En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
15 Sep 2021 - 9:03 p. m.

Facebook entiende qué hace mal. ¿Por qué no soluciona sus problemas?

Una extensa investigación del diario The Wall Street Journal detalla, para tres escenarios, cómo la plataforma conoce al detalle la escala de problemas estructurales que han enturbiado la interacción de sus miles de millones de usuarios. Miembros del Congreso de EE.UU. llaman a ejercer más control.

Redacción tecnología con información de agencias

Una serie de tres artículos investigativos del diario The Wall Street Journal publicados este miércoles han puesto en tela de juicio el alcance y efectividad de Facebook para regular los aspectos más nocivos y tóxicos que han emergido en su comunidad de usuarios, que se extiende a plataformas como Instagram. Esta no es la primera vez que salen a flote revelaciones de este tipo y, si la historia enseña algo, bien puede no ser la última.

De fondo, el hallazgo central del trabajo de ese diario es que la compañía entiende, mejor que nadie, los problemas que han ido surgiendo en medio de su meteórica expansión global, lo que lleva a pensar que las soluciones no se toman por falta de diagnóstico, sino por la complejidad de los desafíos o la falta de voluntad para implementar cambios estructurales.

Lea también: Ciberataques aumentaron 47% en el primer semestre de 2021

La primera de estas revelaciones tiene que ver con la forma como la red social ideada por Mark Zuckerberg permite que una élite de usuarios (figuras prominentes a nivel global, como el futbolista brasileño Neymar, por ejemplo) se salte las normas que sí aplican para el resto de los más de 1.000 millones que utilizan este servicio con alguna regularidad.

Facebook desarrolló un sistema que en buena medida exime a numerosos famosos, políticos o periodistas de cumplir con sus normas de usuario, según documentos internos filtrados y publicados este lunes por The Wall Street Journal (WSJ).

El programa, conocido dentro de la empresa como “XCheck”, se creó inicialmente como un mecanismo para revisar con más detalle las medidas tomadas contra cuentas de perfil alto, pero terminó por proteger a muchos usuarios con un perfil relevante de las reglas que sí se imponen al resto de usuarios, destaca el diario neoyorquino.

Según los documentos, en ocasiones “XCheck” ha blindado a personalidades cuyas publicaciones contenían incitación a la violencia o acoso, contenidos que normalmente le cuestan a otros usuarios sanciones como el cierre de sus cuentas.

Como ejemplo, el WSJ señala el caso del futbolista brasileño Neymar, quien en 2019 publicó en Facebook fotos con desnudos de una mujer que le había acusado de violación en un intento por defenderse y que fueron vistas por millones de personas antes de que la red social las eliminara y decidiera no actuar contra el perfil del jugador.

Los documentos también señalan que algunas de estas cuentas VIP han compartido sin consecuencias contenidos que los verificadores de Facebook consideraron falsos, desde que las vacunas son mortales a la supuesta cooperación de Hillary Clinton con una trama pedófila o unas presuntas palabras del expresidente estadounidense, Donald Trump, llamando “animales” a todos los solicitantes de asilo.

En total, al menos 5,8 millones de usuarios estaban incluidos en 2020 en “XCheck”, lo que contradice las afirmaciones de Facebook de que el programa abarcaba un número pequeño de personas.

De fondo, lo que la investigación revela es que hay un doble estándar para tratar las violaciones a las políticas que la misma compañía impone para intentar que toda la experiencia no termine en incitación al odio o apología al genocidio, como ya ha sucedido en varias ocasiones.

La revisión manual de algunas cuentas incluidas en “XCheck”, argumenta el diario, reciben en un trato más favorable y los moderadores no pueden retirar contenidos inmediatamente, sino que el análisis pasa a empleados de Facebook y, en ocasiones, a altos ejecutivos.

Según el WSJ, en muchas instancias ello lleva a que no se tomen medidas ante contenidos problemáticos por parte de famosos.

En los documentos obtenidos por el WSJ, Facebook reconoce los problemas de este sistema y ha tratado de modificar el programa, pero el número de cuentas con privilegios no ha dejado de aumentar.

Instagram es tóxico para los adolescentes

Otra de las investigaciones del diario señala que “Facebook sabe que Instagram es tóxico para muchas jóvenes adolescentes”.

De acuerdo con análisis hechos por la propia compañía, ésta ha comprobado que la aplicación para compartir imágenes afecta a millones de sus usuarios más jóvenes, con un particular sesgo en contra de mujeres adolescentes. El diario revela que la empresa, en repetidas ocasiones, le ha bajado el tono a sus afectaciones (que sabe son mucho más grandes de lo que revela) y se ha negado a hacer públicos estos documentos cuando han sido requeridos por investigadores y legisladores.

Esta nueva revelación, parece, puede animar una nueva ronda de escrutinio legislativo en contra de la compañía con sede en California.

Si bien las anteriores olas de indignación por problemas como el escándalo de privacidad de Cambridge Analytica no han afectado el modelo de negocio ni en la rentabilidad de Facebook, esta reacción podría hacer que el director ejecutivo, Mark Zuckerberg, y otros ejecutivos de la compañía vuelvan a declarar ante el Congreso sobre las deficiencias.

Los senadores Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut, y Marsha Blackburn, republicana de Tennessee, presidente y miembro de alto rango del subcomité de protección al consumidor del Senado, dijeron que han estado en contacto con un denunciante de Facebook y “utilizarán todos los recursos a nuestra disposición para investigar lo que Facebook sabía y cuándo lo supo”.

Vea también: El iPhone 13 y los nuevos lanzamientos de Apple en cinco minutos

Los legisladores dijeron el martes que planeaban obtener más documentos y hablar con testigos como parte de la investigación. El Comité de Comercio del Senado está facultado para emitir citaciones para obtener registros y testimonios de testigos.

“Está claro que Facebook es incapaz de asumir la responsabilidad”, dijeron los senadores. “El reportaje del Wall Street Journal revela que la dirección de Facebook se centra en una mentalidad de crecimiento a toda costa que valora las utilidades por encima de la salud y la vida de niños y adolescentes”.

“Cuando se le dio la oportunidad de sincerarse con nosotros sobre su conocimiento del impacto de Instagram en los usuarios jóvenes, Facebook proporcionó respuestas evasivas que fueron engañosas y encubrieron pruebas claras de un daño significativo”, dijeron los senadores en declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg.

👽👽👽 ¿Ya está enterado de las últimas noticias de tecnología? Lo invitamos a visitar nuestra sección en El Espectador.

Comparte: