Publicidad
11 May 2022 - 2:17 a. m.

ROG Zephyrus M16: un equipo con potencia para el gaming y el mundo profesional

Probamos una de las más recientes apuestas de la línea gaming de Asus. Nos llamó la atención su diseño, potencia y portabilidad, pero hay otros apartados que no nos cautivaron por completo. Aquí le contamos lo bueno y lo que puede mejorar.
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
ROG Zephyrus M16
ROG Zephyrus M16
Foto: Cortesía

Si está pensando en un equipo que combine potencia, portabilidad y diseño, el ASUS ROG Zephyrus M16 es una gran alternativa, no solo porque incorpora gran parte de los más recientes desarrollos tecnológicos en computadores portátiles, sino porque sus configuraciones lo hacen perfecto para actividades de gaming y del ámbito profesional.

Diseño

De entrada este es un equipo que llama la atención por su diseño. Tiene un chasis robusto de 35,5 centímetros de ancho, 24,3 centímetros de largo y 1,99 centímetros de grosor. Si bien no es el equipo más delgado del mercado, sus dimensiones son más que aceptables para usuarios que deseen transportarlo de un lugar a otro. A esto se suma sus 1,9 kilogramos de peso, que no lo convierten en un elemento tan estorboso a la hora de viajar.

Aunque más adelante veremos las configuraciones de su rendimiento, tenga en cuenta que para todo lo que ofrece este equipo sus dimensiones y peso son más que sobresalientes, por lo que consideramos que este es uno de los aspectos a destacar.

Lea también: Regresamos por lo alto: probamos el Samsung Galaxy S22+

La experiencia al tacto con las palmas es muy suave, y esto lo logra gracias a un recubrimiento que también minimiza las manchas generadas por las huellas. Como fiel representante de la línea gaming, su parte superior tiene un diseño colorido y atractivo, pero a la vez discreto. Asus lo ha definido como “brillo prismático”, que no es más que unas microperforaciones que, al entrar en contacto con la luz, cambian de tonalidad.

Aunque este es un toque sobrio, que refuerza la idea de que es un equipo versátil que puede ir de un ambiente de gaming a uno profesional, sí creemos que Asus pudo haber hecho una apuesta más interesante, pues en entregas anteriores ha sorprendido con atractivos diseños que emplean luces led, y que incluso pueden ser personalizados por el usuario.

También nos agradó su teclado, el cual es bastante intuitivo para la escritura y ofrece una experiencia confortable. No es tan ruidoso y, como computador gamer que se respete, incorpora una retroiluminación que cambia de colores. Nos agradó que las transiciones de colores y la iluminación de estos pueden ser personalizados.

Otro aspecto atractivo en su diseño, que también lo hemos visto en otros equipos de la competencia, es el denominado ErgoLift de 180 grados, que no es más que la posibilidad de que la pantalla pueda abrirse por completo y quedar al mismo nivel del teclado. Esto es positivo, pues ofrece una amplia variedad de ángulos de visión al usuario, lo cual es bastante positivo en escenarios de visualización de videos o partidas de videojuegos.

Pantalla

Y ya que hablamos de pantalla, el monitor de este equipo es uno de los aspectos que más destacan. No solo porque alcanza una relación pantalla-cuerpo del 94 %, sino porque su display, que es de 16 pulgadas, ofrece una experiencia inmersiva bastante destacable, con colores definidos, buenos contrastes y altos grados de iluminación.

Le puede interesar: Reseña del iPhone 13 Pro Max: potente procesador, pero poca innovación

La tecnología que emplea es la QHD, que también incorpora una tasa de refresco de 165 Hz, lo que la convierte en una opción atractiva para el público gamer. Por si fuera poco, tiene una validación Pantone, que se traduce en que muestra un espectro de color completo (una caraterística llamativa para aquellos que trabajan con edición de video y fotografías).

Rendimiento

Quien se decida por este equipo no batallará por rendimiento, pues esta es otra de las joyas de su corona. El ASUS ROG Zephyrus M16 dispone de un procesador Intel Core i9 de undécima generación, que se suma a una tarjeta gráfica Nvidia DDR 4-3.200, además de un almacenamiento interno de hasta 2 Terabytes.

Lo anterior se traduce en que el usuario podrá correr los videojuegos más demandantes del mercado y no experimentar problemas de gráficos, fluidez o recalentamiento. Lo probamos con algunos incluidos en el Xbox Game Pass y la experiencia fue sobresaliente.

Sin embargo, en ocasiones su sistema de refrigeración se tornaba bastante ruidoso (también experimentamos recalentamientos que incomodan al tener el equipo apoyado sobre las piernas), lo que rompía con la experiencia de juego. Además, la batería en estos escenarios se descarga muy rápido. Ambas cosas son entendibles, pues alcanzar tal rendimiento requiere una demanda de recursos considerable, sin embargo, no deja de ser una de las cosas a mejorar en futuras entregas.

Lea también: Xiaomi 11T: el teléfono que promete hacer “magia” con su cámara

Por sus amplio espacio de almacenamiento interno, y la poderosa tarjeta gráfica que incorpora, este equipo también se desarrolla bien en la utilización de programas que suelen demandar un amplio poder de procesamiento, como los de edición de audio, imágenes y video. También para tareas de streaming, una labor que está cobrando cada vez más protagonismo por la creciente popularidad de plataformas como Twitch, que también suelen ser usadas por el público gamer para conectar con sus comunidades.

Refrigeración

Aunque no nos pareció que este sea uno de sus puntos más favorables, no deja de ser cierto que Asus hizo una especial inversión en este apartado. Su diseño, por ejemplo, está pensado en la circulación del aire, pues en la parte superior de la base del equipo hay unas rendijas que posibilitan la salida del aire caliente.

Para los más técnicos, Asus incorpora en este equipo un compuesto térmico Grizzly de metal líquido, unos ventiladores Arc Flow de 84 aspas, un sistema antipolvo 2.0 a medida y una cobertura de 6 caloductos completa.

Audio

Al tratarse de un equipo pensado para un público gamer, esta es una opción que no debería desencantar. Y de hecho, no lo hace. La experiencia que ofrece es bastante envolvente, y esto lo logra gracias a la integración de seis altavoces y dos woofers con cancelación de fuerza.

Además, la calidad del audio que recibe el equipo, es decir, su micrófono, lo hace bastante competitivo en el mercado, pues incorpora uno con tecnología de 3D, es decir, es cardioide y omnidireccional (captura sonidos que provienen del frente, atrás y lados del computador, y los configura para que al ser escuchados se sienta en los audífonos la experiencia de cómo el sonido llega desde diferentes direcciones).

Aunque los gamers y streamers profesionales suelen adquirir periféricos (accesorios) adicionales para esto, la persona que quiera emplear el micrófono nativo de este equipo tendrá un sistema que promete calidad.

Lo que puede mejorar

Se aplaude la apuesta que viene realizando la línea ROG para hacer de sus equipos unos más compactos y livianos. Sin embargo, consideramos que aún tienen trabajo por hacer en incorporar un sistema de refrigeración aún más silencioso y que impida que el equipo alcance altas temperaturas cuando se ejecutan labores demandantes.

El precio es otro aspecto que (aunque se entiende por las características que ofrece) sí hace pensar a más de uno sobre si es mejor invertir en un buen equipo de escritorio, y seguir usando un equipo de una gama más baja para labores portátiles. En Colombia, ronda los $8.500.00 (IVA incluido).

Por lo demás podemos decir que su batería es de 90W, con una carga rápida que le permite abastecer a la mitad en aproximadamente 30 minutos. Esta es suficiente para reproducir video durante 10 horas de forma contínua (lo probamos y sí se mantuvo prendido por más de una jornada laboral), además de incorporar Wi Fi 6, nua tecnología que aumenta las velocidades de conexión a internet y que, según los expertos, será compatible con el despliegue de la red 5G.

En puertos tampoco se queda corto: 1x 3.5mm Combo Audio Jack; 1x HDMI 2.0b; 1x USB 3.2 Gen 2 Type-A; 1x USB 3.2 Gen 1 Type-A; 1x USB 3.2 Gen 2 Type-C support DisplayPort™ / power delivery; 1x RJ45 LAN port; 1x card reader (microSD); 1x Thunderbolt™ 4 support; DisplayPort™ / power delivery.

Si retrocedemos cinco o seis años atrás, es impresionante la evolución que han tenido los computadores portátiles pensados para un público gamer. Esta reciente apuesta de Asus se destaca porque su diseño también le permite desenvolverse bien en ámbitos profesionales. Los retos a futuros de toda esta industria es hacerlos más livianos y compactos, a la vez de asequibles para gran parte de la población.

****

Este artículo hace parte de Tecnoespectador, la sección de análisis de tecnología de consumo de El Espectador. También contamos con un espacio en YouTube, donde podrá ver las reseñas que hemos hecho de otros productos. Lo invitamos a seguirnos en ese espacio, y en nuestra cuenta de Twitter @tecnoespectador.

¡Cuéntennos en la caja de comentarios qué tal les parece este producto y qué otros les gustaría que probáramos!

👽👽👽 ¿Ya está enterado de las últimas noticias de tecnología? Lo invitamos a visitar nuestra sección en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias