17 Apr 2012 - 10:55 p. m.

Berlín, espejismo del pasado

La capital alemana ha transformado los rezagos de su historia más densa y se ha convertido en una atractiva propuesta paisajística y cultural.

Redacción Buen Viaje

Fue el escenario que Adolfo Hitler escogió para desarrollar grandes obras que sirvieran de señuelo en manifestación de la grandeza de su imperio. Berlín, de 3.4 millones de habitantes, encierra un dejo del pasado que aún hoy se percibe al visitar el puente de Oberbaumbrücke, en el que todavía resuenan las voces de aquellos que murieron ahogados tratando de cruzar las aguas del río Spree, que trazaban una división entre el Berlín Oriental y el Occidental,en la década de los sesenta.

Aunque esta ciudad carga el peso de su historia, ha tenido un despegue en sus edificios y se han reconstruido zonas verdes, para que un paseo en bicicleta resulte una experiencia inolvidable. Por ejemplo, entre Potsdamer Platz y el Monumento al Holocausto se extiende uno de los parques más grandes de la ciudad, y el tercero más grande de Alemania dentro de una ciudad, el Tiergarten, con una superficie de 210 hectáreas. A su lado podrá visitar la Puerta de Brandemburgo, que reemplazó la línea gris del antiguo muro y que actualmente es un espacio donde se llevan a cabo conciertos y diferentes eventos culturales.

En la misma ruta se encontrará con encantadoras casitas para tomar el té, pavos reales, caminos elegantes y jardines únicos diseñados por los arquitectos más renombrados de los palacios de los príncipes de Brandemburgo y los reyes de Prusia que aun perduran.

No se pierda de:

Kurfürstendamm. Una de las avenidas con más popularidad de Berlín, ya que concentra la actividad comercial de la capital. Encuentre además restaurantes, tiendas y cafés a lo largo de sus 3.5 km, una variada oferta para el turista que desea  almacenes abiertos las 24 horas del día.

Museo Judío. Un espacio que encierra la historia de los judíos que vivieron en Alemania. Tiene una exposición permanente llamada ‘Dos milenios de historia germano-judía’. Inaugurado en 1999, el edificio fue diseñado por el polaco Daniel Libeskind.

Waldbühne. Es un escenario en mitad del bosque con 30 metros de profundidad y capacidad para 22.000 personas. Fue construido en 1936 y actualmente es destinado para conciertos en verano. A veces se convierte en proyector de películas al aire libre.

Müggelsee. Es el lago más grande de la ciudad con 750 hectáreas de superficie, que en su punto más profundo alcanza los ocho metros. Allí queda la torre Müggelturm, que ofrece distintos panoramas del paisaje. Se puede nadar, navegar en canoa o pasear en lancha de motor.

Zoologischer Garten.
El jardín zoológico de Berlín es uno de los sitios más visitados por los turistas. Tiene la mayor cantidad de especies animales de los zoológicos del mundo y es uno de los más grandes de Alemania. Hay osos pandas y rinocerontes.

Temas relacionados

Buen Viaje Vip
Comparte: