20 Apr 2021 - 7:07 p. m.

Nuevo iMac marca el ritmo de la transición de procesadores en Apple

La compañía introdujo también nuevas versiones del iPad Pro y anunció un servicio de suscripción para podcasts, con miras a competir en este segmento con rivales como Spotify.

Fiel a su estilo, Apple introdujo este martes productos nuevos a través de una presentación en video plena en espectáculo, con una buena dosis de adjetivos y anuncios que prometen revolucionarlo todo. La frase suele ser usada en prácticamente cada uno de estos eventos, bien sea de Apple o de otras compañías de tecnología.

Más allá del show, hay asuntos que vale la pena resaltar del evento de este martes, que revisaremos con algo más de calma. Un paréntesis breve: este es el primer evento de la compañía en 2021, si bien el universo de rumores alrededor de Apple lo situaban en marzo. La demora, si es que en efecto la hubo, puede estar relacionada con la escasez global de chips, que está golpeando a prácticamente todos los sectores que fabrican dispositivos que consumen electricidad. Durante la presentación no hubo mención alguna a este elemento.

Con el paréntesis cerrado, lo primero que vale la pena discutir es la continua transición de Apple hacia su propia línea de procesadores, que fue anunciada a mediados del año pasado, comenzó a andar de cara al público en noviembre y ahora recibe un paso extra, con la introducción de un iMac enteramente nuevo.

Este es el primer computador de la marca que es diseñado totalmente alrededor del M1, el chip que fabrica Apple desde el año pasado, en vez de contar con los procesadores que alimentaban todos los computadores de la empresa desde 2005.

El resultado más evidente en el nuevo diseño es un computador de escritorio con la capacidad de integrar más espacio de pantalla (24 pulgadas) en un cuerpo que se asemeja mucho al del actual modelo de 21,5 pulgadas.

Esta es una operación casi que rutinaria en el mundo de los teléfonos móviles (más en menos tamaño), pero que resulta más compleja a la hora de hablar de computación en mayor escala por varias razones, entre ellas el tamaño del sistema de enfriamiento del procesador.

Lea también: La escasez de chips también le pega al mundo de los videojuegos

El M1 viene con ocho núcleos para el CPU, divididos en cuatro de alto desempeño y cuatro de alta eficiencia. De fondo, esta es una jugada que va encaminada en la utilización de menos energía para generar mayores efectos: en últimas se trata de optimizar cada vatio, pues esto representa ganancias en muchos sentidos. El más importante de ellos bien podría ser el calentamiento de la unidad de procesamiento, lo que a su vez implica medidas de enfriamiento (que así mismo consumen energía de las baterías, pero también espacio de diseño y terminan impactando el desempeño general de toda la máquina).

Los avances en utilización de energía que ha logrado el M1 (y que, según reseñas en medios internacionales, son significativas) lo lleva a necesitar ventiladores más pequeños para operar sin convertirse en una pequeña fogata dentro de una caja de aluminio. Y por aquí comienzan los ahorros en espacio, pero también las nuevas posibilidades de diseño.

Cabe aclarar que el diseño del M1 es SoC (system on a chip), lo que significa que comprime en el mismo chip todos los elementos necesarios para el funcionamiento de una máquina, incluyendo el procesamiento gráfico. En este lado de las cosas, el M1 trae hasta ocho núcleos que utiliza un tercio de la energía para el desempeño pico de sus rivales, con la posibilidad de manejar 11 billones de operaciones por segundo.

Este tipo de arquitectura en el chip también permite que la tarjeta madre sea más pequeña, lo que termina impactando el aspecto de diseño de la máquina.

La estética general del nuevo iMac se asemeja mucho al lenguaje que predomina en la generación actual de iPhone y iPad, o sea, pocos biseles y esquinas rectas (por decirlo de una forma), pero recortando espacio importante en el grosor total del equipo: apenas 11,5 milímetros.

Las cifras de Apple hablan de un 50 % menos en el volumen del modelo nuevo frente a su predecesor, pero con incrementos en tamaño y resolución de pantalla (lo que, de entrada, implica más poder de procesamiento gráfico, por ejemplo). El monitor del nuevo iMac tiene una resolución de 4,5 K, con posibilidad de desplegar 11,3 millones de pixeles y un brillo máximo de 500 nits (nit es una unidad que representa el brillo emitido por la luz de una vela).

Las cifras de la compañía aseguran que el M1 alcanza el pico de desempeño de un procesador actual, pero con un cuarto de la energía. Las reseñas de los productos que ya cuentan con este procesador (MacBook Pro, MacBook Air y Mac Mini) dan cuenta del buen desempeño general de este chip, en conjunto con su bajo consumo de energía.

Le puede interesar: Flisol, el evento más grande de América Latina de instalación de software libre, se realizará este sábado

Ahora bien, de cara al consumidor menos especializado, todo esto implica tener una máquina con un desempeño importante y que, por fin, recibe una actualización en su sistema de cámara y micrófonos.

Para nadie es un secreto que las cámaras en prácticamente toda la línea de computadores Mac dejan mucho que desear. Mientras el mundo Windows se ocupó de este ítem varias generaciones atrás, los Mac en general se han quedado atrás en ofrecer mejores sistemas para asuntos como reuniones virtuales. Después de pandemia, quizá una de las palabras más populares entre 2020 y 2021 es videollamada. El cambio en el iMac es más que bienvenido.

La nueva cámara viene con mejoras en fotografía computacional y mejor sensor. En otras palabras, entrega mejores imágenes mediante arreglos digitales de la imagen que buscan reducir ruido o mejorar contraste, entre otros asuntos.

De fondo, no se trata de algo realmente nuevo, tan sólo que su mejora en esta línea de productos sí puede ser una revolución para los usuarios, así sea una revolución tardía.

Los elementos que sí resultan más novedosos tienen que ver con el sistema de altavoces: seis en total, con mayor tamaño, gracias al espacio que se fue ganando al interior de la máquina con el cambio de procesador. También hay mejoras en el micrófono, que ahora viene con capacidades de supresión de ruido ambiente para resaltar más la voz de la persona que habla, todo lo cual con miras a mejorar la experiencia en videollamadas.

De acuerdo con Tim Cook, CEO de Apple, las ventas de los equipos con el procesador M1 ya son mayoría entre la línea de Mac. Aunque no ofreció cifras exactas, esto puede que no sorprenda, pues estamos principalmente hablando de los computadores portátiles de entrada en esta gama de dispositivos.

Que el siguiente movimiento en la transición hacia procesadores propios sea el iMac habla también de un foco en el usuario pospandemia: con posibilidades de movilidad, pero con un pie mucho más firme en la casa o, cuando menos, por fuera de la oficina.

De acuerdo con cifras de empresas analistas del mercado como IDC, Gartner o Canalys, 2020 fue uno de los mejores años para las ventas de computadores en una década: la industria vio crecimiento en las cifras por primera vez en 10 años, con una expansión de11 % frente a lo registrado en 2019.

Buena parte de esto no sólo es por las nuevas demandas de educación y trabajo desde fuera de la oficina, sino también un giro hacia el terreno del entretenimiento, pero desde un computador. Si bien el teléfono continúa siendo el centro de la vida digital de los usuarios, los computadores (portátiles y de escritorio) han vuelto a reclamar un poco del terreno perdido en campos de la vida personal que nada tienen que ver con lo laboral o educativo.

Los nuevos iMac vienen en siete colores, lo que también marca un cambio drástico con los diseños de varias generaciones anteriores del producto. El dispositivo de entrada cuesta US$1.299 y estará disponible para la venta desde mayo.

Lo nuevo en podcasts

Quizá uno de los aspectos más interesantes del evento de este martes es el lanzamiento del servicio de suscripción a podcasts de Apple, que tiene el claro de fin de competirle en este terreno a servicios como Spotify.

De fondo, esto implica que los creadores de contenido podrán comenzar a cobrar por sus productos dentro del ecosistema de Apple, lo que no es poca cosa, teniendo en cuenta que Apple Music cuenta con más de 70 millones de suscriptores pagos a nivel mundial.

El otro lado de esta jugada es, claro, la posibilidad de licenciar contenido exclusivo a través del ecosistema Apple: en otras palabras, se trata de atraer a podcasters reconocidos o nuevas figuras para los servicios de la compañía californiana, de la misma forma como sucede con los creadores audiovisuales y las plataformas de streaming (incluyendo Apple TV+).

De acuerdo con un reporte reciente de la firma eMarketer, el sector global de podcasts puede representar US$1.000 millones para este año. Las grandes plataformas de distribución son Apple, Spotify y YouTube, que también tienen una presencia dominante en el streaming de música a nivel global.

Para 2024, eMarkerter proyecta que el mercado de podcasts a nivel global moverá alrededor de US$1.600 millones, más del doble de las cifras actuales.

La inclusión de podcasts como parte de iTunes (la aplicación para escuchar música presente en los Mac) sucedió hace 15 años. En ese entonces, según Cook, sólo había 300 títulos para escoger.

El nuevo servicio de Apple estará disponible a partir de mayo para usuarios en 170 países e incluirá la posibilidad de explorar canales, que son algo así como grupos con sugerencias curadas por un equipo dentro de la compañía (un funcionamiento que se asemeja a las recomendaciones hechas en Apple Music).

También habrá actualizaciones en la interfaz para los creadores que, según la compañía de tecnología, simplifican la labor de subir nuevo contenido a sus servicios.

El valor de la suscripción será determinado por cada creador y será cobrado mensualmente. Apple, por su parte, le cobrará US$19,99 anuales a los podcasters.

Llegan actualizaciones para iPad Pro

En línea con los rumores que circulaban desde hace semanas, la línea de iPad Pro (11 y 12,9 pulgadas) recibe una actualización en procesadores: ahora también vendrá con el chip M1, lo que representa un avance en desempeño nada despreciable para un dispositivo en su segmento.

También hay mejoras sensibles en la pantalla, que ahora puede desplegar el mismo nivel de resolución del monitor profesional XDR, gracias a la utilización de mini LED. Vale la pena aclarar que esta posibilidad sólo está disponible para el modelo de 12,9 pulgadas.

Típicamente, una pantalla de LED utiliza unas docenas de estos dispositivos para iluminar la pantalla. El nuevo enfoque de Apple incluye muchas más luces, individualmente controlables, lo que a su vez multiplica las capacidades de la pantalla en términos de resolución manejo de colores y brillo, entre otras características.

Para hacerse una idea, el iPad Pro actual tiene unos 72 LED. La nueva pantalla de este dispositivo móvil vendrá con 10.000 mini LED. La posibilidad de tener más luces también aumenta los rangos de control sobre qué debe iluminarse y cuánto, algo que a su vez puede entregar mejor desempeño en consumo de energía y, al final, en uso de batería.

Apple también actualiza el puerto de conexión de esta tableta, con el soporte de Thunderbolt, un protocolo de transferencia de información más robusto. En otras palabras, el iPad Pro ahora puede conectarse a monitores externos más poderosos (como el XDR de Apple) o a dispositivos de almacenamiento más rápidos para proyectos que requieran grandes cantidades de datos, como edición de video, por ejemplo.

Hablando de almacenamiento, la tableta ahora podrá configurarse hasta con un disco interno de 2 TB, lo que claramente la pone en el rango de dispositivos para profesionales, con necesidades muy específicas y bolsillos profundos: la versión básica de 11 pulgadas se venderá por US$799 desde mediados de mayo, mientras que la configuración más alta del modelo de 12,9 pulgadas llegará a US$2.199 (esto sólo con conectividad wifi).

En el lado de la conectividad, los nuevos iPad Pro también incluyen la posibilidad de conectarse a redes 5G, un asunto que sigue siendo lejano en muchos países, pero que apunta a ser el futuro de las comunicaciones móviles, así nadie tenga mucha certeza de ese futuro cuándo se podrá manifestar masivamente o si, incluso, llegará a todas las regiones de los países.

Las dos versiones de la tableta contarán con una nueva cámara frontal, que ahora tiene un lente gran angular con posibilidad de ajustar la imagen si el sujeto se mueve durante una videollamada, por ejemplo; el nuevo lente tiene una cobertura de visión de 125 grados.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete