21 Jul 2021 - 3:54 p. m.

Nómadas digitales

¿Cómo viajar por el mundo sin renunciar a su trabajo?

La pandemia ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, incluyendo nuestra manera de trabajar. Por lo tanto, cada día aumentan los nómadas digitales, personas que no renuncian a viajar y vivir experiencias únicas mientras trabajan.

Descargar el estrés que se acumula en la espalda, o en cualquier otro lugar de nuestro cuerpo, empacar el computador, un poco de ropa, el kit de bioseguridad y aseo, y convertir una casa en la playa, en un cafetal o en una montaña en nuestro lugar de trabajo es uno de los beneficios que da el teletrabajo.

Por lo tanto, alrededor del mundo cada día toman más fuerza los nómadas digitales, viajeros trabajadores que pueden seguir haciendo sus deberes desde cualquier lugar del mundo en donde puedan seguir conectados.

Según Ángel Hervás, director y profesor Executive Master en Comercialización, Marketing y Revenue Management Turístico de la Escuela Ostelea, “nómada digital es un estilo de vida. Son aquellas personas que no renuncian a viajar y vivir experiencias únicas en diferentes lugares del mundo mientras trabajan, en este caso de forma telemática”.

“A corto plazo, contribuyen de una manera más inspiracional. Estos nómadas a los que les gusta viajar y vivir experiencias genuinas mientras trabajan telemáticamente pueden ser la fuente de inspiración de otros muchos tipos de viajeros, tanto en la forma de viajar como en los destinos escogidos”, cuenta Hervás.

“Es cierto que si nos fijamos en cifras concretas este segmento aún representa un porcentaje relativamente bajo respecto a otros, pero con la llegada al mercado laboral de nuevas generaciones como la Z y su visión diferente de la vida, la irrupción de nuevas profesiones, la transformación digital que estamos viviendo especialmente acelerada tras la pandemia, la mayor aceptación del teletrabajo por parte de las empresas y otro tipo de factores, harán que haya un incremento notable de este segmento en los próximos años. Y, por tanto, la industria turística ha de estar preparada”, añade el experto.

Es por eso, que cada día las plataformas de viaje e incluso países de todo el mundo se adaptan a ofrecer servicios y herramientas que atraigan a los nómadas digitales.

“En consonancia con las formas cambiantes en que las personas trabajan y viajan, Airbnb sigue siendo la plataforma elegida por los nómadas digitales. Estamos viendo un aumento global en los anfitriones que ofrecen estadías mensuales y a más largo plazo, y más huéspedes que reservan este tipo de estadías en todo el mundo”, afirma la plataforma.

Actualmente, más de seis millones de los anuncios activos en Airbnb aceptan estadías mensuales con todas las comodidades y más de la mitad de ellos ofrecen descuentos para viajes prolongados.

La idea es tentadora, aunque toque seguir cumpliendo un horario, atendiendo llamadas, respondiendo correos y cumpliendo con las obligaciones del trabajo, despertarse en medio de flores, con el canto de los pájaros, o al frente de la playa o de una montaña, terminar la jornada y dar un paseo, meterse a una piscina o simplemente relajarse viendo un atardecer le ayudarán a relajarse y disfrutar de nuevas experiencias, sin dejar de trabajar.

“Una conectividad asequible y de calidad es un básico que necesitan los nómadas digitales. También la fácil accesibilidad a todas las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo como lugares de carga rápida, componentes tecnológicos en el caso de que tengan algún percance o necesidad extra con su equipo”, dice Ángel Hervás.

(Lea también: 7 lugares para teletrabajar rodeado de naturaleza)

“Otros determinantes para la elección del destino pueden ser factores externos como el clima o el costo de la vida. También que el alojamiento o el destino le proporcionen facilidades para desarrollar su vertiente profesional, como espacios idóneos para poder concentrarse y lugares donde pueda compartir conocimientos y experiencias con otras personas similares, sin olvidar seguir disfrutando de la vivencia genuina del lugar donde se encuentre”, añade el experto de Ostelea.

Para esto, las plataformas cuentan con filtros muy precisos para que los viajeros puedan elegir con exactitud la estadía que buscan y cuáles son los requerimientos necesarios para su teletrabajo como wifi o zona de trabajo.

“Para que a los nómadas digitales les resulte más fácil encontrar las estancias que buscan, actualizamos la página de inicio de Airbnb en la mayoría de los países para resaltar las formas en que las personas pueden descubrir estancias cercanas para vivir, trabajar o simplemente relajarse y dar sus rutinas, un nuevo hogar”, afirman desde Airbnb.

Un nuevo hogar, por algunos días, sin necesidad de vacaciones, mudarse por completo ni renunciar a su trabajo.

“A muchos la pandemia les cambió la vida; yo debo agradecer porque lo hizo para bien. Mi familia, mi pareja y yo hemos estado bien de salud y pude cumplir con mi sueño de viajar cada vez que yo quisiera sin dejar a un lado mi trabajo de diseñadora gráfica, en una empresa donde llevo más de seis años”, cuenta Cristina Sanabria, quien desde hace un año viaja por todo el país junto a su pareja.

“Lo que pagábamos de arriendo y en comidas costosas en Bogotá, lo invertimos en nuestros hospedajes. Airbnb ha sido una gran herramienta, nos ayudan a buscar buenas opciones y siempre tenemos buena comunicación con los anfitriones: lo que ofrecen lo cumplen. Han sido meses muy felices y de muchos aprendizajes. Ojalá se termine la pandemia, pero no el teletrabajo. Amo mi nuevo estilo de vida”, añade la diseñadora.

“En definitiva, los destinos que favorezcan este tipo de cultura y puedan ofrecer una vivencia enriquecedora estarán en una posición de ventaja. Y a medida que se vayan incrementando los adeptos a este tipo de estilo de vida, la industria turística se deberá ir adaptando a otros tipos de necesidades para atraerlos”, enfatiza Ángel Hervás.

(Lea también: 7 pueblos cerca de Bogotá que debe conocer)

Incluso, algunas empresas están optando porque sus empleados trabajen de forma remota, pues lo ven como un beneficio y una táctica de reclutamiento. Por ejemplo, varios empleados de Chili Piper —una empresa de software— han descubierto que Airbnb hace posible el estilo de vida nómada digital; tanto es así que toda su fuerza laboral está remota.

“La decisión de construir Chili Piper como un equipo remoto fue una obviedad. La empresa no está limitada por fronteras regionales, ni la contratación de los mejores talentos ni la realización de su mejor trabajo. Les da a nuestros empleados la libertad de trabajar en el momento en que se sienten más productivos con el entorno más inspirador”, dijo Alina Vandenberghe, cofundadora y directora ejecutiva de Chili Piper.

El mundo cambió y sigue cambiando constantemente; así que el reto no es solo para las empresas y la industria turística, sino para todas las personas que aún no creen que se puede teletrabajar desde cualquier lugar del mundo, contando con los elementos necesarios de conexión y cumpliendo con objetivos laborales concretos.

Los nómadas digitales cada día aumentan y, por su experiencia y forma de ver el mundo, muchas veces se convierten en la mejor opción para algunas empresas que buscan mucho más que robots para sus compañías.

Comparte: