26 Mar 2011 - 9:59 p. m.

Colombia, una potencia energética

Gracias a su riqueza hídrica y a la necesidad de restringir el uso de combustibles fósiles, el país puede ser el gran proveedor de la región.

Redacción Vivir

Aunque Colombia sólo ha desarrollado el 20% de su capacidad en hidroelectricidad, los recursos con los que cuenta pueden convertirla en líder de América Latina en materia de generación y distribución de energía eléctrica. De eso no sólo están convencidos el primer mandatario Juan Manuel Santos y la presidenta del Grupo Energía de Bogotá, Mónica de Greiff, sino también académicos como Sergio Botero, de la Universidad Nacional, quien sostiene que el país ha logrado esta posición gracias a las reestructuraciones que se le han hecho al sector en las últimas dos décadas.

Durante los próximos ocho años Colombia aumentará su capacidad de generación de energía eléctrica en 4.242 megavatios, 3.729 de los cuales serán producidos por ocho nuevas hidroeléctricas que están en proceso de construcción, y para 2018 el país ya tendrá la capacidad de generar cerca de 17.802 megavatios, la mayoría de los cuales son gracias a la fuerza de sus recursos hídricos. Sin embargo, este crecimiento no llegará a feliz término si la construcción de hidroeléctricas no se realiza con el menor impacto ambiental posible.

Además, resultará indispensable fortalecer los mecanismos de protección de páramos y bosques para cuidar las fuentes de agua y así garantizar el futuro de las plantas hidroeléctricas, que se han convertido en una buena alternativa para sustituir el uso de combustibles fósiles que tanto daño le hacen al planeta al incidir en el fenómeno del cambio climático. A esto se suman otros beneficios que generan los embalses, como proveer agua para riego, ayudar a controlar las inundaciones e incluso permitir desarrollar proyectos de piscicultura.

Comparte: