15 Jul 2020 - 6:01 p. m.

Cinco recomendaciones para la reactivación del turismo

Según la metodología “diseño de futuros”, la cual analiza las tendencias del momento y proyecta el comportamiento del usuario a largo plazo.

Sin duda, el turismo es uno de los sectores más golpeados por el coronavirus. De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), en el primer cuatrimestre de 2020, las llegadas de turistas internacionales disminuyeron un 44 %, lo que se tradujo en una pérdida cercana a los US$195.000 millones de ingresos en el planeta por turismo internacional.

Esta caída del sector ha generado cifras rojas de desempleo y ocupación de hoteles, aerolíneas y agencias de viajes, quienes ante la situación se han visto obligados a buscar nuevas respuestas para seguir operando.

“Estas cifras son muy lamentables, teniendo en cuenta que durante nueve años el sector demostró un importante desarrollo, creciendo incluso por encima de la economía mundial”, señala Paula Cortés Calle, presidente ejecutiva de Anato.

Colombia no es ajena a esta realidad. Diversas empresas se han reinventado a través de la oferta de otros servicios o han empezado a preparar su estrategia para operar en escenarios futuros y ofrecer experiencias ajustadas a la realidad del momento.

Lea también: Turismo virtual en Colombia, otra forma de seguir viajando

Para Angélica Flechas, CEO y fundadora de Háptica, empresa colombiana especializada en diseño de servicios, el turismo nacional tiene un reto enorme en términos de transformación, ya que más allá de recuperar su funcionamiento, necesita generar propuestas que cautiven a sus usuarios y los motiven a viajar sin miedos ni incertidumbres.

Para ello, las compañías podrían apoyarse en metodologías como el future design (diseño de futuros), la cual analiza las tendencias del momento y proyecta el comportamiento del usuario a futuro, para así determinar cómo actuar en su proceso de reactivación. Además, poner en práctica las siguientes recomendaciones:

1. Es necesario identificar con qué tendencia se quiere trabajar y cuál se ajusta al negocio de la empresa. Por ejemplo, para las agencias sería clave apostarle al turismo local, ya que este será el primero en habilitarse, por temas de seguridad.

2. Para el caso de los hoteles o aerolíneas, es vital rediseñar las políticas de cancelación de viajes, a través de la construcción de una experiencia que comprenda al usuario y muestre valores de la empresa, como la cercanía, la flexibilidad o la transparencia.

3. Fomentar las experiencias digitales. Muestra de ello son los eventos de auroras boreales que fueron transmitidas en directo en países como Finlandia o Suecia, para la gente que no puede visitar estos lugares.

4. Apostarles a iniciativas como el turismo de naturaleza, ya que esta alternativa les permite a las personas movilizarse libremente y conectarse con su entorno y su ser. Para el caso de Colombia, lugares como Chocó, La Guajira y el Eje Cafetero tienen mucho por ofrecer en ese sentido.

Lea también: Siete destinos de naturaleza en Colombia

5. Actuar en equipo. Es importante entender cómo la ciudad va a responder a la COVID-19 y cómo la empresa se puede articular con los otros actores de forma sistémica para atender las necesidades de los turistas. Además, buscar alianzas con empresas de limpieza y bioseguridad, entre otras, para brindarles tranquilidad y seguridad a los clientes.

“El diseño de futuros es la suma del entendimiento del comportamiento del usuario, las tendencias políticas, culturales y económicas y su proyección en una industria particular. Desde hace tiempo se ha llevado al mundo empresarial, ya que ha demostrado que las compañías se pueden apalancar de esta metodología para crear productos, servicios o planes estratégicos disruptivos, desarrollando iniciativas que en principio son poco comprendidas, pero posteriormente se convierten en verdaderas ventajas competitivas”, explica Flechas.

Comparte: