3 Mar 2011 - 5:55 p. m.

Celulares alteran el metabolismo del cerebro

Científicos en Estados Unidos establecieron que la radiación emitida por estos aparatos altera el metabolismo de las neuronas.

El Espectador

Hasta ahora ninguna investigación médica ha logrado demostrar de manera confiable que el uso de teléfonos celulares esté asociado a la aparición de tumores cerebrales.Pero lo que sí logró establecer un grupo de científicos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos es que la radiación que emiten estos aparatos es suficiente para alterar el metabolismo de las neuronas.

Los resultados del estudio, publicados en la prestigiosa revista JAMA, Journal of the American Medical Association, indican que en las regiones cerebrales que se ubican cerca a la antena de un celular durante una conversación, la actividad neuronal se incrementa.

Nora Volkow, la investigadora de origen mexicano que lideró el estudio, reconocida en el mundo científico por sus esfuerzos para desarrollar una vacuna contra la adicción a las drogas, señaló que durante el experimento se detectó un incremento de 7% en el consumo de glucosa de las neuronas. Un aumento en el consumo de glucosa, el azúcar que sirve de combustible a las células, significa que la maquinaria celular está trabajando a mayor velocidad.

El experimento conducido por Volkow y su grupo consistió en comparar la actividad cerebral de 47 adultos sanos expuestos a sesiones de 50 minutos en los que un celular permanecía encendido y luego era apagado.

“Estos resultados aportan evidencia de que el cerebro humano es sensible a los efectos de los campos electromagnéticos que produce una exposición aguda a un teléfono celular”, explicó Volkow y aclaró que las consecuencias a largo plazo siguen siendo inciertas.

En experimentos in vitro y con animales se ha podido establecer que los campos electromagnéticos provocados por radiofrecuencias pueden afectar la permeabilidad de las membranas celulares, la excitabilidad celular así como a los neurotransmisores. Sin embargo, los investigadores insistieron en que la relación con el cáncer no ha sido demostrada hasta el momento. En diciembre de 2009 se conocieron los resultados de un estudio en el que durante cinco años se analizaron las tasas de tumores cerebrales en países del norte de Europa, donde el uso de celulares entre la población es de los más altos del mundo, y no se logró detectar un incremento anómalo.
 

Temas relacionados

Teléfonos Celulares
Comparte: