15 Feb 2013 - 3:46 p. m.

Apagarán 'la máquina de Dios' por dos años

La denominada "Máquina de Dios" será sometida a un proceso de modernización que le permitirá casi duplicar su potencia.

Redacción Vivir

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) del Centro Europeo de Física de Partículas, que ha permitido avanzar en la comprensión del origen y fundamentos del Universo, entró hoy en un periodo de mantenimiento, en el que estará dos años fuera de servicio. La “Máquina de Dios”, como también es llamado, volverá a funcionar a principios del 2015, cuando haya recibido una modernización que le permita funcionar a su máxima potencia: podrá desplazar partículas a una velocidad de 13 TeV (teraelectronvoltios), cuando su récord fue de 8 TeV en 2012.

Las reparaciones permitirían al colisionador desplazar partículas a una velocidad 13 TeV, una medida de energía. En 2011, alcanzó la velocidad de 7 TeV, mientras que su récord de velocidad lo alcanzó el año pasado con 8 TeV. Con el aumento de velocidad, los científicos esperan poder observar otro tipo de fenómenos y de esta forma demostrar la existencia del Bosón de Higgs, el gran elemento que falta en la teoría que sustenta la física moderna y del que ya se tienen indicios con una partícula descubierta por el mismo acelerador.

"Tenemos todas las razones para estar muy satisfechos de los primeros tres años de explotación del LHC", comentó el director general del Centro Europeo de Física de Partículas, Rolf Heuer. "La máquina, los experimentos, las instalaciones informáticas y todas las infraestructuras han funcionado extremadamente bien y ahora tenemos un descubrimiento científico mayor en nuestro activo", agregó.

Sobre los trabajos que tendrán que realizarse, el director de los aceleradores y tecnología del Centro, Steve Meyer, afirmó que volverán a efectuar las interconexiones entre los imanes del LHC para que, cuando sea encendido nuevamente, pueda funcionar a una energía de 7 TeV (teraelectronvoltios).

Comparte: