7 Jul 2010 - 3:28 a. m.

Derroche de creatividad

Un homenaje al folclor nacional, lleno de colorido, música y danza, que duró cuatro días.

Sandra del Castillo / Neiva, Huila

El escenario del Centro de Convenciones José Eustasio Rivera se fue iluminando lentamente con la presencia de 25 ex reinas nacionales del Bambuco. Elegantes, sobrias, discretas y sencillas, muchas de ellas ya son abuelas. En sus rostros se podía apreciar la nostalgia de un tiempo que ya no volverá, así que era mejor ceder el paso y dejar que otras jóvenes continúen con el legado.

Algunas cosas han cambiado. Pero la esencia sigue siendo la misma: permanecer fieles a la tradición heredada de generación en generación de uno de los eventos más populares en el país, el Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional del Folclor.

“Ahora el baile tiene muchos brincos y nuevos pasos que en mi época no existían, pues era típicamente una danza campesina. Nosotras mismas hacíamos los vestidos, cortábamos la tela, pegábamos las partes para hacer las flores de la pollera con almidón”, con estas palabras, la huilense Luz Cucalón García recuerda su experiencia como reina nacional del Bambuco en el año 1961.

Para la época sólo participaron 15 representantes, 12 de los municipios del Huila y tres de Tolima, Meta y Caquetá. Hoy el Reinado cuenta con la participación de 29 departamentos.

Todo el colorido y la majestuosidad que el pueblo huilense le muestra al mundo se concentró en un imponente desfile folclórico el 4 de julio a las 10 de la mañana que arrancó en el puente del Tizón. La avenida era un río de tonalidades, bailes, papayeras, murgas, movimientos y giros de expertos bailarines que durante meses ensayaron una y otra vez hasta lograr un espectáculo digno de admirar.

La parada la encabezó la carroza de la señorita Colombia Natalia Navarro, seguida por dos más desde donde  25 ex reinas nacionales del Bambuco, saludaban al pueblo opita.

Luego se dio paso a la comparsa “Mitos del Huila” y aparecieron la Llorona, la Madre Monte, la Patasola, el Mohán, el Sombrerón, los duendes, la Candileja, entre otros personajes de las creencias populares. Además no podía faltar la banda sinfónica del departamento interpretando sus mejores letras, seguidas por un hermoso desfile de silleteros.

Más adelante las agrupaciones de Argentina, México, Brasil y Costa Rica, también se hicieron presentes. El Instituto de Artes Escénicas de Argentina presentó a un par de parejas bailando tango, mientras que la agrupación folclórica Cala de Brasil deleitó con los sensuales movimientos de zamba. Por su parte, la Agrupación Internacional de México, con su compañía de danza Isea, presentó, con unos atuendos brillantes y plateados, una pequeña muestra de la cultura del país azteca, y, por último, Costa Rica danzó al ritmo de bailes populares como el Querube.

Y llegó lo más esperado. El desfile de las candidatas en sus respectivas carrozas, de nuevo un derroche de creatividad e ingenio. Fueron cuatro días de recorrido por el folclor y la cultura del país que ofrece innumerables opciones de música, danza, desfiles, artesanías y muestras de rajaleñas al mejor estilo opita, para que el próximo año decida pegarse la rodadita y conocer una de las ciudades más alegres de Colombia.

Temas relacionados

TurismoHuila
Comparte: