12 Sep 2012 - 9:29 p. m.

Celulares de lujo con diseño colombiano

Eduardo Salazar trabaja en la fabricación de teléfonos que pueden costar hasta US$100 mil.

Redacción Vivir

Eduardo Salazar Fajardo, bogotano, se dedica a diseñar celulares de lujo. Unos fabricados en oro blanco que pueden costar 25.000 dólares. Otros en platino, de 50.000 dólares. Y unos más, con diamantes, que llegan a los 100.000 dólares. Son de la marca Vertu y los usan, por ejemplo, personajes como Tiger Woods o Victoria y David Beckham. Empresarios rusos. Millonarios chinos. Los jeques de Abu Dabi.

Su carrera como diseñador de celulares de lujo empezó en 1999. Entonces llevaba seis meses trabajando con Nokia, a donde llegó luego de visitar una feria de trabajo que se celebró en Chicago. En su hoja de vida Salazar aparecía como diseñador industrial de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y MA de la Universidad Estatal de Ohio, con énfasis en diseño asistido por computador. Nokia empezaba a introducir el diseño digital en sus procesos.

Luego de seis meses pasó a Vertu: una filial de Nokia que apenas nacía y que tenía el propósito de especializarse en teléfonos de lujo. “Era necesario por lo siguiente: imagínate que eres Donald Trump y tu conductor tiene un iPhone o un Nokia. Siendo Donald Trump, no deberías tener el mismo teléfono de tu conductor. Esa era la idea de Vertu”, dice Salazar. Esta semana está en Colombia participando en la Bienal Internacional Tadeísta de Diseño Industrial, que finaliza mañana.

Hizo parte del equipo que fabricó el primer celular de lujo de la marca Vertu que, en sus palabras, no hizo otra cosa que “llenar un hueco en el mercado”. Para su fabricación, “en vez de plástico, usamos cristal de zafiro y acero inoxidable en el exterior. Utilizamos rubíes como sistema de rodamiento y cuero natural. Todo está hecho a mano, en pequeñas cantidades y con materiales exclusivos”.

Más allá del aparato fabricado en oro o en platino y equipado con los últimos avances de Nokia, un celular Vertu —hasta este año filial de Nokia— le ofrece al usuario las mayores comodidades. Por poner sólo un ejemplo: el dueño de un celular de esta marca cuenta las 24 horas con un servicio de concierge, que no es otra cosa que un mayordomo de tiempo completo que se localiza sólo con un presionar un botón.

Salazar suele repetir que su trabajo sólo es posible en equipo, en el que participan ingenieros mecánicos, gerentes y diseñadores. Suele comparar también a los celulares Vertu con un Rolex. “Un Timeless te dura seis meses, un Rolex, diez años. Un Timeless lo botas a la basura, el Rolex es la herencia para tus hijos”.

Comparte: