6 May 2010 - 10:49 p. m.

Arnaud Winter, el fabricante de olores

Uno de los diez mejores perfumistas del mundo.

Mariana Suárez Rueda / Santa Marta

Por dónde camina va descifrando olores. Le encanta descubrir la esencia del aroma que tiene cada objeto, planta, lugar, persona. Arnaud Winter nació con un increíble talento en la nariz, talento que lo ha llevado a convertirse en uno de los 10 mejores perfumistas del planeta y a estar en la lista de los 25 que gozan del privilegio de tener su propia fábrica de olores.

Su amor por los aromas nació cuando era tan sólo un niño y disfrutaba de la compañía de su abuela, quien le enseñó a apreciar el arte y a dejarse encantar por la naturaleza. Con los años y luego de haber sido seleccionado para estudiar en el Instituto Superior de Perfumería de París, la única institución en el mundo que forma creadores de fragancias, Winter fue descifrando la riqueza del olor del azafrán, del jazmín, de las rosas, el cedro y hasta el pachulí. Esta última es una hoja que sólo se encuentra en Indonesia y que según Winter es el ingrediente que nunca puede faltar en una fragancia.

“Su complejidad la hace fascinante”, confiesa este joven perfumista, quien desde hace 17 años trabaja para la multinacional Yanbal y esta semana llegó de visita a Colombia para compartir con las empresarias en la XVI Convención de la compañía, que se celebró en Santa Marta. Con un tono espontáneo, Winter reveló algunos de los secretos que lo inspiraron para fabricar sus más recientes creaciones.

Lo primero que hace es pensar en adjetivos con los que se pueda identificar esa nueva fragancia. Para la última que diseñó, por ejemplo, se concentró en la seducción y en crear un olor que cautivara al sexo opuesto. Al comienzo, confiesa entre risas, trató de contactar a Brad Pitt, Luis Miguel y George Clooney para averiguar a través de ellos los ingredientes de un buen conquistador. Pero luego optó por una fórmula que le dio más herramientas: realizar una encuesta entre las mujeres para averiguar qué les atrae de los hombres y con sus respuestas buscar aromas similares.

No es una labor fácil, sin embargo, Winter asegura que se trata de un trabajo apasionante, que le ha permitido percibir todo lo que lo rodea de una manera diferente y deleitarse oliendo el mundo.

Temas relacionados

Perfume
Comparte: