22 Nov 2009 - 9:00 p. m.

Acelerador vuelve a funcionar

El acelerador de partículas más grande del mundo ha vuelto a funcionar.

Redacción Vivir

Después de 14 meses de espera, el acelerador de partículas más grande del mundo, desarrollado por el Laboratorio Europeo de Física Nuclear (CERN) y con el que se pretende descubrir la llamada “partícula de Dios”, ha vuelto a funcionar.

El sábado pasado, sobre las 10 de la noche, un haz de partículas subatómicas recorrió el anillo del Gran Colisionador de Hadrones, que tiene una longitud de 27 kilómetros y se encuentra situado a 100 metros de profundidad. Los científicos reunidos en los laboratorios de Ginebra celebraron con abrazos y sonrisas.

La expectativa creada por este coloso experimento, en el que se han invertido cerca de 4.000 millones de euros y participan más de 7.000 científicos, se vio truncada hace un año cuando se realizó la primera prueba y se averío una estructura del acelerador.  “El Colisionador es una máquina que entendemos mucho mejor que hace un año. Hemos aprendido de esa experiencia y desarrollado la tecnología que nos permite seguir adelante”, comentó Steve Myers, el director del CERN.

Esta vez los científicos fueron prudentes. En octubre lograron llevar la máquina a la temperatura necesaria: -271 grados Celsius. Luego inyectaron, a baja velocidad, las partículas, pero sin hacerlas circular.  Ahora faltan unos cuantos detalles antes de salir a cazar las nuevas partículas elementales.

Temas relacionados

Ciencia
Comparte: