11 Sep 2012 - 9:53 p. m.

Campaña electoral en Venezuela

Contenidos altamente grotescos hacia las últimas tres semanas de campaña electoral. El candidato opositor con propuestas y ataca en su discurso diciendo que Chávez es lo viejo y representa el pasado.

Por Edward Amestyc, colaborador de Soyperiodista.com

Contenidos altamente grotescos hacia las últimas tres semanas de campaña electoral. El candidato opositor con propuestas y ataca en su discurso diciendo que Chávez es lo viejo y representa el pasado.

El candidato Hugo Chávez ( HChavez)reaccionario en su discurso, en un periodo de dos semanas del 27 agosto 9 de septiembre. Desde los inicios calificó al candidato opositor de “Majunche”. Posteriormente le califica de “Cobero” ( mentiroso), en respuesta al discurso de Capriles de incorporar un alto contenido en su discurso sobre las promesas incumplidas en los 14 años de gobiernos de Hugo Chávez. Cobero también en respuesta a las 24 horas que la oposición dedicó con ilustraciones en pantallas gigantes, presentando las promesas incumplidas, una a una, y cuyos voceros opositores iban anunciando en forma sistemática durante un día, que acaparó toda la atención de los medios privados.

La campaña se ha desarrollado en términos de ofensas, especialmente, para muchos, venidas del candidato oficial, actual presidente de la república. Capriles prefiere hacer caso omiso al verbo de su contrincante, sin embargo lo llama mentiroso, embustero y viejo de la política, además de corrupto. El contenido programático, si bien hay una propuesta de parte y parte, han perdido protagonismo. El colectivo asimila más y graba mejor las características ofensivas de la campaña, que las propias propuestas. El país se divide aún más, tendencia irreversible y acentuada para los próximos años.

Algunas consultas realizadas a electores dan cuenta de que recuerdan más las ofensas de parte y parte, que alguna propuesta concreta. Al preguntárseles si conocen alguna proposición concreta y específica, no responden con claridad. Al consultárseles si ha habido un lenguaje grotesco en los mensajes de los candidatos, los ciudadanos recuerdan y afirman con precisión, que es lo que predomina en las apariciones de los candidatos, especialmente el del oficialismo, lenguaje de éste último al que está acostumbrada la sociedad venezolana.

Si bien Chávez posee una ventaja significativa, el candidato opositor sigue los esfuerzos por convencer a los indecisos, mientras que Chávez asegura a la clase media y clase adinerada venezolana, que de perder las elecciones, se desataría una guerra civil en los próximos días en el país. Con la introducción de este lenguaje directo y claro, Chávez pretende atemorizar, lo que para la oposición es un signo que obedece solo a querer aumentar la abstención en el país.

Ninguno de los candidatos posee cerca del 50 por ciento de los electorados ( cerca de 9 millones de votos). Proyecciones oficiales de la autoridad electoral, dicen que participaran unos 12 millones de ciudadanos, la mayoría voto joven, de un total de casi 18 millones de electores habilitados. El 80 por ciento de los votantes en el país, no supera los 55 años.

Los indecisos y especialmente los abstencionistas, definirán el resultado comicial. Históricamente la diferencia electoral, está marcada por los que no votan y por los que no simpatizan con ninguna opción, pero cumplen su derecho de sufragar. A ellos también les ha llegado un mensaje: progreso y estabilidad ( una carga de populismo) de parte de Capriles y “o votan por mi o habrá guerra civil” por parte de Chávez.

Por Edward Amestyc, colaborador de Soyperiodista.com

Temas relacionados

Hugo Chávez
Comparte: