Publicidad
25 Feb 2022 - 7:47 p. m.

¿Qué significa que Anonymous le declare la guerra cibernética al gobierno ruso?

Mediante un trino, la organización se atribuyó la caída de parte de las principales páginas web del gobierno ruso, incluyendo la de un importante medio de comunicación local. ¿Qué es y qué implicaciones tiene una guerra cibernética?
Anonymous aseguró que esta actuación obedece a las persiones militares que Rusia ha hecho recientemente en contra de Ucrania.
Anonymous aseguró que esta actuación obedece a las persiones militares que Rusia ha hecho recientemente en contra de Ucrania.
Foto: Agencia AFP

Continúan las tensiones en Ucrania tras la arremetida del ejército ruso en su territorio. Según lo comunicado por el gobierno ucraniano, la invasión ha dejado por lo menos 100 muertos y unos 100.000 desplazados. Soldados rusos ya están en Kiev (capital de Ucrania), mientras que desde Rusia se comunicó, en la madrugada de este viernes, que hay voluntad de negociación, siempre y cuando Ucrania “deponga las armas”.

Lea también: [En vivo] La OTAN enviará más tropas a Europa del Este; sancionan a Putin y Lavrov

Es en este contexto que Anonymous comunicó recientemente que está en guerra cibernética contra el gobierno ruso, mensaje que estaría respaldado por la oleada de bajas de páginas gubernamentales rusas, como es el caso de la plataforma web del Servicio Antimonopolio Ruso y la del Ministerio de Defensa Rusa.

A esto se suma la supuesta caída del medio de comunicación ruso RT News, a la que Anonymous definió como una “estación de propaganda rusa”. En la seguidilla de trinos agregaron que “las fuerzas armadas rusas están preparando una operación de bombardeo en la capital de Ucrania”, lo que sería parte de la información extraída en uno de sus ataques informáticos.

Al respecto, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia calificó como “crítico” el nivel de amenaza de ciberataques, declaración dada a tan solo días de que esta entidad advirtiera sobre un aumento en la intensidad de los ataques informáticos a los recursos de información rusos, en el que precisan que incluso peligran instalaciones de infraestructura crítica de información, es decir, plataformas tecnológicas clave que, de resultar afectadas, se podrían derivar importantes estragos.

“Los ataques pueden tener como objetivo interrumpir el funcionamiento de importantes recursos y servicios de información, causando daños a la reputación, incluso con fines políticos. Además, en el futuro, es posible llevar a cabo influencias dañinas desde el espacio de información ruso para formar una imagen negativa de la Federación Rusa a los ojos de la comunidad mundial”, comunicó el Centro Nacional de Coordinación de Incidentes Informáticos de Rusia.

Tenga en cuenta que, en lo que va del año, Ucrania también ha sido el blanco de ataques informáticos, mediante los cuales se ha registrado la caída de parte de los principales ministerios del gobierno. Además, recientemente la firma de seguridad informática ESET advirtió sobre la presencia de HermeticWiper en territorio ucrananiano, el cual es un malware que, cuando infecta las computadoras, es capaz de borrar su información, por lo que su potencial destructivo es considerable.

Le sugerimos leer: Ucrania se ha convertido en el blanco de una serie de ataques informáticos

Ha sido tal la guerra cibernética entre Rusia y Ucrania que hace unos días la OTAN anunció la designación de un equipo de 12 profesionales en seguridad informática para ayudar a Ucrania en su defensa.

Hay quienes se han aventurado a emplear el término de ‘guerra híbrida’ para describir lo que está sucediendo. En suma, esta es una guerra en la que no solo se emplean soldados, armas y tanques, sino también ‘hackers’ o ‘crackers’ (dependiendo de cómo se mire) que, en el mejor de los casos, intentan entorpecer las comunicaciones, borrar datos importantes o adelantar acciones de espionaje.

Las implicaciones de la declaratoria de guerra de Anonymous

Para muchos, Anonymous es una organización de activistas y expertos en seguridad informática que actúa bajo una o unas causas en común. Y aunque parte de esto es cierto, la verdad es que cualquiera pudiera ser parte de ella, pues más que un colectivo de personas, Anonymous es un pseudónimo.

Es por esto que Anonymous carece de una página web o redes sociales oficiales. Es común ver diversidad de cuentas creadas a su nombre, de hecho, una de las más populares (que registra seis millones de seguidores en Twitter) recordó recientemente: “somos un movimiento de resistencia descentralizado. No hay una cuenta oficial”, detalló.

Ese anonimato también expone debilidades en Anonymous, como que cualquiera diga lo que se le venga en mente, o que comunique noticias o información falsa. Por lo general, quienes siguen este tipo de cuentas confían en sus anuncios cuando provienen de cuentas que han demostrado ir en línea con las causas que históricamente han defendido los colectivos que usan ese pseudónimo, o que publican pruebas de sus actuaciones.

Puntualmente, la declaratoria de guerra hecha por Anonymous a Rusia no es más que un conjunto de personas (que pueden estar en diversas partes del mundo) que acordaron luchar cibernéticamente en contra de esa nación, argumentando una respuesta a las actuaciones que esta ha tenido en contra de Ucrania. Puede que sus alcances deriven en la baja de páginas web estatales (como ha pasado recientemente), en la eliminación o extracción de información importante o, en casos más complejos, ataques directos a infraestructuras críticas.

Le puede interesar: ¿Puede un “cracker” dejar sin luz a Colombia?

Según la plataforma de análisis de seguridad informática Netscout, en estos momentos Estados Unidos es la principal fuente de ataques informáticos (con segmentos de 110 ataques por periodo analizado). Más abajo en la lista también se encuentran Rusia (48 ataques) y Ucrania (35 ataques). Por su parte la empresa de seguridad informática de origen ruso, Kaspersky Lab, muestra que el país más atacado hoy ha sido Rusia, seguido de Brasil, China y Estados Unidos. Tenga en cuenta que este panorama muestra el comportamiento de lo que va en el viernes 25 de febrero, por lo que puede variar en los próximos días.

Síguenos en Google Noticias