Mar de Acordeones: Santa Marta tiene su festival

"La Perla de América" se prepara para recibir el folclor vallenato, del 30 de mayo al 2 de junio, con el Festival Mar de Acordeones en su versión 23, que le rendirá homenaje al Magdalena Grande.

El Festival Mar de Acordeones empezará el 30 de mayo, en Santa Marta. / Cortesía

Todo está listo para la versión 23 del Festival Vallenato Mar de Acordeones, que se realizará del 30 de mayo al 2 de junio en Santa Marta. Serán cuatro días en los cuales se rendirá tributo a uno de los géneros que caracterizan a Colombia y la ocasión para hacer un reconocimiento de importantes personajes que han dejado en alto el nombre del país y de cada una de sus regiones.

“Nuestro Festival Mar de Acordeones se ha celebrado desde hace 23 años de manera ininterrumpida en Santa Marta, y aunque empezó como un concurso estudiantil, hoy es una de las plataformas más importantes para los artistas vallenatos y una herramienta para preservar nuestra cultura, esa música vallenata que amamos”, afirma Clarena Lobo, fundadora del festival.

“Generalmente lo hacemos en lugares emblemáticos de Santa Marta, porque la idea también es mostrar los bellos paisajes y escenarios que tiene la ciudad y demostrar por qué es la bahía más linda de América. Es una apuesta por la cultura y el turismo en Santa Marta”, añade.

Los homenajeados

Rafael Manjarrez será el homenajeado por La Guajira. Nacido en La Jagua del Pilar, este abogado de profesión y compositor nato ha compuesto muchas canciones grabadas por casi todos los músicos vallenatos de Colombia, como El Binomio de Oro, Jorge Oñate, Los Betos, Diomedes Díaz, los Hermanos Zuleta e Iván Villazón, entre otros.

Por Magdalena está Rita Lucía Fernández, la única juglaresa que tiene el vallenato. Las canciones de esta acordeonista, pianista y compositora empezaron a ser escuchadas en voces como las de Rafael Orozco, Alfredo Gutiérrez, Jorge Oñate y Joe Arroyo con la orquesta Fruko y sus Tesos.

Poesías salidas del alma de una mujer a la cual la música le dio la redención de un mundo gobernado por lo material y la situó en los estadios de lo bucólico que tan feliz la hace, la puso a viajar liviana por el universo y le dio el mágico poder de convertir a alguien en una sombra y condenarlo a vagar en recuerdos de ayer.

“Yo nací con un alma inspiradora, creadora. Desde los cuatro años me inspiro para componer. En mi casa era prohibido oír vallenatos. Mi mamá tocaba el piano y creían que desviarían mi formación. Fue difícil meterme en este mundo por todas las presiones que existían. Pero cuando conocí Valledupar, por medio de unas amigas, encontré esa magia y calor humano, ese anhelo de la gente. Allá viven una pasión profunda por este género. Además entendí que el vallenato no tiene sexo, tiene expresión”, asegura.

“Fui muy atrevida y me arriesgué. Invité a unas compañeras y fuimos la primera agrupación femenina vallenata. Le puse el nombre Las Universitarias y fuimos a mi primer festival, no a concursar, sino a engalanar y a decirles a los hombres y a toda esa comarca vallenata: Acá estamos las mujeres”, añade la juglaresa.

“Yo soy polifacética en mis composiciones, pero de donde más me recuerdan es del vallenato, tal vez por esa forma tan espiritual, tan de sentimiento. Porque el vallenato es un estado del alma, por eso siempre lo llevo conmigo”, concluye Rita.

Sin dejar una huella, El Valle que llevo dentro, Sombra perdida, y la salsa El sol del tren son solo algunas de las canciones que Rita les ha regalado a los hogares colombianos.

Mientras tanto, Emilio Oviedo Corrales será el homenajeado por Cesar. El Comandante, nacido en Costilla, corregimiento de Pelaya, es un reconocido acordeonero que apoyó a muchos artistas en sus inicios, entre ellos Jorge Oñate y Rafael Orozco.

Con más de cuarenta años de vida artística, Oviedo Corrales se ha caracterizado por ser uno de los más experimentados y talentosos acordeoneros del país, y como un descubridor y productor de grandes exponentes del género.

El Festival Vallenato Mar de Acordeones es una fiesta que representa la magia que caracteriza a Santa Marta y la belleza natural por la que se le reconoce.

 

últimas noticias