. En 2021, Neuralink volvió a ser noticia con la implantación de su chip en un mono jugando a videojuegos en su mente, con mejores percepciones ante la audiencia y creando expectativa para la prueba en humanos. Musk había anunciado que para 2022 iban a tener el primer paciente humano, sin embargo, se tardó hasta 2024.

El robot de Neuralink

Funciona con una aguja rígida para perforar los cables que salen de un chip implantado en el cerebro de una persona, proceso similar al de una máquina de coser. En su presentación, la compañía publicó un video en enero de 2021, donde muestra el robot.

Video Thumbnail

El robot tiene una altura de dos metros y medio y tiene la capacidad de insertar el chip con sus respectivos cables, evitando lastimar el cerebro o los vasos sanguíneos. De acuerdo a Musk, el proceso tiene un proceso de duración de varias horas y solo deja una pequeña cicatriz. Para el ensamble del robot, Neuralink se asoció con los diseñadores de Woke Studios. En un comunicado a la prensa por parte de la compañía aliada, afirmaron que se centraron en el diseño que funcionara en un entorno clínico y con un aspecto futurista.

¿Qué dicen los contradictores?

La figura de Elon Musk ha estado en el ojo de la tormenta en el mundo de la tecnología por su carisma y visión. Desde la polémica compra de Twitter, ahora X, y el manejo de Tesla en la Bolsa de Valores, Musk ha encontrado formas de mantenerse relevante y generar interacciones. Tras el anuncio de Neuralink y la implantación de chips en animales y el primer paciente humano, el sector científico se ha mantenido escéptico porque las investigaciones no son muy claras.

A la fecha, Musk no ha aportado los suficientes datos que permitan comprobar la evolución de las investigaciones, sin contar algunos anuncios. Sin embargo, es importante destacar que desde mayo de 2023, Neuralink tiene el visto bueno de la FDA, agencia que regula los medicamentos y procedimientos en Estados Unidos.

Las primeras críticas contra este procedimiento aparecieron tras darse a conocer las pruebas que Neuralink habían supuesto la muerte de 1.500 animales, entre ellos cerdos, ovejas y monos. Las denuncias llegaron desde el testimonio de trabajadores y empleados que acusaron la compañía de generar “muertes innecesarias” a los animales. La investigación, que se realizó tras las denuncias, dictaminó que no se había infringido ninguna norma que regule el uso de animales para la experimentación clínica.

Antonio Oliviera, jefe del grupo de Exploración funcional y neuromodelación del sistema nervios (FENNSI) en el hospital de Toledo, España, aseguró tras el anuncio que “No hay evidencia científica, ni sabemos qué grupos de investigación trabajan en ello” y mantiene una postura escéptica.

Nick Ramsey, de la Universidad de Urecht en Países Bajos, afirma que: “Es probable que funcione porque el dispositivo es similar a los prototipos existentes usados por científicos académicos que han demostrado la viabilidad de traducir señales cerebrales en personas paralizadas a un sintetizador de voz“. No obstante, agrega que Neuralink está obligado a registrar el estudio en la Librería Nacional de Medicina en Estados Unidos (Clinicaltrials.gov) y aún no lo ha hecho.

Synchron y Onward son empresas que están en carreras de tecnologías similares y han dado pasos en implantes cerebrales con ensayos clínicos en humanos. Sus investigaciones sí están registradas en el portal web mencionado, para que otros científicos conozcan de que se trata.

David Ezpaleta, vicepresidente de la sociedad española de Neurología, dijo para el periódico el Mundo que “No tenemos que movernos por suposiciones porque no tenemos información publicada en revistas científicas y eso no es habitual en ciencia. Cada enfermedad neurodegenerativa es diferente y provoca lesiones muy particulares. Vender una solución antes de tener un dato fiable me parece absolutamente sensacionalista”.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar