30 Sep 2019 - 11:06 p. m.

La tecnología Wi-Fi está cumpliendo 20 años

El 30 de septiembre de 1999, un grupo de compañías tecnológicas lanzó el estándar 802.11b, mejor conocido como WiFi, el desarrollo que permitió interconectar dispositivos de forma inalámbrica.

Europa Press.

Los primeros chips WiFi empezaron a incluirse en portátiles de consumo en los años 1999 y 2000. / Pixabay.
Los primeros chips WiFi empezaron a incluirse en portátiles de consumo en los años 1999 y 2000. / Pixabay.

Este lunes 30 de septiembre se cumplen 20 años desde el lanzamiento del estándar inalámbrico 802.11b, el primero denominado 'WiFi', presentado por la Wireless Ethernet Compatibility Alliance (WECA) y adoptado masivamente por los principales proveedores de 'hardware'.

En 1997 nació la primera versión del estándar 802.11, pero no fue hasta dos años más tarde cuando varias compañías tecnológicas crearon la Wireless Ethernet Compatibility Alliance (WECA), que el 30 de septiembre lanzó el estándar 802.11b, conocido como WiFi.

La aparición del WiFi, que permitió la conexión inalámbrica entre dispositivos electrónicos, ofreció a los internautas "una libertad de conexión sin precedentes, menores costes e innovadoras posibilidades tanto para consumidores como para empresas", como destacan desde la compañía Cisco.

Los primeros chips WiFi empezaron a incluirse en portátiles de consumo en los años 1999 y 2000, mientras que el primer vuelo comercial donde los pasajeros pudieron conectarse a WiFi se produjo en 2004. En 2012, uno de cada cuatro hogares del mundo estaban conectados mediante esta tecnología inalámbrica.

En su lanzamiento, la industria ha pasado por varias generaciones de WiFi, y en la actualidad, ya está disponible el último estándar (802.11ax o WiFi 6), que supone un gran avance en términos de velocidad y latencia, capacidad, fiabilidad y eficiencia energética.

Principal modo de acceso a internet

Según una reciente encuesta de Cisco entre los internautas españoles, un tercio (el 31%) no imagina seguir con su vida cotidiana sin Internet, ni podrían realizar igual su trabajo (32%). Los usuarios lo utilizan principalmente para mantenerse informados y actualizados (79%), para el entretenimiento (78%) y para contactar con familiares y amigos (73%).

Y el WiFi es el principal modo de acceso a la Red. En España, ya genera el 56 % de todo el tráfico IP (frente al 38% móvil y 6% cableado), y en 2022 representará el 64 por ciento, superando ampliamente al tráfico cableado (24%) y móvil (12%).

En el ámbito empresarial, las redes WiFi se han convertido en un método esencial para acceder al contenido digital. Facilitan el trabajo flexible desde cualquier ubicación, ofrecen datos clave basados en la localización para los negocios y conectan todo tipo de dispositivos a la red corporativa, incluyendo las máquinas del Internet de las Cosas. Se prevén, según destaca la compañía, 223 millones de conexiones en España para 2022-.

WiFi 6 Y 5G, tecnologías complementarias

"WiFi 6 y 5G constituyen el próximo avance en conectividad y una infraestructura clave para la transformación digital, optimizando las operaciones de negocio y contribuyendo a la inclusión digital y al bienestar social", afirma el director General de Cisco España, Andreu Vilamitjana.

WiFi 6, además, de ser más veloz que la quinta generación -y 500 veces más que la primera-, ofrece un 400 % más de capacidad, mejorando el rendimiento por usuario. Y al incluir innovaciones similares a 5G -como OFDMA para la transmisión simultánea de múltiples canales de datos- es un complemento ideal para 5G.

Lea también: Llega Wi-Fi 6, la promesa de un internet más rápido

Igualmente, resulta más efectivo en entornos de alta densidad (como estadios, aeropuertos y hospitales) donde suele ser complejo desplegar conexiones móviles. Mejora la latencia mejora, facilitando una operativa casi en tiempo real para aplicaciones como fábricas conectadas, vehículos autónomos y realidad virtual y aumentada. Y reduce hasta cuatro veces el consumo de batería en los dispositivos conectados.

En los próximos tres años habrá en España 344 millones de dispositivos conectados a Internet (7,4 por persona), desde los más de 200 millones actuales (4,4 por habitante). Y muchos de ellos (como 'smartphones', robots, líneas de producción y dispositivos médicos) se comunicarán sobre una red inalámbrica.

Síguenos en Google Noticias