Tras la revisión de un testimonio

Reabren investigación al general Rito Alejo del Río por crimen de Gómez Hurtado

El ente investigador tuvo en cuenta la declaración de un exintegrante de las AUC quien entregó detalles de la relación entre el excomandante de la Brigada XVII del Ejército y los paramilitares.

La Fiscalía General reabrió la investigación contra el general (r) Rito Alejo del Río por su presunta participación y conocimiento en el plan para asesinar al líder conservador Álvaro Gómez Hurtado. La decisión se tomó luego de revisar el testimonio de un exparamilitar quien señaló al oficial en retiro de reclutar a los sicarios que acabaron con la vida del exprecandidato presidencial.

Edwin Zambrano Prieto, alias ‘William’ le manifestó a la Fiscalía General que en el año de 1995 el general del Ejército Nacional se reunió en una finca ubicada en el departamento de Córdoba con el máximo comandante de las AUC, Carlos Castaño Gil. En dicho encuentro se orquestó el asesinato del dirigente político, aunque no dio detalles de los hechos que motivaron a que se diera la orden.

Las reuniones del entonces comandante de la Brigada XVII del Ejército Nacional con los hermanos Castaño Gil, según el testigo, eran comunes. “En dichas actividades se reencontró con el general Rito Alejo del Río, cuando se organizó la muerte del doctor Álvaro Gómez Hurtado”. ‘William’ también mencionó la asistencia a dichos encuentro del coronel Humberto Sánchez Henao.

“En la finca La Capilla, que contaban con un contacto eficaz en la Brigada 20 de inteligencia que les suministraba información de los movimientos y cantidad de escoltas, el sitio estratégico para abordar al doctor Gómez Hurtado como era en la Universidad Sergio Arboleda”, precisó ‘William’. En su declaración aseguró que en las otras reuniones también participó activamente el general González del Río.

Gómez Hurtado fue asesinado en la noche 2 de noviembre de 1995 después de salir de dictar una clase en la Universidad Sergio Arboleda en el norte de Bogotá. Fue abordado por dos sicarios motorizados que le dispararon en repetidas oportunidades causándole la muerte inmediata. (Ver: Fiscalía amplió seis años más la prescripción por crimen de Álvaro Gómez Hurtado)

Los familiares del dirigente conservador han manifestado que durante décadas la información sobre los verdaderos móviles del asesinato ha sido manipulada para desviar la investigación. Consideran que los determinadores del crimen han sido protegidos por las altas esferas del poder político en Colombia que han presionado a la Fiscalía para que nunca se conozca la verdad.

Otras determinaciones

Con la reapertura de la investigación, la Unidad de Análisis y Contexto del ente investigador convocó a una comisión para que tome la declaración del excomandante paramilitar Salvatore Mancuso Gómez, quien se encuentra actualmente privado de su libertad en una cárcel de los Estados Unidos. (Ver: Fiscalía cita a declarar a tres generales por crimen de Álvaro Gómez Hurtado)

En una declaración pasada ante el ente acusador, Mancuso Gómez –conocido con el alias de ‘El Mono’- le aseguró a los investigadores que en la finca El Diamante, de propiedad de los hermanos Castaño Gil, el general Rito Alejo del Río asistió en varias ocasiones para recibir y entregar información sobre la ubicación de campamentos guerrilleros.

Igualmente, tres integrantes de las milicias urbanas de las AUC aseguraron que el general era “profesor” de ‘La Acuarela’, una escuela de formación de paramilitares en el departamento de Córdoba y la zona del Urabá. (Ver: Solicitan nuevamente a la Fiscalía que declare crimen de Álvaro Gómez Hurtado como de lesa humanidad)

‘El pacificado del Urabá’, como fue catalogado el general por el expresidente Álvaro Uribe Vélez, se encuentra pagando una condena de 25 años de prisión por su participación en el asesinato del líder social chocoano Marino López. En los próximos días se resolverá en la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá el recurso de apelación presentado por su defensa.