23 Aug 2021 - 4:00 p. m.

Aerolíneas colombianas de bajo costo, trayectos más accesibles

¿Cómo viajar barato, cómodo y a tiempo?

Gracias al modelo de bajo costo, muchas más personas tienen la oportunidad de volar. Características y recomendaciones para una buena experiencia.

Viajar trae múltiples beneficios para el ser humano. Además de conocer nuevos lugares, personas, culturas y comidas, viajar estimula el cerebro. Este órgano, según el psicólogo Óscar Díaz, tiene la particularidad de poder cambiar su estructura gracias a una característica llamada plasticidad cerebral.

“Esto implica una posibilidad de que las diferentes áreas del cerebro se moldeen según nuestras experiencias, recuerdos, emociones, sueños y habilidades”, asegura el psicólogo.

Por lo tanto, en días de incertidumbre y estrés, conocer un nuevo destino o viajar a los lugares que lo hacen feliz resultan ser buenas alternativas para despejar la mente, y, como asegura el experto, estimular el cerebro.

“Romper la rutina, hacer cosas nuevas, conocer algo o alguien y, en general, las vivencias novedosas hacen que se estimule al cerebro a generar adrenalina. También serotonina, la sustancia química asociada con el placer, y endorfinas, que nos permiten sentirnos bien con nosotros mismos, felices, satisfechos y regulan nuestras respuestas de ansiedad, tristeza o intranquilidad”, enfatiza el psicólogo.

(Aquí puede ver más información del sector turístico en Colombia y en el mundo)

Y aunque los beneficios son los mismos, sin importar qué tan lejos o cerca de casa esté, o si elige un destino de tierra caliente o fría, para muchos, planear un viaje a kilómetros de distancia implica hacer muchos esfuerzos, sobre todo económicos; por lo tanto, la llegada al país de las aerolíneas de bajo costo significó una oportunidad para lograr el viaje que muchos soñaron y no habían logrado y la posibilidad, que tienen los turistas frecuentes, de ahorrar dinero y conocer más destinos.

“Siempre tuve la ilusión de llevar a mi familia a conocer el mar, pero el viaje era largo y en bus o en avión era caro. La verdad, ni siquiera pensábamos en la posibilidad del avión”, dice Mariela Restrepo entre risas. “Pero un día mi hijo mayor vio una promoción y, aunque pensamos que era mentira, revisamos que la página sí fuera de la aerolínea, compramos los tiquetes y cumplimos el sueño de volar y de estar en el mar… vivir eso con mis dos hijos es algo que no podré olvidar”, añade la trabajadora social.

Precios bajos, alta calidad

“El modelo de bajo costo se centra en democratizar los viajes y da la opción de pagar solo por los servicios que se necesitan a la hora de volar. Por ejemplo, si el viajero tiene un viaje largo, puede agregar maleta de 20 kg en bodega; si quiere volar al lado de su compañero de viaje o sentarse junto a la ventana, asigna la silla que más le guste; o si quiere volar con su mascota, agrega este servicio extra. ¡Así de fácil y simple!”, dice Juan Diego Zapata, director comercial del Grupo Viva, la primera aerolínea en traer este modelo diferente a Colombia.

“Llegamos hace nueve años al mercado para transformar la industria y dar la oportunidad de volar más a más personas. Somos una aerolínea de bajo costo que se enfoca en ser una opción asequible para los viajeros y se adapta a las necesidades de los usuarios”, añade Juan Diego Zapata.

En muchos casos, bajo costo es sinónimo de mala calidad; sin embargo, en este modelo no tiene que sacrificar el buen servicio, la comodidad y mucho menos la puntualidad.

“Adicional a las tarifas realmente bajas, el modelo de Wingo se centra en el viajero y sus necesidades, razón por la que el estándar de servicio es una vara que siempre buscamos elevar aún más, porque aquí hemos demostrado que es posible volar bien sin pagar más”, aseguran desde Wingo, la aerolínea de bajo costo más grande del país en el mercado internacional.

“Otra ventaja es la flexibilidad y agilidad en los procesos de compra y vuelo: en Wingo, los viajeros personalizan su experiencia de acuerdo con sus gustos y presupuestos porque no imponemos nada, más bien creemos en la libertad”, añade la aerolínea.

¿Es su primera vez?

Hay que vivir la experiencia para comprobar el buen servicio, porque, aunque cada etapa del viaje es relevante, llegar al destino a tiempo y pagando solo por las necesidades personales es una gran ventaja tanto para los viajeros esporádicos como para los frecuentes.

La principal recomendación de Wingo, para quienes que van a viajar por primera vez en el modelo bajo costo, es creer que volar con gusto y a bajo costo es posible. Asimismo, aconsejan asegurarse de cumplir con todos los requisitos de las autoridades, la aerolínea y los aeropuertos antes de la fecha del viaje, sobre todo en tiempos de pandemia, cuando las regulaciones cambian con frecuencia.

Juan Diego Zapata asegura que en Viva también creen que es posible conectar y viajar a más destinos, con experiencias únicas a bordo, pagando menos.

“Con nuestro modelo promovemos las compras inteligentes, volando de una forma ágil, simple y económica. Por ello, recomendamos leer atentamente los servicios que incluye cada tarifa Viva y escoger la que más se ajuste a sus necesidades de viaje”, cuenta el director comercial del Grupo Viva.

“Estas tarifas traen incluidos beneficios como más equipaje, flexibilidad en los vuelos, selección de silla y fila rápida, entre otros servicios. Para una mejor experiencia, invitamos a los viajeros a adquirir antes de su vuelo los servicios adicionales que necesita para su viaje a través de la página web, con un ahorro de hasta el 60 %. Los servicios que se compren directamente en el aeropuerto serán más costosos”, enfatiza Juan Diego Zapata.

(Lea también: Colombia, destino turístico de clase mundial)

El consejo, entonces, es agregar los servicios adicionales desde el momento de compra del boleto en la web. Además, para minimizar los tiempos en el aeropuerto, la recomendación es completar el proceso de check-in digital y llevar el pase de abordar en su celular.

¿A dónde vuelan?

“Actualmente volamos seis rutas a siete destinos dentro del Perú, treinta rutas a trece destinos en Colombia y siete rutas internacionales a cinco destinos: Cancún, Ciudad de México, Miami, Orlando y Lima”, comenta Zapata.

En Perú vuelan a Lima, Cusco, Piura, Chiclayo, Juliaca, Iquitos y Tarapoto. En Colombia, a Medellín, Bogotá, Cartagena, Santa Marta, Barranquilla, San Andrés, Montería, Pereira, Cúcuta, Cali, Riohacha, Bucaramanga y Leticia. En Estados Unidos, a Miami y Orlando; y en México a su capital y Cancún.

Mientras tanto, Wingo ofrece una red de 19 rutas internacionales y nueve domésticas. Los destinos a los que operan son, en Colombia: Barranquilla, Bogotá, Cali, Cartagena, Medellín, San Andrés y Santa Marta. Y los internacionales: Aruba, Cancún, Caracas, Ciudad de México, Curazao, Guayaquil, La Habana, Lima, Panamá, Punta Cana, Quito, San José y Santo Domingo.

Comparte: