22 Aug 2020 - 4:00 p. m.

7 páramos en Colombia para visitar y proteger

Colombia tiene el 50 % de los páramos del mundo, los cuales ocupan el 2,5 % de la superficie total del país. Cuidarlos es de vital importancia. Estas son algunas opciones que puede visitar y ayudar a proteger, cuando pase la pandemia.

María Alejandra Castaño Carmona / mcastano@elespectador.com

Los páramos son ecosistemas de montaña a varios metros sobre el nivel del mar. Cuidarlos es de vital importancia ya que de ellos dependen los recursos hídricos de pequeñas y grandes ciudades.

Según Colombia.Travel, los páramos de Colombia, además de proveer el 70 % de agua potable del país, son santuarios naturales que evidencian la gran biodiversidad de fauna y flora del territorio nacional. Por esta razón, son administrados por la organización Parques Naturales Nacionales de Colombia que, junto con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, trabajan por la realización de un turismo ecológico responsable.

Dada su importancia, alcaldes y gobernadores del país promueven una iniciativa para proteger de la explotación minera a las fábricas de agua dulce más importantes de Colombia: los 36 páramos y la Sierra Nevada de Santa Marta, declarándolos patrimonio natural de la humanidad y reserva de la biósfera. La petición será enviada a la Unesco.

Según el grupo de alcaldes y gobernadores, esta sería la manera de frenar la explotación minera en estos importantes ecosistemas del país.

(Lea también: Buscan declarar los 36 páramos de Colombia como patrimonio natural de la humanidad)

Algunos de los páramos de Colombia donde puedes realizar turismo de altura son el páramo de Sumapaz, el más grande del mundo; y el páramo de Ocetá, considerado como uno de los más bonitos. Estas son algunas de las opciones.

1. Sumapaz

El páramo de Sumapaz es el más grande del mundo. Visitarlo es respirar, ver, oler y sentir vida, naturaleza y biodiversidad ya que cuenta con un gran número de organismos, muchos de ellos endémicos, lo que que hacen del Parque Nacional Natural un reservorio importante de diversidad biológica, ecológica y genética.

Según Colparques, el Parque se encuentra en la porción más ancha de la cordillera Oriental y asciende desde las selvas del piedemonte llanero hasta el Cerro Nevado, un súper páramo que se cubre de nieve después de esporádicas nevadas.

Sumapaz es uno de los principales ecosistemas de páramos que existen en el país, su innegable importancia radica no solo en su atractivo paisajístico, sino también es uno de los pocos espacios en donde habitan especies únicas de flora y fauna, que por las condiciones del clima tan solo viven a estas alturas. Aquí se encuentra la mayor reserva biótica de los Andes Colombianos y es una de las mayores reservas hídricas del país.

Parques Nacionales Naturales de Colombia, informa que Sumapaz abarca aproximadamente el 43 % del complejo de páramos más grande del mundo, el complejo de Cruz Verde – Sumapaz, el cual según datos del Instituto Alexander von Humboldt, tiene una extensión total de 333.420 hectáreas, de las cuales solo 142.112 están protegidas bajo la figura de Parque Nacional Natural Sumapaz.

2. Chingaza

El Parque Nacional Natural Chingaza, es un tesoro natural y cultural del centro de Colombia, la magia de sus montañas guarda secretos y pensamientos heredados de los Muiscas y los Guayupes, pueblos indígenas que resguardaban este territorio, así como de comunidades campesinas que habitaron la región hace menos de 40 años, dice Parques Nacionales Naturales de Colombia.

En la actualidad es refugio de fauna y flora de los Andes que revelan al visitante el secreto de la vida. Sus ecosistemas predominantes, bosques alto andinos, subandinos y páramos, son refugio de relictos majestuosos de fauna y flora.

(Lea también: 7 lugares ideales para el avistamiento de aves en Colombia)

Está ubicado en la cordillera oriental de los Andes, al noreste de Bogotá; conformado por 11 municipios, siete de Cundinamarca y cuatro municipios del Meta: San Juanito, El Calvario, Restrepo y Cumaral.

El Parque Chingaza cuenta con seis senderos habilitados para ecoturismo.

  • Sendero a las Cuchillas de Siecha
  • Sendero a las Lagunas de Buitrago
  • Sendero Laguna Seca
  • Sendero Suasie (Sector Monterredondo)
  • Sendero Las Plantas del Camino-Laguna de Chingaza
  • Sendero Lagunas de Siecha

En el parque hay servicio de alojamiento en un albergue, zonas de camping, así como servicios de alimentación y guianza. La entrada más cercana a Bogotá se encuentra en el municipio de La Calera en el kilómetro 13 vía Bogotá.

AQUÍ puede encontrar recomendaciones y más información.

Parque Nacional Natural Chingaza

3. Páramo de Ocetá

El páramo de Ocetá, considerado el más lindo del mundo, es un lugar que sobrepasa cualquier sinónimo de belleza, con su Ciudad de Piedra y sus multicolores jardines llenos de frailejones, lupinus y senecios, es una de las maravillas medio ambientales que se encuentran en el país.

Está ubicado en Monguí, Pueblo Patrimonio de Colombia, y también, considerado por muchas personas, como uno de los municipios más bonitos del país.

(Lea también: 7 Pueblos Patrimonio de Colombia para visitar cuando pase la pandemia)

“El Páramo de Ocetá es una caminata impresionante desde el pueblo de Monguí. Nuestros recorridos pueden ser de un día, o más, dependiendo del viajero, y le permiten experimentar la tranquilidad y biodiversidad de uno de los páramos más bellos del mundo. Camine a través de bosques naturales, ríos, vegetación de páramo y lagunas, y llegue a comprender la belleza natural de esta tierra que solía pertenecer a nuestros antepasados Muiscas”, dice María Soto Sierra, de María Tours, una amante y protectora de los páramos colombianos.

El Páramo de Ocetá se destaca por sus cascadas, lagos, caminos de piedra y miradores naturales. Sin duda, es el lugar soñado para los que aman hacer ecoturismo en Colombia.

Baquianos Travel & Adventure recuerda que la entrada al Páramo de Ocetá es gratis, pero debe ingresar con un guía que lo llevará por los diferentes caminos para que conozca los más lindos puntos de interés del páramo como, la Ciudad de Piedras, la Laguna Negra, el Cerro de las Águilas, el Cerro de Ocetá y las Torres Gemelas, entre otros.

4. Páramo El Verjón

El páramo El Verjón es otra de las fábricas dulces naturales muy fáciles de visitar para los bogotanos y para quienes visitan la capital del país. Estos “Caminos reales que desde los llanos comunican con la Plaza de Bolívar”, cuentan con innumerables senderos con hermosos atractivos naturales aptos para todo tipo de público. Además, se ha convertido en una gran alternativa para los amantes de la bicicleta.

El Parque Ecológico Matarredonda, a través del cual se puede conocer el páramo del Verjón, cuenta con 2.375 hectáreas y diversos recorridos de entre 7 y 19 kilómetros para disfrutar de la naturaleza.

Los principales atractivos de la Caminata Ecológica Páramo del Verjón (Bella Suiza – Matarredonda), según Ecoglobal Expeditions Colombia son la Cascada y el Bosque de Niebla, el Páramo de Cruz Verde o del Verjón y la Reserva Natural Matarredonda.

Susana Noguera, de la Agencia Anadolu, cuenta que “además de la flora y la fauna propia de los páramos, El Verjón tiene antiguos caminos que fueron construidos por los indígenas para que los dignatarios de la corona española se desplazaran entre Bogotá y La Unión, que hoy en día es un corregimiento del municipio de Fómeque, Cundinamarca”.

En muchas partes del páramo aún se pueden ver las rocas de los antiguos pasajes incrustadas en el espeso barro negro que caracteriza el ecosistema de páramo. Esta zona fue declarada Reserva Forestal Protectora (RFPCOB) y también es territorio campesino de producción de alimentos orgánicos.

Las comunidades campesinas que viven en el páramo conformaron La Red del Verjón para conservar la riqueza natural y cultural de la zona, rescatar semillas autóctonas y realizar actividades de turismo ecológico. Se puede iniciar el recorrido desde la entrada del Parque Ecológico Matarredonda, en el municipio de Choachí.

5. Páramo de Santurbán

El Páramo Santurbán es un macizo montañoso, conocido geográficamente también como “Nudo de Santurbán”, que contempla una amplia región natural, de ecosistema montano intertropical, con ubicación en los departamentos de Norte de Santander (72 % aproximadamente) y Santander (28 % aproximadamente).

Según Colparques, el páramo se destaca por la diversidad y belleza de su fauna, así como por su importancia ecológica, en el que nacen varias fuentes hídricas que abastecen de agua a poblaciones y ciudades de la Región.

(Lea también: “La megaminería no puede ser una salida a la crisis”: WWF)

La Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental, Corponor, dice que “el ecoturismo se desarrolla de manera informal sin ningún sistema organizado, pero se constituye en un potencial que la mayoría de administraciones municipales contemplan como una alternativa de desarrollo económico, amigable con el ambiente y el desarrollo social y económico de los pobladores del Páramo”.

Aseguran que se presentan iniciativas importantes por parte de las alcaldías de Cácota, Arboledas, Cucutilla y Mutiscua, las cuales se han incorporado a los Planes de Desarrollo y a los Planes Integrales de Manejo Ambiental del DMI Páramo de Berlín y en proceso de elaboración para el Parque Natural Regional de Sisavita.

6. Parque Nacional Natural el Cocuy

Vista desde el aire, la Sierra Nevada de Güicán, El Cocuy y Chita parece un rosario de perlas blancas que brilla bajo el sol ardiente de los Andes. Según Parques Nacionales Naturales de Colombia, es la mayor masa glaciar de Colombia conformada por más de 25 picos cubiertos de hielo y nieve, en dos cadenas montañosas de aproximadamente 25 kilómetros de longitud por 4 de ancho.

La sucesión de picos nevados del Parque (de 4.800 a 5.330 msnm) inicia con Campanillas Blanco y continúa con el Pan de Azúcar, Púlpito del Diablo, Cóncavos, Ritakuwas y Güicán, entre otros, formando una fila que llega hasta la laguna Grande de los Verdes.

Entre las 150 lagunas del Parque que enriquecen la oferta hídrica de la Sierra, vale la pena mencionar la laguna de La Plaza, que tiene un singular desagüe en forma de cascada; la laguna del Avellanal y la laguna Grande de la Sierra, destacada por su llamativo color y por sus más de 35 hectáreas de extensión. El área protegida también tiene páramos y una gran franja de bosque andino y selva basal que albergan gran diversidad de especies de fauna y flora.

“En Colombia puede resaltarse la belleza indiscutible de los senderos adornados por los frailejones, pero ¿qué pasa por la cabeza de aquellos viajeros que los recorren?”, dice Juan Vergara, más conocido en el ámbito digital como Juan la Vuelta al Mundo.

“Hace 15 años, tuve la oportunidad de visitar la Sierra nevada de El Cocuy, Güicán y Chita, el objetivo era conocer la nieve colombiana por el sendero del Ritak’uwa blanco. No tenía ni idea sobre qué era un páramo y mucho menos sobre su importancia. Estos caminos llenos de máquinas naturales productoras de vida en forma de agua, llamaron mi atención inmediatamente y desde ese momento, estos caminos de la sierra, se convirtieron en mi lugar favorito para observar la masa glaciar más grande del país”, cuenta Juan Vergara.

Y dice que “un día antes de intentar ascender al borde del glaciar y en el proceso de aclimatación, me gusta subir al Cerro de Mahoma, famoso escenario de la película colombiana, “El Páramo”. Allí hay una base militar destruida y abandonada, parte de la inevitable realidad histórica que nos encontramos en los viajes.

7. Páramo de Pisba

Si hay un páramo que se lleve toda la atención en la historia colombiana, es el de Pisba, famoso por ser el escenario (ruta) estratégica de la campaña libertadora de Bolívar antes de enfrentarse al ejército de Barreiro en el pantano de Vargas y el Puente de Boyacá.

El municipio de Socotá aloja cerca de 32.000 hectáreas de extensión del Parque Nacional Natural De Pisba, y el 48 % de la extensión del municipio hacen parte de esta zona de reserva, en donde se localiza una invaluable riqueza ecológica nacional y nacen entre otros ríos Arzobispo, Payero o Pisba, Pauto y Cravo Sur.

Según la Alcaldía de Socotá, el parque es una gran estrella hídrica que provee bienes y servicios ambientales a más de 15.000 habitantes de los departamentos de Boyacá y Casanare.

Los lugares más sobresalientes de este Parque Nacional Natural, según la alcaldía del municipio son: la serranía peña negra, laguna de las estrellas, laguna el verde, laguna el tendido, laguna grande, alto la buitrera, lugares históricos como laguna del soldado, y el camino a Pisba por donde paso la ruta libertadora “En 1819 el ejército proveniente de los llanos y comandado por simón bolívar asciende a la cordillera oriental por el páramo llamado Pisba y derrota al ejército realista en las batallas del pantano de Vargas y el puente de Boyacá; de esta manera se crea la gran Colombia”.

Según Colparques, el Parque Nacional Natural de Pisba, comprende un sistema de escarpadas montañas de la cordillera Oriental. La vertiente oriental es muy húmeda, ya que sobre este lado se localizan las selvas húmedas del piedemonte llanero que se incrustan en la orinoquia. La vertiente del lado occidental es muy seca y limita con el río Chicamocha.

Sus múltiples lagunas de origen glaciar que son lugares de confluencia de una gran diversidad de aves acuáticas. También por estar conectado con los bosques del piedemonte orinocence hay una alta presencia de aves que es un potencial para la investigación.

Desde el punto de vista ambiental este Parque es muy importante pues se conecta con el Cocuy para formar un corredor biológico.

Comparte: