25 Nov 2009 - 3:07 a. m.

La isla de los deseos

Playas de arenas blancas son el panorama de la isla de Barú.

Redacción Buen Viaje

A sólo hora y media de Cartagena se encuentra la isla de Barú, un conjunto de playas vírgenes, pequeños pueblos de nativos pescadores como Ararca, Santa Ana y Barú, y ensoñadores paisajes como Playa Blanca, la Playita de Cholón, la Playa de los Muertos y la Playa Bobo, donde los nativos ofrecen deliciosas bandejas con langostas y mariscos de la región que dan la bienvenida a los turistas para lo que será una experiencia magnífica y única que sólo se vive en esta porción de tierra del Caribe colombiano.

La isla está considerada como una de las grandes reservas turísticas de Cartagena de Indias y posee en sus 7.000 hectáreas hermosos pueblos, playas de ensueño rodeadas de arenas blancas, aguas transparentes, cayos con manglares y corales multicolores donde se puede disfrutas de las delicias gastronómicas de la zona como la langosta, pulpo, cangrejo y un delicioso plato de arroz con camarones.

Se puede llegar por vía terrestre cruzando el Canal del Dique desde Pasacaballos o por vía acuática atravesando la Bahía de Cartagena. La manera más común de arribar es en un minicrucero de hora y media que parte del muelle de la Promotora de Turismo de Cartagena.

Pero además de disfrutar de sus plácidas y cálidas arenas, se puede disfrutar de diferentes actividades náuticas a lo largo y ancho de las playas.

No en vano numerosas cadenas hoteleras han girado su mirada hacia esta isla, porque en los últimos tiempos se ha convertido en un polo de desarrollo para la industria turística del país.

Por eso, con una inversión superior a los  US25 millones de dólares, la cadena de Hoteles Decameron anunció la inauguración del nuevo Royal Decameron Barú. Este Resort que abrirá sus puertas a partir del próximo 26 de diciembre, cuenta con 330 lujosas habitaciones, todas con vista al mar, cuatro restaurantes, cuatro bares, snacks, tres piscinas, fitness center, spa y un centro de convenciones dotado con tecnología de punta para 700 personas, además de un business center.

Pero ahí no para todo, porque a mediano plazo se planea la construcción de un complejo turístico de 375 hectáreas, del cual forman parte el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade),  y algunos inversionistas privado. El proyecto cuenta con todo el aval e impulso del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Si los planes continúan como hasta el momento tiene previsto el Gobierno, se construirán centenares de casas de recreo de diferentes tipos, tres hoteles cinco estrellas de muy alto nivel, un campo de golf y una marina para yates de gran calado, que estarán a la altura de los mejores del Caribe.

Temas relacionados

TurismoBarú
Comparte: