11 Dec 2010 - 4:34 a. m.

Calma pueblo, llegó la música cachonda

René Pérez y Eduardo Cabra, más conocidos como Residente y Visitante, anunciaron que estarán en Cartagena al lado de Rubén Blades.

El Espectador


Entre las duras y las maduras se debate Calle 13. Las tristezas en América Latina son su pan de cada día, pero también se inspira en su fortaleza para dejar lo oscuro de la vida a un lado y ofrecerle el hombro a quien lo necesita. Por eso, su música no es de un solo color, es el reflejo del arco iris en el que se desarrollan sus días.

En esta propuesta urbana de Puerto Rico creada por René Pérez (Residente) y Eduardo Cabra (Visitante) está lo dulce de una balada romántica, pero también hay cabida para las enfáticas protestas del metal. Ellos pasan en un acorde de la poesía urbana a la contundencia de la canción social. Su nuevo disco, Entren los que quieran, es una oportunidad más para recorrer los vericuetos de esta Calle 13.

Aquí están algunas confesiones del rapero Residente.

Dentro de poco estarán en concierto en Cartagena con Rubén Blades. Es la oportunidad perfecta para hacer en vivo una versión de ‘La perla’, ¿o no?

Vamos a estar con Rubén Blades y debemos hacer esa canción. Claro que toca ver porque no hemos ni ensayado. Tanto él como nosotros estamos viajando, aunque lo importante es que vamos a estar antes en Argentina y podemos prepararnos.

‘Entren los que quieran’ comienza con ‘Calma pueblo’, la canción más rockera del disco, ¿por qué?

Por muchos aspectos puede ser la más sintonizada con el rock, pero yo no defino ese estilo por la presencia de guitarras y baterías, sino porque tiene un concepto transgresor en la música. Eso fue lo que para mí representó el rock durante muchos años y que hoy ya no lo representa.

¿Entonces el rock fue en algún momento música cachonda?

Sí porque antes tenía mucho que decir. En la actualidad es un look, es una pinta que incluye sólo lo de afuera. Para mí el nuevo rock es lo que se llama fusión, por ejemplo las bandas que surgen a partir de la cumbia colombiana y le incorporan nuevos elementos, o el tango que hace Bajo Fondo. Hay muchos grupos en formato de rock que no están rockeando.

De una canción rockera pasan a una introducción acústica en la canción ‘El baile de los pobres’... ¿por qué?

Tiene algunos elementos acústicos, pero a mí se me antojó que es un poco lo que hacían en las propuestas cinematográficas de Bollywood, en India, con mucha percusión menor. Ese tema ya tiene su video y lo hizo Diego Luna en México. Es una canción divertida para gozar con una buena letra.

El disco es una propuesta muy variada con ‘La bala’, con elementos del Western, luego viene algo de metal y un merengue-rap con ‘Vamo’a portarnos mal’… ¿eso es meditado o fue espontáneo?

Nosotros vamos preparando la propuesta, por ejemplo en La bala yo escribí la letra completa y mi hermano se inspiró en las viejas películas de vaqueros de los 60. En Latinoamérica pasó lo mismo, yo hice la letra y, con el contenido, él comenzó a trabajar en el sonido. En Vamo’a portarnos mal quisimos comenzar como un merengue y después lo convertimos en un ska y en el que los metales le dan un aire a los Fabulosos Cadillacs.

Un capítulo aparte es ‘Latinoamérica’ porque ahí aparecen Totó La Momposina y Susana Baca, entre otros artistas latinos. ¿Cómo surgió este tema?

Desde un principio quería hacer un tema para dedicárselo a Latinoamérica por estos años que me han dado a mí para conocerlos. Por eso es que yo viajo allá muchas veces sin tener que tocar. En todo ese proceso recordé la canción Buscando América y quise hacer algo similar, pero con mi estilo rapero y con otra velocidad. Nosotros no queremos que este tema se convierta en un himno, pero puede pasar.

Y otro homenaje a América Latina es la canción ‘El hormiguero’, una especie de cumbia...

Esa es una cumbia villera, pero con guitarra y batería. Es una mezcla de electrónico con orgánico. Este tema cuenta la manera en la que las hormigas trabajan en equipo, es como lo que nos sucede a los latinos en Estados Unidos, en donde hay todo un hormigueo y ellos mismos saben lo que pasa, sino que no lo quieren aceptar. Esa es una canción hecha a través de mi twitter.

¿Hay algún hilo conductor entre el primer disco ‘Calle 13’, ‘Residente o Visitante’, ‘Los de atrás vienen conmigo’ y este nuevo registro?

Cada disco es como una película, pero con el mismo director. Yo diría que el hilo conductor es la honestidad y eso ha ido creciendo con nuestra madurez musical.

Temas relacionados

Calle 13
Comparte: