Publicidad
25 Sep 2012 - 9:27 p. m.

Así se hará la reforma a la educación

Investigadores evaluarán las propuestas con herramientas científicas y un comité de sabios hará una recomendación final al Gobierno.

Redacción Vivir

Los estudiantes anunciaron que se seguirán movilizando el resto del año para exigir que sus propuestas de reformar la educación sean escuchadas./ Archivo
Los estudiantes anunciaron que se seguirán movilizando el resto del año para exigir que sus propuestas de reformar la educación sean escuchadas./ Archivo

Un grupo de investigadores se puso en la tarea de darle un sustento científico a las propuestas que estudiantes, rectores, profesores y otros actores están haciendo para reformar la educación superior del país. Cada una de las iniciativas será evaluada a través de simulaciones computacionales y modelos matemáticos que permitirán, palabras más, palabras menos, medir cuál sería el impacto real de su aplicación en Colombia.

Los responsables son expertos de las universidades Nacional, Andes, Rosario y Javeriana, reunidos en el Ceiba (Centro de Estudios Interdisciplinarios Básicos y Aplicados en Complejidad). Podría decirse que este es el segundo paso en el proceso para reformar al sistema educativo del país, el cual, según planes del Gobierno, culminará en 2013 con el planteamiento de una propuesta concreta. Por ahora, los actores están presentando sus ideas y el Ceiba las evalúa, aunque no por petición del Gobierno, porque no existe ningún contrato formal, sino como un trabajo de investigación que dará pie a unas publicaciones en revistas científicas internacionales y, al mismo tiempo, le dirá al país qué sucedería de aplicarse una u otra propuesta.

Por ejemplo, una de las principales consignas de los estudiantes ha sido la gratuidad de la educación superior. Incluso se ha llegado a proponer que, independientemente de los resultados en las pruebas del Icfes, los recién graduados de la secundaria tengan el legítimo derecho a ingresar a una universidad pública sin pagar ni un peso. Según el Ceiba, habría que preguntarse qué tipo de instituciones tendrían que surgir para asumir esa enorme carga, cómo afectaría al mercado laboral que todo egresado del colegio ingresara a una universidad pública y quién asumiría el espacio que tienen en la sociedad los técnicos y tecnólogos.

Otro ejemplo: los estudiantes has insistido en que es necesario eliminar la idea de la educación superior pensada para el trabajo, para producir. Entonces, dice el Ceiba, sería necesario cuestionarse cómo se comportaría el país si el sistema laboral, y la idea de producir, no fueran una prioridad, si reinara “el conocimiento por el conocimiento”, dice Roberto Zarama, subdirector del centro.

Luego de que el Ceiba haya hecho sus análisis, sus resultados serán presentados a un comité de sabios, le dijo a este diario el Ministerio de Educación. Se trata de un “grupo de expertos del sistema, con diferentes ideologías”, que al final del proceso le presentará una recomendación al Gobierno. “Ahí miraremos qué política se le propone al país y sabremos si serán necesarios cambios legislativos”, aseguró la ministra María Fernanda Campo.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Reforma a la educación