14 Apr 2012 - 9:54 a. m.

Colombia, más cerca de EE.UU.

Con la sanción de tres nuevas leyes, el país entra al selecto grupo de naciones latinoamericanas que tienen acuerdo comercial con ese país. Cero arancel para el 99% de productos nacionales.

David Mayorga, Enviado Especial / Cartagena

La firma definitiva se impuso hacia las tres de la tarde de ayer, justo cuando el Air Force One, el avión que transporta al presidente estadounidense Barack Obama, se disponía a entrar en el espacio aéreo colombiano. Se trató del momento culminante de uno de los procesos más accidentados en la historia comercial de Colombia, el cual tomó casi seis años para volverse realidad.

Claro que para el propio presidente, Juan Manuel Santos Calderón, aquel plazo fue mucho más largo. “Desde hace más de 20 años, cuando se creó el Ministerio de Comercio Exterior y la economía colombiana comenzó a abrirse, hemos estado buscando este acuerdo comercial con nuestro principal socio”, manifestó.

Aquella búsqueda alcanzó su punto máximo el 22 de noviembre de 2006, tras un complejo proceso de negociación no exento de polémica. Ese día ambos gobiernos rubricaron un acuerdo que, en el momento en que se pusiera en marcha, le permitiría al 99% de los productos colombianos (el 95% de los agrícolas) entrar al mercado estadounidense sin pagar arancel.

Pero aquella conquista de un mercado de más de 305 millones de compradores potenciales entraría en un letargo marcado por la crisis financiera mundial que estalló en 2008, el regreso de los demócratas a la Casa Blanca el año siguiente y la búsqueda de nuevos destinos para las exportaciones nacionales. El proceso sólo se reactivó el año pasado, cuando la tensa situación de su economía llevó a la administración Obama a reactivar el trámite en el Congreso estadounidense y acelerar la marcha.

Las leyes firmadas ayer, que transforman la legislación colombiana de derechos de autor, la transmisión de señales y ciertos procedimientos con vegetales, han puesto a Colombia a un paso de entrar al club de las naciones latinoamericanas que tienen un tratado comercial con la principal potencia económica y política del continente, grupo del cual hacen parte México, Chile, Perú, El Salvador, entre otros.

“El tratado es la herramienta más grande que el Gobierno ha diseñado para generar empleo y prosperidad”, dijo Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo, tras la sanción presidencial, la cual se complementa con los decretos aprobados en las últimas semanas y que tienen como objeto transformar las entidades del Estado para facilitar el futuro intercambio binacional.

Pero no será la única sorpresa que ambos mandatarios tengan entre manos durante su presencia en la Cumbre de las Américas, que concluye mañana en la ciudad de Cartagena. Tal como lo reveló el propio Santos, durante la reunión oficial que mantendrá con su homólogo estadounidense se definirá la fecha en la cual entrará a regir el TLC.

Aquel también será el espacio que permita tratar los nuevos temas de negocios, entre los que se encuentra la reforma recíproca al régimen de visas que permita una mayor estadía a los empresarios en ambos países con intenciones de realizar inversiones.

Temas relacionados

Cumbre de las Américas
Comparte: