Europa y Asia, al volante en el Salón de París

Más de 50 novedades en una de las muestra más antiguas de la industria automotriz, donde las marcas locales y las alemanas son las grandes protagonistas.

BMW presentó en el Salón de París el Concept X2, un SUV compacto que se caracteriza por su deportividad.

A pesar de los golpes sufridos por los ataques terroristas, París sigue su marcha. Y si bien existen algunas medidas de seguridad, la tranquilidad reina en las calles y en especial en el Centro de Exposiciones de Versalles, donde entre el 1º y el 16 de octubre se celebra una versión más de uno de los salones del automóvil más importantes de Europa, que vio la luz por primera vez en 1989.

Y se podría decir que este año estamos frente a uno de los autoshows “más europeos”, pues las casas estadounidenses de relevancia brillan por su ausencia. Si bien GM se ve representada por Opel, Ford es una de las grandes ausentes, por lo que el protagonismo para los americanos ha quedado prácticamente a cargo de Jeep, con sus modelos Grand Cherokee y Renegade.

Pero la del óvalo no es la única marca que se extraña. También le dieron el no a la cita Mazda y Volvo, al igual que grandes protagonistas como Rolls Royce, Aston Martin y Lamborghini. Así que las estrellas son, por obvias razones, las locales y las alemanas, sin desconocer que las japonesas y las coreanas también aportan alegría y contribuyen a que la cifra de novedades supere las 50.

En el primer día de prensa, buena parte del show se lo robó la francesa Renault, con su concept car Trezor, un auto futurista que se abre como un cofre y que en su frontal cuenta con unas branquias que, como lo dijo el diseñador jefe, Laurens van den Acker, semejan la respiración de los seres humanos.

De igual manera, la movilidad eléctrica sigue jugando un papel fundamental y la novedad fue la presentación del Zoe, con una autonomía de 400 kilómetros. Peugeot, por su parte, se la juega con los SUV 5008, además de permitir a los asistentes interactuar con gafas 3D para mostrar el nuevo concepto de habitáculo para sus modelos, denominado i-Cockpit, mientras que Citroën sobresalió con su auto conceptual Cxperience.

BMW, entre tanto, deja ver con su Concept X2 lo que podrán ser sus líneas en un futuro muy cercano y Mercedes-Benz mostró un nuevo camino con el auto eléctrico Generation EQ. La otra alemana, Audi, sobresale por la luminosidad de su pabellón y entre las novedades destaca la nueva Q5.

Y si de deportivos se trata, no se puede dejar a un lado a la italiana Ferrari, que trae el GTC4 Lusso T, un auto que por su diseño establece diferencias con los modelos tradicionales, además del Aperta y los autos conmemorativos de los 70 años, uno de ellos en homenaje al campeón alemán Michael Schumacher: el 488 GTB, The Schumacher.

Porsche hace presencia con su Panamera Híbrido, Volkswagen con el I.D. Concept, Ssangyong con el Concept LIV2 y la japonesa Toyota muestra su FCV, propulsado por hidrógeno, mientras que la coreana Kia dio a conocer el nuevo Rio y la rumana Dacia, que en Colombia se vende como Renault, sus Logan y Duster.

Un buen número de novedades que siguen demostrando que las marcas no dan respiro y continúan preparándose para el futuro.